• Grigory Yakushev fue despedido de Google hace seis a√Īos tras una fuerte ca√≠da en su productividad.
  • Yakushev pens√≥ que sufr√≠a agotamiento en su trabajo, pero m√°s tarde descubri√≥ que se trataba de una depresi√≥n no diagnosticada.
  • Esta es su experiencia y los consejos que te da para que no sufras lo mismo.
  • ¬ŅYa conoces nuestra cuenta de Instagram? S√≠guenos.

Grigory Yakushev es director de Investigaci√≥n en la compa√Ī√≠a Daedalean AI, pero anteriormente trabaj√≥ para gigantes tecnol√≥gicos como Google o Nvidia. En este art√≠culo cuenta en primera persona c√≥mo sufri√≥ una depresi√≥n que conllev√≥ su despido de Google. 

En abril de 2015, tras casi cinco a√Īos de trabajo en la oficina de Google en Z√ļrich, Suiza, me despidieron. 

Hab√≠a notado mi agotamiento un a√Īo antes. Mi productividad se redujo: sol√≠a enviar unas cinco modificaciones a la base de c√≥digo a la semana y eso descendi√≥ a una sola vez por semana.

En el mismo proyecto y en el mismo entorno laboral. La gr√°fica de productividad parec√≠a haber ca√≠do por un barranco.

Ten√≠a que probar algo, as√≠ que cambi√© de equipo y me traslad√© al departamento de b√ļsqueda sem√°ntica (el equipo denominado ¬ęRefX¬Ľ).

Cambié de departamento y me arrepentí

Fue un error. La b√ļsqueda es el producto m√°s grande y complejo de Google, y la sem√°ntica ‚ÄĒla que te ofrece una respuesta directa a una consulta en lugar de enlaces‚ÄĒ es uno de los equipos de trabajo m√°s brillantes que hay en la compa√Ī√≠a.

En ese momento, mi relaci√≥n con el mando intermedio y con el director comenz√≥ a deteriorarse. Ten√≠an a un nuevo integrante en su equipo, pero no consegu√≠an sacarme partido.

El primer instinto de mi director fue imponer algo de disciplina. Esencialmente, me oblig√≥ a sentarme delante de la computadora y control√≥ cu√°ndo entraba y sal√≠a de la oficina, lo que empeor√≥ a√ļn m√°s las cosas.

En una conversaci√≥n privada, me preguntaron por qu√© no dimit√≠a sin m√°s. Dije que estaba contento con mi salario en la compa√Ī√≠a.

Pens√© que, si en Google no estaban contentos con mi rendimiento, pod√≠an despedirme, pero yo no iba a saltar por la borda.

Me pusieron un plan de mejora de rendimiento

Un plan de mejora de rendimiento es un acuerdo formal en el que se establec√≠a exactamente la cantidad de trabajo que deb√≠a realizar en dos meses.

Despu√©s de una semana con el proyecto, para m√≠ fue bastante obvio que no iba a funcionar. Me pasaba el d√≠a mirando la pantalla. Incluso llegaba a plantear en mi cabeza el c√≥digo que ten√≠a que programar, pero de alguna manera no me pod√≠a forzar a hacerlo.

Le comenté a mi jefe que lo más probable era que no lograra alcanzar la meta que me había comprometido a cumplir.

Volv√≠ a hablar con Recursos Humanos y con el director y me contestaron que pod√≠an despedirme por ¬ęfalta grave¬Ľ, lo que, seg√ļn entend√≠, significaba que pod√≠an dejarme sin derecho a subsidio por desempleo durante los tres primeros meses.

Seg√ļn mi contrato, en caso de que me despidiesen por otro motivo, tendr√≠an que pagarme un mes de sueldo y prestaciones.

Me dieron un aviso de despido la semana siguiente, antes de que se cumplieran los dos meses que establec√≠a el plan. 

Devolv√≠ mi equipo y mi tarjeta de Google; mi jefe me acompa√Ī√≥ fuera del edificio. Todo esto dur√≥ unos 10 minutos. Mi cuenta de empleado tambi√©n fue revocada.

Mi jefe y yo fuimos a una cafetería cercana e incluso me invitó a una copa.

A mi jefe le costó mucho ayudarme

Era un excelente ingeniero y un tipo muy inteligente. As√≠ que, seguro que conmigo le toc√≥ elaborar su primer informe, pero incluso un gerente con experiencia tendr√≠a problemas para gestionar a alguien que sufre agotamiento.

Mi contrato ten√≠a un periodo de aviso de despido de un mes, as√≠ que ese mes en teor√≠a tuve trabajo y recib√≠ un salario, aunque en realidad no estaba laborando.

Google tambi√©n me ofreci√≥ una carta de recomendaci√≥n brillante para mis futuros procesos de selecci√≥n en la que no se mencionaban ninguno de mis problemas de rendimiento.

Este calvario fue, sin lugar a dudas, desagradable. Sin embargo, sigo molesto por la falta de empat√≠a que sent√≠ por parte de mi organizaci√≥n y contin√ļo pensando que su actitud hacia m√≠ fue desagradable.

Para que quede claro, no estoy cuestionando mi despido, sino la manera en la que se produjo. Es una pena cuando sientes que tus superiores no confían en ti.

Mi equipo era uno de los grupos m√°s inteligentes con los que he laborado, era estupendo y me apoyaba, aunque no tuviera ni idea de lo que me pasaba.

Debería haber acudido a un médico

Nunca esperamos que la enfermedad nos llegue a nosotros. El c√°ncer, la diabetes o la depresi√≥n son cosas que se supone que les ocurren a otras personas, pero pueden pasarle a cualquiera.

Ni llevar un estilo de vida saludable ni unos genes perfectos pueden salvarte.

Cuando por fin acudí al médico, rápidamente me diagnosticaron una depresión. Me recetaron medicamentos y empecé a ir a terapia.

Este padecimiento agota nuestra motivación, incluso a la hora de acudir a un profesional, pero es crucial iniciar un tratamiento para llegar a recuperarse.

Aprend√≠ que algunos s√≠ntomas de la depresi√≥n, como la baja autoestima o los pensamientos suicidas, no est√°n presentes en el agotamiento laboral. Esa fue otra raz√≥n por la que no consider√© que mi estado requiriese de atenci√≥n m√©dica.

Han pasado nueve a√Īos desde que me despidieron de Google y puedo decir sin miedo que fue un cambio positivo en mi vida.

En mi opini√≥n, Google es una ¬ętrampa para ratones¬Ľ

El sueldo es bueno, est√°s rodeado de gente tremendamente inteligente, hay comida a la mano y el nivel ‚ÄĒgeneralmente‚ÄĒ reducido de problemas hace que sea un lugar de trabajo agradable.

As√≠ que aguantamos, aguantamos y aguantamos… y presentamos nuestras mejoras de 0.1% en la calidad de la b√ļsqueda cada par de meses.

En realidad, no se puede mejorar m√°s r√°pido que eso, ya que m√°s de 4,000 millones de personas utilizan la herramienta de forma regular.

Pero el agotamiento me oblig√≥ a distanciarme y a pensar en mi propia salud mental y en c√≥mo funciona.

Programar era algo que daba por sentado, como caminar o respirar. Cuando esa capacidad desapareció de repente, me causó confusión.

Desde entonces he cambiado de trabajo varias veces y he tenido la oportunidad de laborar en entornos radicalmente distintos y en proyectos muy diferentes.

En ese momento, ser despedido fue terrible, pero no me despojó de mis habilidades ni de mi personalidad; solo fue un capítulo más en mi carrera.

Supuso una especie de fracaso y una oportunidad para aprender una lección.

Esto es lo que deberías hacer cuando creas que estás agotado

En primer lugar, acude a un profesional. Mucha gente pasa por una depresi√≥n o sufre ansiedad, hay un mont√≥n de especialistas que han construido carreras enteras sobre la investigaci√≥n, el tratamiento y la prevenci√≥n de la salud mental.

Aprovecha su experiencia y no intentes superarlo solo.

En segundo lugar, acéptalo. No intentes extraer la productividad que te queda torturándote en el trabajo. No se lo debes a nadie y el tiempo que pases así, difícilmente te hará más feliz o estar más sano.

En las democracias sociales occidentales, es muy dif√≠cil morir de hambre y se puede tener una vida decente con muy poco.

Recuerda que todas tus habilidades, toda tu experiencia y todo tu car√°cter siguen estando contigo, aunque no tengas empleo. En mi caso, sigo viviendo cerca de Z√ļrich y prosperando.

Trabajo en el desarrollo de un software de control de vuelo aut√≥nomo con el mejor equipo que he tenido nunca. 

Son personas curiosas con habilidades incre√≠blemente diversas, desde la √≥ptica y la impresi√≥n 3D hasta la certificaci√≥n de aviaci√≥n y el aprendizaje autom√°tico, desde el dise√Īo de chips hasta la experiencia en motores de aviones, el pilotaje y el esp√≠ritu empresarial.

As√≠ que dir√≠a que al final todo sali√≥ bien, acabar agotado sirvi√≥ para ¬ętocar fondo¬Ľ. A veces necesitamos eso.

AHORA LEE: Como vicepresidenta de Google Assistant, esta pregunta es mi favorita para hacer en entrevistas de trabajo

TAMBI√ČN LEE:  Feria Internacional del Libro Monterrey ser√° la primera en el mundo en acercar la lectura en conjunto con TikTok

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookInstagramLinkedInTikTokTwitter y Youtube

AHORA VE: