• La semana pasada se llevó a cabo el primer transplante de una córnea artificial y derivó en grandes resultados.
  • La operación se realizó con éxito a un hombre israelí de 78 años con ceguera casi completa.
  • A un día de la operación, la córnea artificial le permitió inmediatamente leer y reconocer a sus familiares.

La vista es uno de los sentidos más indispensables; sin embargo, millones de personas en el mundo padecen alguna discapacidad visual, con las enfermedades de córnea siendo la segunda causa principal de ceguera en la mayoría de los países en desarrollo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS estima que alrededor de 2 millones de personas al año sufren ceguera corneal. Por su parte, México se ubica entre los 20 países con mayor número de personas con discapacidad visual y ceguera. De acuerdo con datos de la Sociedad Mexicana de Oftalmología, en nuestro país hay 415 mil 800 personas con ceguera.

Sin embargo, la ciencia podría ayudar a reducir estas cifras en gran medida gracias al exitoso procedimiento que involucra la implantación en el ojo de una córnea artificial.

El primer transplante de una córnea artificial se llevó a cabo en Israel

La operación se realizó hace una semana a un hombre israelí de 78 años con ceguera casi completa. Este había perdido la vista hace una década como resultado de un edema y otras enfermedades de fondo. Se intentaron diversas cirugías con la córnea del donante; sin embargo, no lograron devolverle la vista, y cirugías posteriores exponían a una infección.

Afortunadamente, la operación realizada por médicos en el Hospital Beilinson, Israel, fue exitosa con la córnea artificial CorNeat KPro. Una vez que se retiraron los vendajes al día siguiente, la córnea artificial le permitió inmediatamente leer y reconocer a sus familiares.

«Revelar este primer ojo implantado y estar en esa habitación, en ese momento, fue surrealista. Después de años de arduo trabajo, ver a otra persona implantarse el CorNeat KPro con facilidad y verlo recuperar la vista al día siguiente fue electrizante y emocional, había muchas lágrimas en la sala «, dijo el doctor Gilad Litvin, creador del CorNeat KPro, en un comunicado.

CorNeat Vision, empresa israelí de implantes biomiméticos, fue la creadora de la CorNeat KPro. Esta córnea artificial se integra completamente con la pared del ojo sin depender del tejido de un donante donante.

Una córnea artificial es una alternativa más segura que una recibida por un donante

Los ojos que han sufrido un trauma significativo se vuelven cada vez más difíciles para trasplantar la córnea de un donante. El implante está diseñado para reemplazar córneas deformadas, con cicatrices u opacificadas y se espera que rehabilite completa e inmediatamente la visión de pacientes.

A su vez, la alternativa artificial no puede transmitir enfermedades, por lo que si se integra con éxito en el ojo del paciente, será una alternativa más segura que la alternativa con tejido de un donante.

La córnea CorNeat KPro fue aprobada para su implantación en junio de 2020, comenzando un ensayo clínico multinacional en el que participaron 10 pacientes en todo el mundo.

Ahora, debido al transplante exitoso, la compañía ahora planean más estudios, con la esperanza de lograr que la córnea artificial sea considerada como el primer tratamiento para las personas con ceguera corneal.

AHORA LEE: Por qué el modo oscuro no es necesariamente bueno para tus ojos

TAMBIÉN LEE: Cómo proteger los ojos de tus hijos frente al uso excesivo de las pantallas

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagram y Twitter