• La "súpergonorrea" se volvió tendencia en Twitter durante el fin de semana pasado luego de que un representante de la OMS dijo a The Sun que las ETS podrían volverse más resistentes a los antibióticos.
  • La pandemia del Covid-19 no ha creado una súper cepa de gonorrea, ni tenemos evidencia de casos en aumento.
  • Sin embargo, expertos dijeron a Insider que la prescripción excesiva de antibióticos (ya sea para tratar el Covid-19 u otras infecciones) podría hacer que las ETS sea más resistente al tratamiento.
  • La súpergonorrea no es más grave ni transmisible que la gonorrea, pero tiene menos opciones de tratamiento.

Si estuviste en Twitter durante el pasado fin de semana, es posible que te hayas encontrado con una palabra aterradora: súpergonorrea.

El pánico en las redes sociales se produjo después de que un representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijera a The Sun que la gonorrea, una enfermedad de transmisión sexual, podría volverse más resistente a ciertos antibióticos que se usan para tratarla, lo que amenaza con un aumento en los casos de “súpergonorrea” intratable.

El término proviene de “súperbacterias”, usado coloquialmente para referirse a las bacterias que se han vuelto resistentes a los antibióticos.

La pandemia de Covid-19 no ha aumentado los casos de súpergonorrea, pero sí debería preocuparnos

Aunque todavía no hay evidencia de un aumento en los casos de gonorrea resistente a los medicamentos relacionados con la pandemia del Covid-19, expertos dijeron a Insider que el tema sí debe preocuparnos.

Cuantos más insectos estén expuestos a las drogas que se usan para matarlos, más familiarizados se volverán y mutarán para encontrar formas de sobrevivir.

La azitromicina —un antibiótico que se usa para tratar la gonorrea— también se prescribe comúnmente para las infecciones del pecho y la neumonía, afecciones que a menudo se observan en pacientes con Covid-19. Incluso se probó como un tratamiento para el nuevo coronavirus al principio de la pandemia.

La azitromicina ya es considerada como ineficaz para tratar al Covid-19, pero los expertos dicen que el antibiótico se está recetando cada vez más, lo que podría empeorar el problema existente de la súpergonorrea.

¿Qué es la súpergonorrea?

Según el Dr. Edward Hook —director del Programa de Control de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) del Condado de Jefferson, Departamento de Salud de Alabama— la gonorrea ha acumulando resistencia a los antibióticos que se utilizan para tratarla.

La ciprofloxacina solía ser un antibiótico recomendado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para tratar la gonorrea en la década de 1990; pero en 2007, la agencia cambió su protocolo: se informó que un alto porcentaje de casos eran resistentes al medicamento.

Por lo tanto, el tratamiento se cambió para usar una combinación de los antibióticos ceftriaxona y azitromicina.

Más de una década después, en 2018, los funcionarios de salud señalaron un aumento en los casos de gonorrea que eran resistentes a la azitromicina y actualizaron sus recomendaciones de tratamiento. Los médicos deberían tratar a los pacientes con una inyección de ceftriaxona.

Los expertos dicen que los médicos que recetan más antibióticos durante la pandemia para tratar el Covid-19 —particularmente la azitromicina— podrían estar contribuyendo a esta resistencia.

“El uso indiscriminado de antibióticos puede en realidad aumentar la presión sobre el desarrollo de resistencia a la gonorrea”, dijo a Insider el Dr. Peter Leone, profesor de medicina en la División de Enfermedades Infecciosas de la Escuela de Salud Pública Gillings de la Universidad de Carolina del Norte.

Esta resistencia, junto con un menor número de personas que se someten a pruebas y reciben tratamiento para las ETS durante la pandemia, podrían ser motivo de preocupación.

Los síntomas de la súpergonorrea y la gonorrea no difieren, pero sus opciones de tratamiento sí

Aunque la súpergonorrea suena aterradora, los expertos dicen que el término en sí genera más miedo del que debería.

El Dr. H. Hunter Handsfield —profesor emérito de medicina del Centro para el SIDA y las ETS de la Universidad de Washington y asesor de la Asociación Estadounidense de Salud Sexual— dijo a Insider que “la resistencia a los antibióticos no ‘fortalece’ la gonorrea ni ninguna otra ETS” porque no facilita la transmisión o agravar los síntomas.

La única diferencia real entre la gonorrea y la súpergonorrea es que esta última tiene menos opciones de tratamiento, por lo que Handsfield considera que el término es inapropiado.

Los expertos dicen que las ETS resistentes a los antibióticos no son una crisis de salud inmediata, ya que la ceftriaxona sigue siendo eficaz para tratar la gonorrea; pero la preocupación que conlleva este tipo de ETS es que las hace más difíciles de tratar.

“El motivo de preocupación tiene menos que ver con el hecho de que el proceso continuará, o quizás incluso se acelerará, y más con el hecho de que tenemos cada vez menos opciones de cómo tratar la gonorrea”, dijo Hook a Insider.

Los expertos recomiendan a las personas continuar haciéndose pruebas para detectar ETS, practicar el sexo seguro y seguir todas las medidas sanitarias ante el Covid-19.

AHORA LEE: Cómo estimular tu sistema inmunológico en semanas y mantenerlo a largo plazo

TAMBIÉN LEE: 6 razones por las que puedes sangrar después de las relaciones sexuales y cómo prevenirlo, según obstetras y ginecólogos

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn