• Un 'split' de acciones es cuando una compañía decide aumentar el número de títulos disponibles dividiendo las acciones originales.
  • Estas divisiones no otorgan un beneficio económico directo a las compañías. Solo reducen el precio de la acción, haciéndola más barata.
  • Pero las divisiones de acciones casi siempre representan una buena señal para los inversionistas ya que atraen a nuevos participantes.
  • Esto puede derivar en un aumento de precios de los títulos, como ocurrió con Tesla a finales de agosto.

Como inversionista, la idea de «partir» cualquier cosa probablemente no esté en el primer lugar de su lista. Pero cuando se trata de acciones, su cartera puede beneficiarse tras una desdoblamiento (split).

Este fue el caso de Tesla. La compañía de Elon Musk realizó un split a finales de agosto de 5 a 1. Su capitalización se multiplicó este año, y superó a Mark Zuckerberg como la tercera persona más rica en el mundo.

Un desdoblamiento de acciones ocurre cuando una compañía hace que sus acciones sean más asequibles. Parten los títulos existentes en más acciones, pero menos costosas.

En este tipo de división de acciones, el valor total de la empresa permanece igual: una desdoblamiento puede reducir el precio por acción, pero no afecta la capitalización de mercado de la empresa. Simplemente hay más acciones para todos, pero el valor total sigue siendo el mismo.

Si un inversionista ya es accionista de una empresa cuando se declara una split de acciones, no hay muchos cambios. Sin embargo, es importante comprender cómo funcionan las divisiones de acciones. Especialmente para comprender cómo puede reaccionar el mercado después de la división.

¿Qué es un split de acciones?

Las empresas públicas tienen una cantidad determinada de acciones en circulación disponibles en el mercado.

Una división de acciones es exactamente lo que parece: es una decisión de la junta directiva de una empresa para aumentar el número de acciones disponibles de la empresa «dividiendo» sus títulos existentes en unidades más pequeñas.

Una acción se puede dividir de tantas formas como elija la empresa. En proporciones como «2 a 1», «3 a 1», hasta «100 a 1». Todo esto señala cuánto vale ahora cada acción. Por ejemplo, en una división 2 a 1, cada acción que posee un inversionista ahora se convierte en dos. El número de acciones que el inversor literalmente ha duplicado.

Cuando las empresas optan por una división de acciones, aumenta el número total de acciones en circulación y reduce el valor de cada acción individual. Pero eso no significa que la valoración general de la empresa cambie. Tampoco el monto total en dólares de la participación del inversor.

Usemos como ejemplo la división de acciones 4 por 1 más reciente de Apple. En aras de la simplicidad, digamos que tienes en tu poder 1 título de Apple. A través de su división de 4 a 1, Apple le otorga tres acciones adicionales (un total de cuatro). Pero cada acción se valora a una cuarta parte del original. Las cuatro acciones valen lo mismo que un solo título antes de la división.

Para los accionistas existentes, el resultado es el mismo: el valor total de las acciones permanece constante. Solo hay más partes del pastel, por así decirlo.

Pero para los nuevos inversionistas, un anuncio de una división de acciones puede indicar un momento para comprar. Esto se debe a que un precio más bajo por acción significa comprar a precios más bajos. En general, las divisiones de acciones indican al mercado que el precio de las acciones de la compañía está creciendo y la compañía es optimista de que continuará haciéndolo en el futuro.

¿Por qué las empresas dividen sus acciones?

Hay muchas razones por las que una empresa puede considerar una división de acciones. Dado que la división de acciones no agrega valor económico, gran parte se reduce a hacer que las acciones sean más asequibles para los inversionistas cotidianos y se obtengan beneficios derivados de eso.

Aquí hay tres razones principales por las que una empresa puede dividir una acción:

  1. Hacer que a las acciones sean más accesibles: el propósito principal de una división de acciones es reducir el precio de una acción costosa, especialmente en comparación con los niveles de precios de sus pares en la industria, haciéndola accesible a más inversores.
  2. Crear más liquidez: debido a que una división de acciones aumenta el volumen de acciones en circulación, puede resultar en una mayor liquidez, lo que facilita la negociación de las acciones. Una mayor liquidez es mejor para los inversores, ya que simplifica mucho la compra y venta de acciones a precios justos. Además, los intercambios se pueden realizar mucho más rápido.
  3. Reavivar el interés: cuando una acción se divide, a menudo se percibe que la empresa es exitosa. El hecho de que el precio de las acciones de una empresa sea tan alto que deba dividir sus acciones indica a los inversores que la empresa ha tenido éxito y debe ser una buena inversión.

Una división de acciones también a menudo aumenta el precio de la acción después de su reducción inicial. A medida que el precio reducido abarata las acciones, más inversionistas pueden comprarlas, lo que aumenta la demanda y, por tanto, el precio.

¿Qué es una ‘split’ a la inversa de acciones?

En términos generales, una división de acciones tradicional se considera algo bueno. Pero también existe lo que se llama una división de acciones inversa y, como puede imaginar, es lo contrario.

Se produce una división inversa de acciones cuando se reduce la cantidad de acciones en circulación y se aumenta el precio de cada título. Por ejemplo, si tuviera dos acciones en una empresa con un valor de 10 dólares cada una, ahora tendría una acción por valor de 20 dólares.

Aunque las divisiones de acciones regulares, también conocidas como divisiones a plazo, son un indicio positivo del éxito de una empresa. Un split de acciones inversa indica que una empresa está en problemas. Una empresa promulga una división inversa de acciones cuando el precio de sus títulos se ha vuelto tan bajo que está en peligro de ser sacada de una bolsa de valores y ya no se le permite negociar en ella.

Para evitar ser «excluido de la lista», como se conoce a este terrible destino, la empresa realiza un split inversa. Esto aumentaría el precio de sus títulos, asegurando que permanezcan en el mercado.

Los inversionistas normalmente deben evitar los títulos de empresas que se han sometido a una split de acciones inversa. A menos que la empresa proporcione planes sólidos para mejorar su rendimiento.

La conclusión financiera

En una división de acciones, una empresa aumenta el número de sus acciones dividiendo sus títulos existentes en más acciones, reduciendo así el precio de cada unidad. Esto da como resultado acciones que son más asequibles y más atractivas para los inversores.

Cuando una empresa divide sus acciones, los accionistas actuales no se ven afectados. El valor en el mercado sigue siendo el mismo, solo que ahora tienen más acciones, pero a un precio más bajo cada una. Su inversión total tiene el mismo valor que antes de la división.

Cuando una acción se divide, su liquidez y volumen de negociación a menudo mejoran. La mayoría de las empresas que dividen lo hacen cuando pronostican un mayor precio en el largo plazo. Aumenta el deseo de invertir al reducir el costo de sus títulos. Esto a menudo beneficia a los accionistas existentes, ya que con el tiempo sube el valor de su inversión.

AHORA LEE: Ciudad de México y Estado de México regresan a semáforo rojo —suspenden actividades no esenciales hasta el 10 de enero

TAMBIÉN LEE: Los habitantes de la Ciudad de México desafían al coronavirus y abarrotan tiendas por compras navideñas

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter