• Un rinocerontes blanco norteño hembra será retirado de un programa de reproducción que busca salvar a la especie de la extinción.
  • Los científicos dicen que es debido a su avanzada edad y otros signos de enfermedad.
  • Ahora la única que queda dentro del programa como donante de óvulos es su hija, esperan implantar sus óvulos en madres subrogadas.

Un rinoceronte blanco norteño hembra será retirado de un programa de reproducción que busca salvar a la especie de la extinción, dijeron científicos el jueves. Esta es uno de los dos último ejemplares que queda en el mundo.

Najin tiene 32 años y es la madre de Fatu, que ahora es la única donante que queda en el programa. El objetivo de este es implantar embriones desarrollados artificialmente en otra especie de rinoceronte más abundante en Kenia.

El rinoceronte blanco norteño es de las especies más amenazadas

Reuters.

No se conocen machos vivos y ninguno de los dos rinocerontes blancos norteños restantes puede llevar a término una cría.

Los rinocerontes blancos norteños —que en realidad son grises— solían vagar libremente por varios países de África oriental y central. Pero su número disminuyó drásticamente debido a la caza furtiva en busca de sus cuernos.

Un equipo de Biorescue dirigido por investigadores del Instituto Leibniz para la Investigación de Zoológicos y Vida Silvestre en Alemania está corriendo contra el tiempo para salvar al mamífero más amenazado del mundo.

«El equipo tomó la decisión de retirar a la mayor de las dos hembras restantes, Najin de 32 años, como donante de óvulos», dijo Biorescue en un comunicado, citando consideraciones éticas.

La edad avanzada de Najin y sus signos de enfermedad también se tomaron en cuenta, dijeron.

Al frente Fatu y detrás de ella Najin. Reuters.

Los científicos esperan implantar embriones a partir óvulos de rinoceronte y esperma congelado de machos fallecidos en madres subrogadas.

«Hemos tenido mucho éxito con Fatu (…) Hasta ahora tenemos 12 embriones puros de rinoceronte blanco norteño», dijo a Reuters David Ndeereh, subdirector interino de investigación del Instituto de Investigación y Capacitación de Vida Silvestre, una agencia estatal de Kenia. «Somos muy optimistas de que el proyecto tendrá éxito».

El equipo espera poder dar a luz su primera cría de rinoceronte blanco norteño en tres años, y tener una población más amplia en las próximas dos décadas.

Con información de Reuters.

AHORA LEE: La enfermedad del Nobel, o cuando la inteligencia no siempre va de la mano con la razón

TAMBIÉN LEE: El mal manejo de la pandemia de Covid-19 mantiene al Reloj del Apocalipsis a 100 segundos antes de la medianoche

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitter YouTube