• En broma, muchas mamás que forman parte de la fuerza laboral, se refieren a sus diferentes trabajos como turnos.
  • La pandemia agregó un nuevo nivel de dificultad a estas mujeres que tienen que atender el hogar, la escuela de sus hijos y el trabajo.
  • Ante las dificultades que encuentran las mamás trabajadoras, las organizaciones se están volviendo más humanas y flexibles.

Entre las profesionistas y que además son mamás existe un poco de humor al enfrentar su realidad como parte de la fuerza laboral y realizar tareas no remuneradas: dividen su día por turnos, muchas de ellas tienen hasta tres.

Cuando una mamá trabajadora dice que va por su tercer turno, se refiere a pendientes laborales; tal vez esos que solo puede resolver cuando ha dado de cenar y dormido a los niños.

Esta es la realidad laboral que viven muchas madres que buscan no dejar sus carreras profesionales; a cambio de eso viven en un constante ajetreo y que en algunas ocasiones parece no tener fin.

A diferencia de otro tipo de trabajadores que encontraron en el home office un respiro al tránsito y los traslados diarios, para las madres trabajadoras el reto fue mantener el balance entre las tareas de la casa, el trabajo, y ser el soporte de sus hijos en la escuela a distancia.

Si bien las mujeres que trabajan fuera de casa habían luchado por tener una mayor flexibilidad a través del home office; en la pandemia a su rutina se agregó el acompañamiento de las clases virtuales, lo que complicó su día a día.

El estudio “Mujeres en el lugar de trabajo 2020” de McKinsey & Company asegura que una de cada cuatro mujeres en Estados Unidos está pensando en renunciar porque la vida no les da para trabajar y atender las labores del hogar.

¿Qué están haciendo las organizaciones para apoyar a las mamás durante este periodo?


Alejandro Paz, Country Manager en Robert Walters México comenta que en este cambio de mentalidad la empatía ha sido clave, pues los líderes han tenido que tomar un rol más humano y entender que quizá, mientras hay una reunión de trabajo, también hay un niño en clase que necesita ayuda y que la dinámica familiar, laboral y escolar han tenido que alinearse.

“Hemos evidenciado que las organizaciones están buscando ofrecer mayor flexibilidad, además de estar enfocados en el desempeño por objetivos. Esto permite que cada persona pueda ajustar sus tiempos, pero tener los resultados esperados”, estableció.

Políticas de maternidad y el impacto en la retención

De acuerdo al Estudio Estrategias de Talento Sostenible de Robert Walters, 57% de las mujeres cambiaría de empleo por una política de maternidad más atractiva.

Asegurarse de apoyar al personal femenino que decide tener hijos, es esencial para retener su talento. Ofrecer beneficios sociales más allá del permiso de maternidad, y asegurar que las mujeres se mantengan vinculadas a la empresa durante este período; facilitará que se reincorporen a sus puestos de trabajo de manera exitosa.

Las opciones de horario flexible, tiempo parcial, semana laboral reducida, trabajo en remoto o compartido son las más habituales.

Conceder semanas adicionales de permiso de maternidad con remuneración completa, cheques, guardería o servicio de guardería en el lugar de trabajo; así como seguros médicos familiares son algunos de los incentivos laborales que las organizaciones líderes están ofreciendo a sus empleados.

Alejandro Paz agrega que establecer una estructura sólida de apoyo a los profesionales con hijos durante los permisos de maternidad y paternidad, así como durante su regreso al trabajo, es vital para combatir que las mujeres tengan que renunciar a sus carreras profesionales”.

Conciliación entre la vida laboral y familiar

La falta de conciliación de la vida laboral y familiar es una de las principales razones por las cuales las mujeres tienen una menor presencia en puestos directivos.

Según el análisis, 34% de las empresas ofrece horarios de trabajo flexibles para los empleados con hijos; siendo la política “family-friendly” más valorada por los profesionales encuestados.

Entre las políticas enfocadas a la conciliación de la vida laboral y familiar, nueve de cada 10 mujeres considera las opciones de trabajo flexible para los padres como importantes. Sin embargo, solo 55% de las organizaciones ofrece esta posibilidad.

El hecho de que 63% de las mujeres considere que acogerse a una medida de conciliación ha frenado o frenará su proyección profesional, revela que no solo es necesario proporcionar un mayor abanico de políticas y beneficios; sino que se produzca un cambio cultural dentro de las organizaciones para garantizar su efectividad.

AHORA LEE: En México, 65% de las mujeres son las «señoras del hogar» —sin embargo, solo 28% de ellas son las dueñas de esas viviendas

TAMBIÉN LEE: Las mujeres negocian mal sus sueldos —un factor que contribuye a la brecha salarial

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter.