• ¿Te han decepcionado varias veces? Tal vez es momento de un juguete sexual.
  • Los juguetes sexuales forman parte de un mercado mundial creció 9% en 2021 para llegar a 34,090 millones de dólares.
  • La Dildería y Erótika tienen un negocio muy placentero y en crecimiento. Conoce sus historias y juguetes más populares.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos

Hartas de los malos entendidos con los hombres Adriana, Silvia y Ana entraron a una sexshop para conocer una alternativa de placer que no conlleve una pareja… necesariamente. Ante una gran variedad de juguetes sexuales, la elección puede basarse por colores, tamaños o precios.

De hecho, los juguetes sexuales de diversas marcas y para todo presupuesto pueden encontrarse por internet y en tiendas físicas. Este tipo de artículos forma parte de un mercado mundial en decisivo crecimiento. Según datos de Statista, aproximadamente entre 2020 y 2021, ese sector creció 9% para llegar a 34,090 millones de dólares (mdd). Y entre 2022 y 2026 el crecimiento será de 41.6%.

Esta oportunidad de negocio la tomaron las hermanas Jessica y Gabriela, dueñas de La Dildería, una sexshop virtual que trabaja principalmente a través de Instagram. Este emprendimiento lo lanzaron justo en 2020, cuando las medidas sanitarias por la pandemia de Covid-19 comenzaron a hacer estragos; entonces, las empresas se vieron obligadas a cerrar y despedir personal.

La Dildería es un emprendimiento de juguetes sexuales que impulsa el autoplacer y la educación sexual

Una de las personas que se quedó sin trabajo fue Jessica, que se dedica a la mercadotecnia. Tenía varios años con la idea de emprender con un negocio que involucrara la sexualidad. Al encontrarse libre de su carga laboral habitual, decidió que era momento de lanzar su negocio.

“Es un negocio pequeño, somos tres al frente. Entre mi hermana y yo hacemos de todo: diseño, comunicación, community manager, atención al cliente, todo”, cuenta Jessica. Además, la psicóloga Eva Latapi colabora con La Dildería cuando se trata de crear contenidos de educación sexual. 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Supéralo Por Favor!! (@superaloporfavor)

Pero el camino de este emprendimiento entre hermanas no ha sido fácil. De hecho, se encuentran con varios retos. “Al no poder hablar de sexualidad libremente —en ninguna red social, prácticamente— nos ha limitado mucho. Hacer pauta es imposible”, señaló en entrevista con Business Insider México.

Sin embargo, contar con influencers educadores sexuales les ha ayudado a difundir la importancia del autoconocimiento, la exploración del cuerpo y el placer propio. Así, solo con crecimiento orgánico, La Dildería tiene más de 11,500 seguidores en Instagram.

Aunque no es el único desafío, pues la importación de juguetes sexuales se enfrenta a los permisos en la aduana y cultura local. “Primero tienes que enfrentarte a mensajes como ‘lo que dicen está mal y va en contra de Dios’. Por otro lado, en México este tema está regido por hombres y lo que queremos es recobrar nuestra sexualidad; decir, ‘soy dueña de mi placer’”, explicó.

Y funciona, pues en este mes —marco del día del amor y la amistad—, La Dildería detecta repunte de ventas. Otros meses con picos de pedidos son noviembre y diciembre, cuando las ventas casi se triplican, explicó Jessica. Además, hasta 85% de sus clientes son mujeres entre 25 y 50 años.

La orientación es parte del negocio que da mucho placer a Erótika, tienda de juguetes sexuales

En tanto, Erótika es una cadena de tiendas de juguetes sexuales con 25 años de trabajo en México y más de 50 puntos de venta. De hecho, desde 2019 comenzaron a vender sus productos a través de reparto con Rappi y Cornershop. Además, lleva 15 años en las ventas por internet.

Algo que los hace diferentes de otras sexshop es que sus vendedores también son asesores y dan orientación a sus visitantes para elegir los productos adecuados a sus necesidades. 

“No solo te van a vender un juguete o un complemento sino que te van a preparar el camino para que hagas la mejor elección posible. En todas nuestras tiendas tratamos de informar sobre temas sexuales que pueden ser tabú, desde temas como ‘red flags’ en una relación o squirt y demás”, dijo Gabriela Villegas, gerente de marketing digital de Erótika.

Durante 2020, con el primer confinamiento —entre abril y agosto—, sus ventas online crecieron 300%. Mientras otros negocios se apuraban a trasladar sus operaciones al mundo digital, Erótika aprovechó para atraer a un nuevo público. “En febrero y fin de año se elevan las ventas pero en un rango regular, (para esta época) tratamos de prepararnos con stock suficiente, descuentos y novedades”, aseguró Villegas.

Aunque que como todas las empresas, a Erótika también la alcanzó la crisis, pues tuvieron que cerrar sus tiendas temporalmente, de acuerdo con las órdenes de las autoridades.

Sin embargo, sus ventas no se detuvieron y su fuerza laboral conservó su trabajo, incluso con las cortinas abajo. “La empresa hizo un esfuerzo muy importante para que nadie perdiera su trabajo; todas las personas de tiendas mantuvieron sus empleos a pesar de que estábamos parados, se hicieron planes para que se integraran a las entregas de los pedidos en línea”, dijo la gerente.

Además, Erótika también cuenta con el modelo de franquicia. Este proceso necesita una inversión de 1.5 a tres millones de pesos (mdp), dependiendo de la tienda y ubicación. Su retorno de inversión llega en 12 meses, aproximadamente.

Los juguetes sexuales más pedidos por nivel de placer

Tanto La Dildería como Erótika tienen envíos a todo el país, así que si buscas diversión extra solo, en pareja o grupo, hay varias opciones:

Por ejemplo, en La Dildería destacan los artículos para mujeres como dildos, masajeadores y succionadores de clítoris (aquí te decimos dónde encontrarlo). Estos son los más populares:

  • Satisfayer Pro 3
  • Little Secret
  • Crescendo
  • Mona

Los precios de algunos juguetes sexuales pueden ir desde los 420 pesos hasta 7,000 pesos por una marca premium.

Entre la variedad de productos que maneja Erótika, lo primero que Villegas recomienda es tener un lubricante de cabecera, se use o no un juguete sexual. De estos artículos, algunos de los favoritos son:

  • Heaven
  • Divine
  • Fugu 
  • Giant 
  • Los masturbadores Self Love, para introducir el pene

Los precios en esta tienda pueden ir desde 400 pesos hasta 5,000 por un arnés, es cuestión de hacer una elección.

Si tienes dudas y necesitas más información acerca de salud sexual, en Business Insider tenemos contenidos que te pueden ayudar. También, busca la opinión de un especialista. Siempre que uses un juguete sexual debes sentirte completamente cómodo, recuerda que están hechos para tu placer.

AHORA LEE: ¿Están pensando en ser padres? Los primeros 1,000 días, desde la planeación del embarazo, son claves para disminuir riesgos de desarrollar cualquier enfermedad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿Por qué es momento de tener una menstruación consciente?

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramTwitterYouTube LinkedIn

AHORA VE: