Roberto B√°ez

Roberto B√°ez

Juego de Percepciones

En la agenda noticiosa de la semana, uno de los temas que más destacaron en varias de las fuentes periodísticas fue el de la confirmación de una nueva planta de Tesla en México, específicamente en el estado de Nuevo León.

El furor por este anuncio no era para menos. Una inversi√≥n de esa magnitud en nuestro pa√≠s es una gran noticia que hay que celebrar pues demuestra, entre otras muchas cosas, la confianza de una gran empresa con presencia global y particularmente de su CEO, Elon Musk, uno de los hombres m√°s ricos y populares en el mundo. 

La noticia representa un gran capital para la marca M√©xico, como pa√≠s receptor de grandes proyectos como este, que no solo implican una inversi√≥n inicial, sino generaci√≥n de empleos y el inicio de una nueva cadena productiva con su respectiva derrama econ√≥mica en esa regi√≥n. 

El anuncio se dio a conocer en diversos medios alrededor del mundo por lo atractivo de la marca, aunque principalmente se report√≥ en medios estadounidenses, al ser una empresa de ese pa√≠s, adem√°s de por supuesto, en M√©xico. En pocas palabras, en este tema ‚Äúestamos de moda‚ÄĚ. ¬ŅC√≥mo aprovechar la inercia que en materia de comunicaci√≥n nos da una noticia como esta?

El anuncio de la primera fábrica de Tesla en México

El mismo Elon Musk confirm√≥ la noticia esta semana durante el Investor Day de Tesla, donde inform√≥ los planes en general de la compa√Ī√≠a, incluyendo la construcci√≥n de la llamada gigafactory que estar√° fabricando su veh√≠culo de √ļltima generaci√≥n.

Autoridades federales, locales y municipales estuvieron compartiendo la noticia en redes sociales y en diversas entrevistas otorgadas a medios de comunicaci√≥n. La emoci√≥n era evidente en las fotos y videos de sus publicaciones, as√≠ como en su tono en las entrevistas, algo que fue destacado por los mismos medios ‚ÄĒ no era para menos despu√©s de tantos meses de negociaci√≥n ‚ÄĒ.

Medios en Estados Unidos como Wall Street Journal, Financial Times, The New York Times y The Washington Post reportaron la noticia en el contexto de los anuncios que dio la empresa durante este evento. Si bien no fue el tema central de sus artículos tras la conferencia, sí fue un tema destacado por tratarse de la quinta planta de Tesla en el mundo, y del hecho de haberse elegido un nuevo país para colocarla.

La comunicación de Mr. Musk

Elon Musk es una persona que, independientemente de las notas que generen sus negocios, siempre da de qu√© hablar. Las decisiones que toma en sus empresas, sumadas a su personalidad, son una combinaci√≥n atractiva para los medios y las audiencias, para sus simpatizantes e incluso para sus detractores. 

Vistiendo una playera y pantalones negros, en un escenario sencillo en la Gigafactory de Tesla en Texas y acompa√Īado por m√°s de una decena de altos ejecutivos de la compa√Ī√≠a, Musk comparti√≥ informaci√≥n que consider√≥ relevante para los inversionistas durante poco m√°s de tres horas, pero esper√≥ al final para compartir la noticia de la nueva planta en M√©xico.

Una de las principales cr√≠ticas en los medios de Estados Unidos, fue por el hecho de no haber compartido m√°s detalles sobre el dise√Īo o el performance de modelo ‚Äúm√°s accesible‚ÄĚ que se piensa fabricar en la planta de M√©xico, un tema que no opac√≥ la euforia de la noticia en nuestro pa√≠s. 

No hay que olvidar que Elon Musk es due√Īo tambi√©n de Twitter, su principal plataforma de comunicaci√≥n personal donde cuenta con m√°s de 130 millones de seguidores. A pesar de que no hubo alguna menci√≥n expl√≠cita a la nueva planta en M√©xico ‚ÄĒ tal vez porque la noticia ya estaba ‚Äúcantada‚ÄĚ, como decimos en M√©xico y ya no era tan noticia ‚ÄĒ, s√≠ comparti√≥ el streaming de Tesla con la informaci√≥n. 

Oportunidades para México

Más allá de los temas políticos y del ruido que la misma Tesla hizo sobre este anuncio, la noticia representa una gran oportunidad para la auto-promoción de la marca México y como bono para futuras negociaciones que beneficien a nuestro país.

Si bien las necesidades de las empresas son diferentes y por tanto lo son las negociaciones de inversi√≥n, es un hecho que la confianza de alguien como Elon Musk y Tesla significan algo en el mundo de los negocios. Ambos nombres se asocian con los conceptos de innovaci√≥n y futuro que le hacen muy bien al pa√≠s. 

El ‚Äúboom‚ÄĚ que estamos viviendo en estos d√≠as debe ser un detonador para que gobiernos de todos los niveles lo usen como bono de reputaci√≥n, para la atracci√≥n de inversiones. Ya qued√≥ demostrado que este tipo de proyectos son posibles y a pesar de que sabemos que los n√ļmeros tienen un gran peso en las decisiones, una buena estrategia de relaciones p√ļblicas, siempre ser√° una palanca muy √ļtil para inclinar la balanza. 

Felicidades Nuevo León, felicidades México. Ya vimos el caminito, lo que resta es voluntad. 

Tesla, Elon Musk y el bono en reputación para méxico

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n