• En opini√≥n de Susana Garcia-Robles, Managing Partner de Capria Ventures, la era de los camellos ha llegado al ecosistema de startups.
  • Durante la √ļltima d√©cada, pero especialmente en la burbuja del 2021, los unicornios se convirtieron en la aspiraci√≥n de las startups.
  • ¬°S√≠guenos en Instagram!

Acabo de regresar de un viaje a Marruecos. Estando por ese país, me acordé de la primera vez que visité Cairo y vi camellos. Me impresionaron por su altura, y su resistencia a seguir adelante en el desierto bajo condiciones muy duras.

En ese momento no era inversionista en venture capital. Ahora, reflexionando en esa experiencia personal y con 25 a√Īos invirtiendo en compa√Ī√≠as j√≥venes y fondos de capital emprendedor, la imagen del camello es para m√≠ a√ļn m√°s interesante.

¬ŅPor qu√©? Como inversionista, acaso no deber√≠a estar enfocada en que mis compa√Ī√≠as se vuelvan todas unicornios: compa√Ī√≠as que tienen una valuaci√≥n de 1,000 millones de d√≥lares, que buscan hiper-crecimiento a trav√©s de la ventaja de ser las primeras en moverse en un mercado o sector, con una expansi√≥n agresiva, enfocadas en obtener m√°s y m√°s clientes, a√ļn a costa de perder dinero en el camino.

Pero como inversionista en el Sur Global (Latam, Africa, India y Sureste Asi√°tico), quiz√°s el modelo del camello se ajuste m√°s a nuestra realidad. A√ļn recuper√°ndonos de la burbuja de 2021, cuando pienso en el tipo de compa√Ī√≠as en que los inversionista estamos buscando hoy, pienso que los camellos son una buena comparaci√≥n.¬†

Las lecciones que dejan la √ļltima burbuja

La √ļltima burbuja de 2021 ‚ÄĒy la correcci√≥n posterior‚ÄĒ arrojan algunas lecciones que los fundadores tienen que internalizar si quieren seguir obteniendo capital estrat√©gico para sus startups.

¬ŅC√≥mo defino capital estrat√©gico? Aquel que aporta m√°s que dinero, una vis√≥n estrat√©gica que har√° de la compa√Ī√≠a un √©xito, pero no le pide resultados de la noche a la ma√Īana ni le exige una expansi√≥n para la cual a√ļn no est√° preparada. Aquel capital que viene de la mano de conocimiento local para quedarse y no de capital que entra en las buenas y se retira en las malas.

Durante la √ļltima d√©cada, pero especialmente en la burbuja de 2021, los unicornios¬†se convirtieron en la aspiraci√≥n de las compa√Ī√≠as tecnol√≥gicas en todo el mundo, el Sur Global no fue una excepci√≥n.

Entre 2020 y 2022, el n√ļmero de unicornios creci√≥ en Latinoam√©rica, India y √Āfrica. Aquellas compa√Ī√≠as que ven√≠an trabajando por a√Īos en ese objetivo hoy siguen de pie, y con buenos resultados que justifican su valuaci√≥n.

Otras fueron como luces de bengala que nacieron y se volvieron unicornios en¬†muy poco tiempo y sin tener los fundamentos s√≥lidos. Esas compa√Ī√≠as hoy est√°n buscando deuda para no tener que justificar sus valuaciones.

Pero volvamos al dilema aspiracional con respecto a ser o no ser Silicon Valley

En mercados desarrollados como Silicon Valley, decir que uno prefiere camellos puede hacerte el hazmerreír de la industria. Sin embargo, en mercados volátiles, el modelo de unicornio no siempre funciona.

La ambici√≥n de querer ser un Silicon Valley en un mercado emergente es en la mayor√≠a de los casos, eso, una ilusi√≥n. Silicon Valley no es replicable en su totalidad en mercados menos desarrollados ‚ÄĒni en otras partes de Estados Unidos‚ÄĒ, y eso tiene dos resultados: el n√ļmero de unicornios y de IPOs siempre van a ser menores en regiones vol√°tiles que en la cuna del venture capital.

Por lo tanto, los inversionistas y los emprendedores de mercados emergentes tenemos que encontrar nuestra propia salsa secreta de √©xito. Y la tenemos. Nuestra innovaci√≥n viene muy ligada a los desaf√≠os que tenemos y c√≥mo los resolvemos. Nadie puede proveer mejor soluci√≥n a un problema que aquel que ha sufrido o ha visto sufrir a otros en su comunidad por ese problema.

Entonces los desaf√≠os, siempre relacionados con falta de acceso a financiamiento, educaci√≥n, salud, mejores carreteras y log√≠stica, cuidado del medio ambiente, necesidad de upskilling a trabajadores, necesidad que el agro haga un upgrade y se vuelva mas tecnol√≥gico, se convierten en grandes oportunidades para crear compa√Ī√≠as de tecnolog√≠a que ayuden a aliviar estas brechas.

Unicornios o camellos

No me malentiendan: los unicornios serán bienvenidos siempre, pero como su definición lo dice, son criaturas míticas y por lo tanto, no tan comunes.

El camello tiene una meta y va por ella, en vez de intentar correr, agotarse, y quedar a medio camino, como pasó con muchos unicornios recientemente.

La comparaci√≥n de compa√Ī√≠as con camellos indican la preferencia de los inversionistas prudentes a buscar una compa√Ī√≠a con crecimiento sostenible y con los pies en la tierra. Ambiciosa, s√≠. Pero sabiendo c√≥mo mapear la trayectoria para llegar al √©xito.

Los fundadores de compa√Ī√≠as camellos se enfocan en conseguir un crecimiento estable, priorizan estabilidad financiera, rentabilidad, tienen resiliencia que los ayuda a que sean menos vulnerables ante las crisis y la volatilidad. Y porque crecen as√≠, tambi√©n pueden aprovechar muy bien los tiempos de bonanza.

¡A llenar la región de camellos, y de unicornios que llegan a serlo después de haber pasado por estas etapas más sostenibles!

* Por Susana Garcia-Robles, Managing Partner de Capria Ventures.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

Síguenos en Facebook, Instagram, LinkedIn, TikTok, Threads, Twitter y YouTube

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n