Sofía Ramírez

Sofía Ramírez

Hay algo que hace a empresarios y comerciantes totalmente iguales, sin importar el tamaño de sus negocios: todos son contribuyentes obligados al pago de impuestos sobre el fruto de su trabajo.

Además, todos están obligados a emitir Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) o más comúnmente conocidos como facturas, por los actos, actividades, ingresos percibidos y retenciones que se efectúen.

Sin embargo, el contribuyente puede llegar a perder el derecho a emitir facturas por realizar malas prácticas. ¡La peor pesadilla fiscal, de cualquiera!, porque al no poder facturar, tendrían pérdidas en sus ingresos o la imposibilidad de deducir impuestos, esto es, porque la autoridad fiscal cancela sus Certificados de Sello Digital.

El Sello es un documento electrónico que expide el Sistema de Administración Tributaria (SAT) para firmar digitalmente las facturas y evitar que se falsifiquen o manipulen las facturas después de su firma.

¿Cómo pierdo mi derecho a facturar?

Existe una gran variedad de supuestos por las que la autoridad fiscal puede cancelar tu Sello y, por consiguiente, dejarte impedido para facturar y obligado a limitar tus operaciones.

En días recientes, tales supuestos han aumentado por la necesidad del gobierno de combatir a las empresas factureras, ya que a lo largo del presente año 2020 se han identificado grandes cantidades de estas empresas que realizan actividades ilícitas.

Por tal motivo, la autoridad fiscal ha aumentado los supuestos en los que busca que los empresarios y comerciantes no caigan en prácticas con servicios de empresas factureras, mismos que se encuentran regulados en el Código Fiscal de la Federación (CFF), de entre los cuales destacan los siguientes motivos:

  1. Cuando los contribuyentes omitan presentar declaraciones provisionales o definitivas en tres o más ocasiones consecutivas;
  2. Cuando durante el procedimiento administrativo de ejecución (procedimiento por medio del cual las autoridades fiscales exigen el pago del IVA, ISR, entre otras) no localicen al contribuyente o éste desaparezca;
  3. Cuando no se presente la declaración anual en la fecha que estaba obligado a hacerlo el contribuyente;
  4. O cuando se tenga conocimiento de que los comprobantes fiscales emitidos por el contribuyente se utilizaron para amparar operaciones inexistentes, simuladas o ilícitas.

¿Cómo recupero mi Certificado de Sello Digital para facturar?

Cuando la autoridad llegue a cancelar tu Sello, debes presentar de inmediato una aclaración ante el portal del SAT, misma que deberá incluir la resolución administrativa que sustenta la cancelación del Sello y las pruebas que aclaren la injustificación de la cancelación del Sello por parte de la autoridad.

Ahora bien, si no fuiste localizado y esta fue la razón por la cual te cancelaron tu Sello, deberás solicitar ante la autoridad administrativa una verificación de domicilio y hacer del conocimiento de la misma autoridad el domicilio dónde podrás ser localizado.

Se podría objetar que los motivos planteados por la autoridad fiscal son muy agresivos y extremistas, sin embargo, son una serie de medidas que plantean para evitar que los contribuyentes evadan el pago de sus obligaciones y, por ende, se involucren en actos ilícitos.

En caso de que lleguen a cancelar tu Sello, debes mantener la calma e interponer tu aclaración o juicio lo antes posible, para que la autoridad tome conocimiento del asunto y se resuelva a la brevedad tu petición, y de esa manera tu empresa o negocio no sufra irreparables perjuicios económicos.

De igual manera, se recomienda que de manera simultánea con la aclaración sobre la cancelación de tu Sello, presentes una queja ante la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) para que sirva como estrategia de presión a la autoridad, que resuelve y acelere su proceso de resolución, ya que después que está resulto a tu favor, la autoridad adicionalmente tarda hasta 15 días en reactivar el Sello.

Cada día que pases sin tu Sello habilitado, se genera una afectación grave para el desarrollo cotidiano de las actividades económicas de tu negocio, evita que dichas afectaciones surjan y mantén tu domicilio identificado y presenta tus declaraciones, para así conseguir no dar entendimientos erróneos a la autoridad de que realizas o te encuentras involucrado en operaciones ilícitas.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a más columnistas en nuestra sección de Opinión