Paul Alejandro S√°nchez

Paul Alejandro S√°nchez

Energía Circular

Si en una carretera todos los autos vienen en sentido contrario, probablemente hay que reflexionar si nuestro auto no es el que va al revés. En nuestro sector energético nacional, es evidente que necesitamos parar y reflexionar porqué vamos en dirección diferente del resto del mundo.

Pero antes, cierto es que interrumpimos nuestra programaci√≥n habitual, y no olvido que nos queda pendiente hablar de la energ√≠a oscura en el universo, la continuaci√≥n de nuestra entrega anterior, para hablar de temas m√°s banales pero que son de sumo inter√©s para todos los mexicanos en nuestro d√≠a a d√≠a: el futuro de la industria el√©ctrica nacional que est√° por definirse, al menos para los pr√≥ximos cuatro a√Īos.

Este primero de febrero, d√≠a de asueto por adelanto del 104 aniversario del D√≠a de la Promulgaci√≥n de la Constituci√≥n Pol√≠tica de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, nos madrug√≥, como ha sido costumbre, la noticia de que el viernes 29 el presidente de la Rep√ļblica sign√≥ y entreg√≥ al Congreso de la Uni√≥n una iniciativa preferente para modificar la Ley de la Industria El√©ctrica.

Esta es el más reciente de una serie de intentos que ha realizado el gobierno federal para regresar al sector eléctrico a un estado no solo previo a la reforma energética, sino más atrás, a 1960 cuando el entonces presidente José Adolfo Mateos nacionalizó toda la industria eléctrica para convertirla en un monopolio operado por una empresa estatal, la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

De hecho, en diciembre de 2019, la CFE present√≥ un pliego petitorio que delineaba este plan y que comenz√≥ con modestas acciones y omisiones, particularmente de la Comisi√≥n Reguladora de Energ√≠a (CRE) y el Centro Nacional de Control de Energ√≠a (Cenace), en aras de que la CFE tuviera un ¬ępiso parejo¬Ľ, un eufemismo con el que se pretende volver al monopolio. Sobra decir que, actualmente, la empresa estatal controla m√°s de 80% de la generaci√≥n el√©ctrica del pa√≠s, m√°s de 80% de los consumidores; goza del monopolio de la transmisi√≥n y distribuci√≥n, tiene una de las redes de gasoductos m√°s importantes de M√©xico y recibe inyecciones de capital directo del gobierno mexicano.

En tiempos de un pobre desempe√Īo econ√≥mico ‚ÄĒen parte por el efecto COVID-19 en nuestras vidas y por una serie de decisiones econ√≥micas de la administraci√≥n federal en turno‚ÄĒ, donde los pa√≠ses buscan estimular a los comercios y empresas a trav√©s de apoyos al gasto en energ√≠a el√©ctrica; donde se busca impulsar la recuperaci√≥n econ√≥mica, atrayendo inversi√≥n y generando empleos, y donde se busca pintarla como una recuperaci√≥n verde, las acciones derivadas de esta iniciativa preferente nos colocan en sentido contrario del mundo.

La probabilidad de que ese curso de acci√≥n nos lleve a una inminente colisi√≥n con otros autom√≥viles (pa√≠ses) o salgamos con un da√Īo permanente (p√©rdida de competitividad y credibilidad pa√≠s) es alto. Por un lado, la exposici√≥n de motivos dicta, claramente, sin eufemismos, que la reforma a la Ley de la Industria El√©ctrica se realiza para fortalecer a CFE. Esto va en contra del principio de libre competencia y libre concurrencia amparado en el art√≠culo 28 constitucional. Desde 2013, la generaci√≥n y comercializaci√≥n fueron retiradas como monopolios exclusivos del Estado en la Carta Magna para considerarse actividades econ√≥micas bajo el r√©gimen de libre competencia.

Ante una práctica violatoria de los principios de competencia económica que fortalecen a una empresa del Estado, no podríamos descartar que las empresas estadounidenses y canadienses estén planeando llevar este tema a una controversia dentro del T-MEC. Con un nuevo gobierno en Estados Unidos que promueve activamente la descarbonización mundial y la transición energética, es inminente entonces un choque causado por un vehículo, México, que va en rumbo opuesto, pensando que todos los demás van en sentido contrario.

El problema es que no solo el conductor no se ha dado cuenta, sino que piensa que son todos los demás los que van al revés. Volvemos a nuestra programación habitual la siguiente semana.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookLinkedIn, Instagram y Twitter

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n