• Entre las medidas para hacer frente a la pandemia del Covid-19, trabajadores del metro de la CDMX limpian la baba y sudor que podría haber en cada rincón de los vagones.
  • Carlos Pérez, coordinador de Servicios Generales del Metro, aseguró que ellos hacen todo el esfuerzo, pero también depende del cuidado que los usuarios pueden tener.
  • De acuerdo con Pérez, las ventanas guardan más fluidos y son el principal foco de infección.
  • El metro transporta a más de 6 millones de pasajeros diariamente y, hasta ahora, la afluencia de viajeros no se ha visto disminuida.

Trabajadores del metro de la Ciudad de México desinfectan todos los días 316 trenes de este sistema, que transporta a más de 6 millones de pasajeros diariamente, como medida para mitigar el impacto del coronavirus tras las 118 personas infectadas y la primera muerte debido a esta pandemia.

«Estamos haciéndolo todos los días pero dependemos mucho de los usuarios, (los cuidados que tengan con) sus fluidos corporales: saliva, sudor», comenta Carlos Pérez, coordinador de Servicios Generales del Metro, al pie de uno de los más de 3,000 vagones del sistema.

Pedro Pardo / AFP

Los trabajadores del metro de la CDMX utilizan un traje especial

Con guantes de plástico y mascarillas, todos los días durante la madrugada, una cuadrilla de trabajadores de limpieza aborda uno a uno los vagones del metro.

Utilizando trapos humedecidos con químicos, frotan y repasan con esmero los tubos, asientos y sobre todo los vidrios, en un procedimiento destinado a reducir el número de microorganismos a un nivel seguro.

Enseguida, otros trabajadores vestidos con overoles blancos y máscaras antigás rocían, con una pistola de presión, desinfectante biodegradable en cada rincón del vagón.

Pedro Pardo / AFP

Las ventanas, lo más contaminado

«Las ventanas son lo más contaminado porque la gente se queda dormida sobre el cristal lo babea y luego llega otro usuario que se sienta recargándose con la mano en el mismo cristal; es un foco de infección la ventana», explica Pérez.

Desde el 28 de febrero, cuando se registraron los tres primeros casos de coronavirus en México, hasta ahora no ha variado el flujo de usuarios del metro. 

Metro de la CDMX
Pedro Pardo / AFP

La afluencia en el metro de la CDMX puede bajar

Sin embargo, Pérez dice que la afluencia de pasajeros podría disminuir a partir del próximo lunes, cuando los niños y adolescentes dejen de ir a la escuela por un mes, una de las medidas de prevención dictadas por el gobierno.

En el metro de Ciudad de México, compuesto por 12 líneas, es común observar mareas de personas subiendo y bajando escaleras, y multitudes abriéndose paso a empujones, y a veces hasta a patadas, para entrar o salir de los vagones en horas pico.

Hasta el momento, el gobierno mexicano no ha impedido el libre tránsito de sus habitantes como ha sucedido en otros países de la región.

Descubre más historias en Business Insider México.

Síguenos en Facebook y Twitter