• El virus de la gripe aviar H5N1 infectó a una tercera persona en Estados Unidos, esta vez con síntomas respiratorios.
  • La tos y el dolor de garganta del nuevo paciente podrían ayudar a que el virus sea más eficaz a la hora de infectar a los humanos.
  • Los expertos temen que Estados Unidos esté perdiendo oportunidades críticas para comprobar el ADN del virus en busca de nuevas mutaciones.
  • ¡Nos vemos en TikTok!

El virus de la gripe aviar H5N1 volvió a infectar a un ser humano. Pero esta vez, el paciente tenía tos y dolor de garganta, lo que supone un nuevo hito en la propagación del virus en Estados Unidos.

El virus H5N1 se ha convertido en una pandemia entre los animales. Ha arrasado con poblaciones de aves de todo el mundo y ahora con los rebaños de ganado de Estados Unidos.

Este último caso humano, que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos confirmaron el jueves, es el tercer caso humano conocido en el país, después de uno en Texas y otro en Michigan.

Las tres personas son trabajadores de granjas lecheras que estuvieron expuestas a vacas infectadas, según los CDC.

Los dos primeros casos, sin embargo, solo involucraron síntomas oculares, incluida conjuntivitis. Eso significa que la infección probablemente se limitó a sus ojos. Ahora ha llegado a los pulmones de alguien.

El riesgo para el público en general sigue siendo bajo, dicen los CDC, pero estos nuevos síntomas sugieren que el virus puede haber entrado en una nueva fase de su coqueteo con la infección humana.

Los pulmones dan al virus más oportunidades de adaptarse a los humanos

El virólogo de hospital de investigación St. Jude, Richard Webby, es un destacado investigador sobre el grupo H5 del virus de influenza, que han circulado en poblaciones de aves durante aproximadamente 25 años.

Desde 2021, el virus H5N1 se ha expandido hacia nuevas fronteras de propagación sostenida. Ha infectando a delfines y marsopas, migró a América, sacrificando leones marinos y focas; ahora se propaga a través del ganado en Estados Unidos.

gripe aviar marsopa Business Insider México Cortesía copia
Los científicos recolectan material orgánico de una marsopa muerta en la costa del océano Atlántico, durante un brote de gripe aviar en Sao José do Norte, Brasil. | Diego Vara/Reuters

«Este virus sigue dando sorpresas», dijo a Business Insider Webby, director del Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud para Estudios sobre la Ecología de la Influenza en Animales y Aves. «Si me hubieran preguntado, a principios de año, cuáles son las posibilidades de que el H5 aparezca en las vacas, habría dicho que son extremadamente bajas».

Aún así, dijo, el H5N1 es más un virus de aves que de mamíferos. Esto se debe principalmente a los receptores a los que se une para ingresar a las células de sus huéspedes y replicarse.

«Los virus aviares se unen a una forma de este receptor en la célula huésped. Los virus de los mamíferos se unen a una forma diferente», dijo Webby.

El moco que recubre el ojo humano (donde el primer trabajador agrícola contrajo conjuntivitis) es rico en receptores que captan los virus aviares, dijo. Allí, el virus H5N1 puede funcionar como un virus aviar apoderándose de los receptores aviares, sin necesidad de adaptarse a los receptores humanos.

Pero nuestros tractos respiratorios están llenos de ambas formas de este receptor: la forma preferida por los virus aviares y la preferida por los virus de los mamíferos. Por lo tanto, estar en los pulmones le da al H5N1 una mayor exposición a los receptores que utilizan los virus de los mamíferos, según Webby.

Eso le da al H5N1 más oportunidades de sufrir una mutación que le permitiría unirse a esos receptores de mamíferos, adaptándose mejor a los cuerpos humanos.

Esa es la preocupación, pero no está claro si eso realmente sucedió dentro de los pulmones de este paciente. Para que tal mutación sea significativa, tendría que propagarse también a otras personas. Hasta ahora, según todos los casos conocidos, el virus no ha podido transmitirse de una persona a otra.

Secuenciación de las pruebas del virus para detectar mutaciones

En un artículo de opinión del New York Times del domingo, el virólogo Rick Bright argumentó que la aparición de síntomas respiratorios indica «un punto de inflexión peligroso» para el virus.

Después de todo, escribió, «la tos puede propagar virus más fácilmente que la irritación ocular».

Pero para Webby, la tos del paciente de Michigan «no cambia mucho».

Dos casos humanos previos únicos de H5N1, uno en Chile y otro en Ecuador, presentaron síntomas respiratorios.

Según Webby, el virus no necesariamente tuvo que mutar para infectar el sistema respiratorio del trabajador agrícola de Michigan. La persona podría simplemente haber encontrado una gran cantidad de virus, tal vez una vaca especialmente enferma.

«Ese soy yo, como si estuviera mirando un poco la bola de cristal», y agregó que es «la explicación más probable para lo que estamos viendo, más que la otra, que por supuesto es mucho más aterradora, que este virus ya haya cambiado».

De cualquier manera, los científicos no sabrán si se han producido mutaciones aterradoras hasta que puedan examinar la secuencia de ADN del virus de este nuevo caso. Sin embargo, el paciente portaba cantidades tan pequeñas del virus que es posible que los CDC no tengan suficiente para obtener la secuencia, dijo Webby.

Las secuencias de ADN son críticas. Al comprobar los genes del virus en cada nuevo caso humano, sin importar cuán leves sean los síntomas, los científicos pueden identificar cualquier mutación nueva que ayude a adaptarse a los humanos. Si el H5N1 se convierte en un auténtico virus de mamíferos, podrían observar su transformación en tiempo real.

gripe avair testeo Brasil Business Insider México Cortesía copia
Un inspector agrícola federal trabaja en una muestra para detectar el virus de la influenza aviar en Campinas, Brasil. | Amanda Perobelli/Reuters

«Las primeras señales que recibiremos de que este virus está cambiando y probablemente provendrán de infecciones humanas», dijo Webby.

Sin embargo, hasta ahora, el seguimiento del gobierno puede no ser lo suficientemente sólido como para detectar esas mutaciones a tiempo.

Los expertos piden más pruebas para no pasar por alto mutaciones

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha detectado fragmentos del virus en la leche y la carne de res comerciales. Aunque es poco probable que los alimentos puedan infectarte, los expertos en salud pública le dijeron a BI, las personas precavidas pueden cocinar los huevos y las carnes hasta el final. Nadie debería beber leche no pasteurizada, también conocida como leche bronca, dicen.

El riesgo real es para las personas que trabajan directamente con animales enfermos, especialmente los trabajadores agrícolas como los tres que han sido infectados hasta ahora.

A nivel nacional, el gobierno monitorea a unas 350 personas que pueden haber estado expuestas al H5N1, la mayoría de ellas en Michigan, dijo a la prensa el subdirector de los CDC, Nirav Shah, en una conferencia de prensa el jueves. Sin embargo, sólo unos 40 trabajadores agrícolas han sido examinados para detectar el virus, informó The New York Times.

«Nos gustaría hacer más pruebas», dijo Shah, según STAT News.

Bright sostiene que el débil régimen de pruebas del gobierno podría estar permitiendo que las infecciones de los trabajadores agrícolas pasen desapercibidas.

gripe aviar pavos Business Insider México Cortesía copia
Bill Powers con sus pavos blancos, mantenidos bajo refugio para evitar la exposición a la gripe aviar, el 14 de noviembre de 2022 en Townsend, Delaware. | Nathan Howard/Getty Images

Sin embargo, los casos no detectados no son lo mismo que la propagación no detectada.

El ensayo de Bright hace sonar la alarma sobre la transmisión desconocida de persona a persona, pero Webby lo considera poco probable. Incluso con su monitoreo actual, los CDC probablemente detectarían una propagación humana sostenida, dijo.

Más bien, el problema de los casos no detectados es que nadie puede secuenciar sus muestras. Esas son ventanas al ADN del virus (y a sus posibles mutaciones) por las que nadie se asoma.

Webby y Bright coinciden en que los científicos necesitan más secuencias del virus y más rápidamente. A pesar de la actual propagación del rebaño, por ejemplo, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos no ha compartido una nueva secuencia de una muestra de infección de vacas en semanas, según Bright.

«La conclusión es que necesitamos tener más información sobre qué está haciendo exactamente este virus», dijo Webby. «Cuanto más podamos comprenderlo, creo que podremos controlarlo adecuadamente, o al menos controlarlo mucho mejor de lo que lo hacemos».


AHORA LEE: Estos inventos e innovaciones fueron creados recientemente para luchar contra el coronavirus

TAMBIÉN LEE: Las subvariantes de Ómicron se detectan muy poco en reinfecciones y con síntomas leves, señala un estudio

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, LinkedIn, TikTok, Threads, Twitter y YouTube

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: