• Casi la mitad de las acciones que realizas diariamente no son decisiones, son hábitos.
  • Si ya te decidiste a ahorrar y quieres crear el hábito, te decimos por qué la mejor forma es hacerlo de poquito en poquito, pero todos los días.
  • “Cuando las personas piensan en sus metas de ahorro en cuestión, no de años o meses, sino de días, inician esta actividad más pronto. Está claro que tenemos un problema para lidiar con el futuro, ¿no es así?”.

Ya sea que quieras hacer ejercicio, dejar de fumar, o ahorrar, no es tan sencillo como solo desearlo, tienes que construir el hábito

Según una investigación de la Universidad de Duke, 40% de las acciones que ejecutamos a diario no son decisiones reales, sino hábitos. Pero seguro entre ellas no está el ahorro, ¿o sí?

Más allá de la discusión sobre cuánto tiempo lleva formar un hábito, lo cierto es que es un proceso, si estás decidido a por fin ahorrar, desde ahora tienes que saber que tu empeño será la mejor arma.

Lo mejor de todo es que ya diste el primer paso, que es decidirte a ahorrar; estás en un buen momento, porque hoy más que nunca es importante mejorar nuestro manejo del dinero: sí, es época de vacas flacas.

Sin embargo, ya entrados en el proceso pensarás ¿qué es mejor?, ¿ahorrar diario, a la semana, a la quincena o al mes?

Ahorro chiquito y diario, por supuesto que cuenta, y mucho

Tal vez la ciencia nos puede ayudar un poco. Los investigadores Neil Lewis de la Universidad de Michigan y Daphna Oyserman de la Universidad de Southern California, realizaron un estudio y la conclusión fue la siguiente:

“Cuando las personas piensan en sus metas de ahorro en cuestión, no de años o meses, sino de días, inician esta actividad más pronto. Está claro que tenemos un problema para lidiar con el futuro, ¿no es así?”.

Pero si por alguna razón, aún tienes dudas sobre por qué ahorrar diario sí es efectivo, Grupo Bursátil Mexicano (GBM) te dice por qué deberías elegir este sistema:

1. Paso a pasito

Al pensar en periodos más pequeños, como un día, es mucho más fácil manejarlo.

Piensa un poco en esas frases como “solo por hoy”, ¿por qué crees que son tan utilizadas?

A veces somos malos para pensar a largo plazo, la lógica es clara, no es algo tangible, pero si piensas en el día de mañana ya no resulta tan complejo imaginarlo, ¿no?

Cuando menos pienses ya tendrás un año ahorrando, y será tan sencillo como decirlo.

2. Deja de pensar que si no es mucho no sirve

Ahorrar diario tiene una gran ventaja, pero también un gran problema: “el mito más grande del ahorro, si no es a lo grande, entonces no sirve”.

Y entonces vivimos pensando que ahora que gane más podré ahorrar, mañana cuando termine mis deudas podré ahorrar más. No te cases con una cantidad.

Puedes ahorrar grandes cantidades sin que te des cuenta. Tomar 10 pesos de tu bolsillo durante 30 días al final te dará como resultado 300 pesos, asegura GBM.

Las pequeñas cantidades y la constancia sí hacen la diferencia a lo largo del tiempo.

Además de que nos ayudan a desarrollar el hábito del ahorro más rápido.

3. Pensar en el ahorro diario te sensibiliza

Como en un día tenemos “relativamente” pocos gastos, podemos tener una idea más o menos concreta de cuánto usamos, lo cual nos hace más sensibles sobre a dónde va a parar ese dinero.

Con esto en mente, ponte una meta de ahorro por cada 24 horas: 10, 20, 50 o hasta 100. ¿Cuál se acomoda más a ti?

¿Te sirvió esta información?, ¿Tienes un método que nos quieras compartir para ahorrar o tu historia? Escríbenos a editorial@businessinsider.mx

LEE TAMBIÉN: 3 retos para ejercitar el hábito del ahorro – y que te demuestran que no es tan difícil como crees

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram y Twitter.