• GroupM, un gigante de la publicidad, ha calificado a Twitter de "alto riesgo" para los anunciantes desde la adquisición de Elon Musk.
  • Citó renuncias entre el personal clave, el día después de la renuncia del jefe de confianza y seguridad, Yoel Roth.
  • Los anunciantes también están preocupados por los suplantadores que se hacen pasar por grandes corporaciones después de los cambios de verificación.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta de Instagram? Síguenos.

El gigante de la publicidad GroupM calificó a Twitter de «alto riesgo» y está advirtiendo a sus clientes que no compren promociones en el sitio, informó Digiday.

GroupM, que es líder mundial en la compra de anuncios para los medios, trabaja con una variedad de grandes empresas; incluidas Google, Coca-Cola y Unilever. Es la tercera corporación de este tipo en sugerir a los clientes que gasten su presupuesto publicitario en otra parte. Las discusiones internas, vistas por Digiday y Platformer, culpan a algunos de los controvertidos cambios de Elon Musk por el movimiento.

En mensajes internos de Slack, el líder de asociaciones de agencias de Twitter dijo que GroupM había actualizado su guía «dadas las recientes salidas de altos cargos en áreas operativas clave (específicamente Seguridad, Confianza y Protección, Cumplimiento)».

GroupM ve el aumento de cuentas falsas en Twitter como uno de los principales riesgos de contratar publicidad en la plataforma

Yoel Roth, jefe de confianza y seguridad de Twitter, renunció a su trabajo el jueves después de la primera reunión de Musk con el personal. Anteriormente había tratado de aliviar las preocupaciones sobre la desinformación después de la toma de posesión.

GroupM aumentó su calificación de riesgo al día siguiente de su renuncia. Un documento enviado a sus clientes también citó la «incapacidad potencial» de Twitter para cumplir con la FTC y «ejemplos de alto perfil de abuso de palomitas de verificación en cuentas corporativas».

Cualquier cuenta podía verificarse pagando Twitter Blue por 8 dólares al mes. Esto provocó una avalancha de imitadores antes de que se detuviera la idea principal de Musk.

Dos usuarios se hicieron pasar por la compañía farmacéutica Eli Lilly, y uno tuiteó «La insulina ahora es gratis» antes de ser suspendido. McDonald’s, Nintendo y la empresa de defensa Lockheed Martin también se encontraban entre las compañías que fueron suplantadas por cuentas verificadas falsas.

Twitter ha intentado resolver esto con una etiqueta secundaria «Oficial»; sin embargo, esta se ha revertido dos veces y muchas empresas reales no han recibido la etiqueta, lo que aumenta la confusión.

GroupM también advirtió sobre un aumento del discurso de odio en Twitter. Un grupo de investigación dijo que el uso de la «palabra N» aumentó 500% tras la adquisición de Musk. Fue Yoel Roth quien explicó que se trataba de un pequeño grupo de usuarios que publicaba repetidamente el insulto y aliviaba algunas preocupaciones —sugiriendo además que su renuncia fue un punto de inflexión para los anunciantes.

Platformer publicó una lista completa de problemas que GroupM dice que deben resolverse antes de que se rebaje la calificación de riesgo de Twitter, incluidos niveles más bajos de «conversaciones tóxicas o sexuales» en la plataforma y controles y equilibrios internos más fuertes.

Twitter y GroupM no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios, enviada fuera del horario laboral normal.

AHORA LEE: Twitter prohibe los anuncios que niegan el cambio climático

TAMBIÉN LEE: Ella es Robin Wheeler, la nueva líder del equipo de ventas global de Twitter

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: