• El gobierno federal captó 52% menos recursos provenientes del petróleo en los primeros 10 meses del año, con respecto al mismo lapso de 2019.
  • De esta forma, los ingresos del sector público cayeron casi 5% anual, a pesar de que los ingresos por el pago de impuestos aumentaron 3% en el mismo periodo.
  • La deuda pública aumentó más de 9% entre enero y octubre, en comparación con el mismo lapso del año pasado.

Los ingresos petroleros del sector público se desplomaron 43% en los primeros 10 meses del año, en comparación al mismo periodo de 2019. Esta caída se debió a una menor demanda de hidrocarburos «como consecuencia del confinamiento global» advirtió la Secretaría de Hacienda.

De esta forma, el sector público captó solamente 448,800 millones de pesos por este concepto, lo que representó casi la mitad (-45%) de lo programado en el presupuesto.

Por su parte, el gobierno federal solo logró captar cerca de 181,200 millones de pesos, lo que representó una caída de 52% en comparación con en el mismo lapso del año pasado.

Esta caída de los ingresos petroleros propició que los ingresos del sector público se redujeran en total casi 5% anual en el periodo. Esto a pesar de que los ingresos no petroleros, aquellos que pagan las personas y las empresas, reportaron un aumento anual por encima de 3%, según datos de Hacienda.

La producción de petróleo en México, se ubicó en 1.7 millones de barriles diarios de petróleo (mdb) en octubre. Este dato es inferior a los 1.8 mbd que se esperaban a principio de año. Asimismo, el precio de referencia por barril se ubicó en 36 dólares por tonel, una caída significativa con los 56 dólares observados en octubre de 2019.

Impacto en el déficit y la deuda pública

Esta caída en los ingresos públicos tiene un impacto en el balance del presupuesto de gobierno. Es decir, los gastos superan a los ingresos y por lo tanto el gobierno tiene que recurrir a la contratación de deuda.

El balance del presupuesto de los primeros 10 meses del año reportó un déficit —mayor gasto que ingreso— de 327,400 millones de pesos. Esto es casi el doble de lo reportado el año pasado con 154,000 millones de pesos.

Este déficit se registró a pesar de que el gobierno ha hecho esfuerzos para reducir el gasto público a través de una política de austeridad. El gasto neto del sector público cayó 2% anual entre enero y octubre.

No obstante, la deuda pública expresada en el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sectór Público (SHRFSP) reportó un aumento de más de 9% anual, al ubicarse en casi 12 billones de pesos al cierre de octubre.

Pero Hacienda indicó que se redujo la deuda pública en octubre, con respecto al mes anterior. Esto se explica principalmente por la apreciación del peso frente al dólar, así como un manejo adecuado de los pasivos, y un uso «prudente» del endeudamiento, dentro de lo que autorizó el Congreso de la Unión.

AHORA LEE: La criptomoneda respaldada por Facebook cambia su nombre a “Diem” —esperan que un nuevo inicio convenza a reguladores

TAMBIÉN LEE: Así se han comportado 5 de los principales indicadores de la economía durante los 2 primeros años del presidente AMLO

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter