• Daniel Heiferman, un neurocirujano, usa un curita para asegurar su cubrebocas al puente de la nariz, lo que evita que los lentes se empañen y al mismo tiempo es suave con la piel sensible.
  • Le gustan las tiritas grandes y las de tela, pero anima a las personas a encontrar cualquier método para usar máscaras de forma segura y eficaz.
  • "No puedo decirles la frecuencia con la que veo personas cuyas narices están expuestas, lo cual es tan bueno como no usar nada, reajustarlo constantemente o bajarlo para hablar", dijo Heiferman. "Todo el mundo tiene que reinventar la rueda en esto".

Hace dos meses, Daniel Heiferman se unió a Twitter porque quería sentirse más involucrado en la comunidad de neurocirugía después de que las conferencias y capacitaciones en persona fueran canceladas o transferidas en línea. 

Al principio, Heiferman, un becario de neurocirugía cerebrovascular y endovascular de Memphis, tuiteó cosas un poco nerd como, «los cerdos tienen bulbos olfativos increíblemente grandes, calvario muy grueso y foramen yugular muy medial». 

Pero el 12 de noviembre, Heiferman se desvió del Twitter médico para ofrecer un consejo a los mortales que luchan con cubrebocas que empañan los lentes o que se caen de la nariz: «Un simple curita hace maravillas. Lo aprendí en el quirófano», escribió, agregando un selfie de su máscara asegurada con una tirita sobre el puente de la nariz. 

El tuit, para su «increíble sorpresa», se volvió viral, dijo Heiferman a Insider, adquiriendo más de 76,000 retweets y 178,000 me gusta desde la publicación de este artículo. La modelo y empresaria Chrissy Teigen incluso retuiteó su publicación

Ahora, Heiferman es una especie de portavoz no oficial para usar cubrebocas, después de haber sido entrevistado por una estación de televisión local y por la revista Cosmopolitan. El tuit también llegó a la portada de Reddit. 

Heiferman dijo que cada oportunidad de los medios es una oportunidad para decirle a una nueva audiencia cómo usar cubrebocas de manera segura y cómoda para que, colectivamente, podamos ayudar a derrotar al nuevo coronavirus. En los lugares donde su uso está obligado, por ejemplo, las tasas de Covid-19 han bajado, y un simulador recientemente estimó que si todos los estadounidenses los usaran, se podrían prevenir 63,000 muertes más en Estados Unidos para marzo.

«Mi esperanza es poder acercarme y ayudar a las personas que tienen dificultades para usar cubrebocas, usarlos bien y correctamente», dijo Heiferman. «Es algo increíble que he podido compartir con el mundo». 

Para asegurar el curita, coloca la mitad en el cubrebocas y la otra mitad en la cara

Heiferman puede pasar por un día completo de cirugía, que es de al menos 12 horas, sin quitarse la máscara y con el curita asegurado. Si se lo pone y se lo quita para comer, por ejemplo, volverá a colocar un nuevo vendaje cuando pierda su adherencia. 

Para asegurar el curita, coloque la parte de algodón en el puente de la nariz, con la mitad de la parte adhesiva en la máscara y la otra mitad en la cara, recomienda Heiferman. Le gustan las tiritas grandes, que permiten un contacto suficiente entre la piel y la máscara para que no se mueva. 

«Personalmente, también me gustan las tiritas de tela», dijo, «pero la gente debería probar diferentes estilos y tamaños y encontrar lo que funciona mejor para ellos». 

Esa actitud experimental es lo que llevó a Heiferman, que no usa anteojos, a descubrir el truco en primer lugar.  

En la cirugía, usa «lupas», que son como pequeños microscopios que se adhieren a gafas o anteojos. Si bien algunos de sus colegas usan cinta adhesiva para mantener sus cubrebocas médicos seguros sobre la nariz, lo que evita que se empañen, ese método irrita la piel del puente de la nariz de Heiferman. 

Se dio cuenta de que un curita, con su relleno sobre ese punto sensible, hacía el truco para evitar tanto el empañamiento como la irritación. Las personas que usan lentes, que por sí solos pueden ofrecer cierta protección contra Covid-19 , tomaron nota después de la publicación de Heiferman en Twitter, y algunos ofrecieron sus propias soluciones creativas para defenderse de la niebla. 

Algunas cuyas máscaras no se adhieren bien a las tiritas, por ejemplo, dijeron que usan cinta para ropa, generalmente comercializada para mujeres que usan batas y que necesitan mantener trozos de tela literalmente cerca del pecho.

Hay formas de hacer que el uso del cubrebocas sea más cómodo, ya sea que su preocupación sea la irritación de la piel o el asma 

«Lo siento por las personas que nunca han tenido que usar un cubrebocas», incluida su esposa, dijo Heiferman, pero los alienta a tomar su ejemplo y encontrar una manera de hacerlo que sea segura y efectiva.

Los cubrebocas de tela más efectivos tienen tres capas, por ejemplo, que incluyen una capa interna que absorbe, una capa intermedia que filtra y una capa externa hecha de un material no absorbente como el poliéster.

Pero el ajuste importa tanto; una mascarilla bien ajustada debe sellar alrededor de la nariz y la boca, evitando que las gotitas respiratorias potencialmente infecciosas se escapen por los huecos.

«No puedo decirles la frecuencia con la que veo personas cuyas narices están expuestas, lo cual es igual que no usar nada, reajustarlo constantemente o bajarlo para hablar», dijo Heiferman. «Todo el mundo tiene que reinventar la rueda en esto». 

Mientras tanto, otras personas con afecciones médicas como asma o EPOC pueden beneficiarse de los cubrebocas de tela hechos con una tela transpirable que absorbe la humedad, según la organización de artritis CreakyJoints. Los médicos dijeron previamente a Insider que no hay validez para las afirmaciones de que las condiciones médicas pueden eximir a las personas de usar cubrebocas.

«Al final del día», dijo Heiferman, «todos están haciendo sus sacrificios y usar un cubrebocas es solo uno de ellos». 

AHORA LEE: Usar un cubrebocas durante un ejercicio intenso no afecta la función ni el rendimiento de los pulmones, encontró un estudio

TAMBIÉN LEE: Las caretas y cubrebocas con válvulas de exhalación no protegen tan bien contra el Covid-19, según un experimento

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagram y Twitter