• El dólar al mayoreo que negocian los grandes inversionistas toca un máximo de 22.1369 pesos.
  • El peso llegó a perder hasta 10%, algo no visto para una sesión desde octubre de 2008.
  • “Se nos depreció el peso pero pensamos que vamos a recuperarnos porque estoy optimista”, dice el presidente López Obrador.
  • El desplome del peso mexicano ocurre tras una caída de los precios internacionales del petróleo de hasta 30%.
  • Se trata del mayor desplome diario del precio del crudo desde la Guerra del Golfo de 1991.
  • Arabia Saudita lanzó una guerra de precios con Rusia, lo que llevó a los inversores a buscar refugio en los bonos gubernamentales y el yen.
  • La Bolsa Mexicana de Valores cae más de 5%, en Wall Street el índice S&P 500 paró actividades tras un desplome de 7% en la apertura.

El peso mexicano se hunde este lunes frente al dólar y llega a perder hasta 10% frente al dólar estadounidense, con lo que la moneda nacional toca su nivel más débil en tres años.

La debilidad del peso ocurre tras un desplome de los precios del petróleo más los temores por el impacto económico del brote de coronavirus.

Durante operaciones overnight en el mundo (antes de abrir el mercado mexicano) el peso llegó a perder hasta 10% y el dólar al mayoreo tocó un máximo de 22.1369 pesos a la venta, de acuerdo con datos de Bloomberg y Banco de México (Banxico).

Esa depreciación diaria no se veía desde octubre de 2008, de acuerdo con Banco BASE.

LEE: México está en emergencia nacional: Alfonso Romo

«Los indicadores económicos y la volatilidad muestran una percepción de crisis económica global», dijo Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE, en un reporte.

Después de ese registro, el billete verde se vende en 21.1024 pesos, lo que significa para la divisa mexicana una pérdida de 4.93% respecto al cierre oficial previo del viernes pasado.

“Se nos depreció el peso pero pensamos que vamos a recuperarnos porque estoy optimista”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia mañanera.

López Obrador dijo que su optimismo se basa en que las finanzas públicas del país -el dinero de todos los mexicanos que recauda el gobierno y destina a políticas públicas- están sanas, que no hay déficit (no se gasta más de lo que ingresa) y «buenas reservas».

«Está habiendo buenas señales en cuanto a crecimiento económico», dijo López Obrador.

La economía mexicana no creció sino que perdió en 2019 al contraerse 0.1% en ese año, algo que no ocurría desde 2009.

Entre las señales, Obrador mencionó que se logró detener la caída en la producción de petróleo y que hay una tendencia a que aumente.

El petróleo se derrumba

Los precios internacionales del petróleo caían hasta 33% después de que Arabia Saudita lanzó una guerra de precios con Rusia, lo que llevó a los inversionistas, ya conmocionados por el COVID-19, a buscar refugio en los bonos gubernamentales y el yen por ser considerados activos más seguros.

El Brent y el West Texas Intermediate cedían hasta 14 dólares a 31.02 dólares y 27.34 dólares el barril, respectivamente. Ambos recuperaron parte de lo perdido, pero igual registraban un descenso de 23%

Se trata de su mayor desplome diario desde la Guerra del Golfo de 1991, después de que Arabia Saudita dijo que subirá la producción para lograr cuota de mercado, en un momento en que el coronavirus ya está generando un exceso de suministro.

Arabia Saudita rebajó sus precios oficiales y planea aumentar su producción el próximo mes, después de que Rusia rechazó aprobar los recortes más profundos a la producción propuestos por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para estabilizar los mercados petroleros.

«La duración de este ambiente de precios bajos debería limitarse a unos pocos meses a no ser que el impacto del virus en el mercado global y en la confianza del consumidor provoque la próxima recesión», dijo Keith Barnett, vicepresidente senior de análisis estratégico de ARM Energy en Houston, citado por Reuters.

Las bolsas de México y el mundo se hunden

El miedo se apodera de los inversionistas lo que lleva a los mercados de valores del planeta a hundirse.

La bolsa mexicana cae este lunes a su nivel más débil desde mediados de octubre.

El referencial índice bursátil S&P/BMV IPC cae 5.49% a 39,116 unidades, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Las operaciones de Wall Street fueron suspendidas este lunes inmediatamente después de la apertura. El S&P 500 se hundió un 7% tras su caída de 5% del domingo.

Las bolsas europeas sufrían grandes pérdidas en el inicio de la sesión. Las caídas de las plazas en Londres, Fráncfort y París iban de 7% a 8%.

Con información de Reuters

Descubre más historias en Business Insider México