• Krista Federow es una coach de contabilidad para la firma Petra Coach, en la que ayuda a trabajadores a escalar en sus organizaciones.
  • ¿Qué haces cuando los espantos del domingo comienzan a apilarse a horas de que regreses a la oficina?
  • Pasa 15 minutos de la tarde del viernes alistándote la semana laboral; piensa en tus prioridades, y qué quieres lograr en la próxima.

Son casi las 5 de la tarde del viernes y estás listo para tu merecido fin de semana. Pero dos días después, cuando tu domingo está a punto de terminar, la ansiedad se apodera de ti por la incertidumbre de saber qué traerá la próxima semana, y las montañas de tareas que tienes por delante.

En mi rol como coach de contabilidad para Petra Coach, he participado en más de 80 sesiones de planeación estratégica y 300 encuentros diarios de integrantes de la compañía en el último año.

Al haber revisado infinidad de prioridades, me he dado cuenta que los integrantes del equipo con los mejores desempeños y la mayor eficiencia pasaban gran parte de su viernes reflexionando, organizando y preparándose para la semana entrante.

Prepara tu lista del lunes desde el viernes

Los espantos del domingo no tienen por qué asustarte. En medio del caos que conllevan las entregas del final de la semana, puedes mantenerte en ruta y alineado con tus objetivos al dedicarle 15 minutos de tu tarde del viernes a programar tu siguiente semana.

¿Por qué el viernes? Porque es el mejor día para:

  • Reflexionar sobre los logros que tuviste en la semana
  • Revisar las tareas que no has completado y el porqué de ello
  • Determinar el “plan de acción” para la semana siguiente mientras está fresco en tu mente
  • Revisar tus prioridades y ponerlas en una hoja de pendientes como recordatorio de lo que es importante para estas fechas.
  • Asegurarte que llegues al lunes sin estrés y listo para cumplir tus objetivos

Aquí una lista de lo que debes hacer el viernes para prepararte para el lunes:

1. Cumple con tu prioridad para el lunes.

Si no la completaste, que sea tu prioridad cuando regreses a la oficina.

2. Actualiza tu Indicador Clave de Desempeño (o KPIs)

Revisa tus objetivos y prioridades para el trimestre. Elimina todas tus tareas completas y cambia lo que requieras.

3. Identifica las principales tareas para la semana siguiente

Identifica de 3 a 5 tareas que completarás en la semana y que facilitará tu progreso.

4. Identifica lo que se hizo bien y lo que se hizo mal

¿En qué campos te fue muy bien durante la semana y crees que es importante que tu equipo lo sepa?, ¿y qué no fue bien pero lo trabajaste? Si tienes más que agregar a este campo, hazlo.

5. Identifica los logros y los desafíos de tu empresa

Al ser viernes por la tarde, deberías detectar con facilidad los momentos importantes que ocurrieron en la oficina (tanto positivos como negativos) que quisieras compartir con tu equipo durante la próxima semana.

6. Escribe cualquier información importante que desees compartir con tu equipo

Escribe lo que ha pasado en estos últimos días (retroalimentación del cliente, actualizaciones de software, buenas noticias) y que quisieras compartir con tu equipo.

7. Revisa los temas de negocios

¿Qué ideas o temas quisieras discutir con tu equipo, si tuvieras el tiempo y el espacio?

8. Revisa tu calendario

Dale un vistazo a tu calendario para la próxima semana y date un tiempo para que te enfoques específicamente en el trabajo prioritario.

Ahora estás a punto de dejar la oficina en un viernes por tarde con una idea muy clara de tus prioridades para la próxima semana y con un plan de acción. ¡Prepárate para empezar tu lunes con un sentido!

AHORA LEE: Usa estos consejos para obtener oportunidades de trabajo en LinkedIn visibilizando tus habilidades

TAMBIÉN LEE: 7 recomendaciones para manejar personas difíciles en el trabajo

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter.