• Los rasgos de personalidad se consideran relativamente estables, pero eventos estresantes como la pandemia del Covid-19 pueden provocar un cambio.
  • El análisis de las pruebas de personalidad mostró una interrupción en la manera en que las personas suelen madurar con el tiempo.
  • Los adultos jóvenes se calificaron a sí mismos como más neuróticos y menos autodisciplinados después del Covid-19.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos.
 

La pandemia del Covid-19 habría cambiado a gran escala la personalidad de la población del planeta, especialmente de los adultos jóvenes en Estados Unidos, afirmó un estudio publicado en PLOS ONE.

En promedio, los adultos de entre 18 y 30 años se han mostrado más neuróticos y menos agradables y concienzudos tras vivir el primer año de la pandemia, de acuerdo con un análisis de evaluaciones de personalidad realizadas antes y después de 2020. 

Los investigadores analizaron datos del estudio “Understanding America”, una encuesta en línea de más de 7,000 adultos estadounidenses. Los participantes completaron una evaluación de rasgos de personalidad de cinco factores al anotarse en el estudio (entre 2014 y 2020). La hicieron otra vez desde que comenzó la pandemia.

El modelo de los cinco factores de la personalidad ha sido ampliamente utilizado en estudios de rasgos de personalidad.

Desde la década de 1980, los psicólogos han empleado las cinco dimensiones o factores de personalidad —extraversión, amabilidad, apertura, conciencia y neuroticismo— para describir a un individuo en sus diferentes facetas.

Las personas no suelen cambiar su personalidad bruscamente

Estos rasgos son relativamente estables en los individuos, pero normalmente ocurren pequeños cambios a lo largo de la vida. Las personas tienden a volverse menos sensibles al estrés, menos abiertas y extrovertidas, y más agradables y autodisciplinadas a medida que maduran, explicó a Business Insider la autora principal, Angelina Sutin.

“Es un cambio muy gradual que sucede con el tiempo”, dijo Sutin, quien es profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Florida. “Alguien no va a pasar de ser una persona marcadamente extrovertida a introvertida en un corto periodo de tiempo, por ejemplo”.  

Sin embargo, ese cambio pareció acelerarse durante la pandemia. Se ha calculado que puede ser equivalente a aproximadamente una década de cambio normativo de personalidad en solo un par de años. 

Ese cambio fue especialmente pronunciado en los jóvenes. Los investigadores están preocupados por lo que la tendencia puede significar para ese grupo de edad en el futuro.

El neuroticismo aumentó más entre los adultos jóvenes

Los investigadores observaron relativamente pocos cambios en la personalidad de la población entre las evaluaciones previas a la pandemia y las de 2020.

No obstante, los datos de 2021-2022 sí arrojaron determinadas modificaciones en la extroversión, la apertura, la amabilidad y la escrupulosidad.

El neuroticismo, el rasgo de personalidad más asociado con la ansiedad y la depresión, pareció disminuir ligeramente en 2020, solo para permanecer estable en el segundo año de la pandemia. Pero cuando los investigadores observaron los datos por grupo de edad, hallaron un aumento significativo de este rasgo en los adultos jóvenes.

Sutin se mostró inicialmente sorprendida al comprobar una disminución en el neuroticismo, especialmente al tener en cuenta el estrés y el miedo asociados con la pandemia.

Los adultos mayores encuestados tenían las puntuaciones autoinformadas más bajas de neuroticismo, a pesar de que eran los más aislados y con mayor riesgo de enfermedad grave.

En general, las personas tienden a volverse menos neuróticas con la edad, y el sentido de comunidad y unión habría ayudado a los segmentos de edades más avanzadas a manejar los sentimientos de inestabilidad emocional al principio de la pandemia. 

Los eventos estresantes pueden “doblar la trayectoria de la personalidad” en los adultos jóvenes

En el caso de los adultos más jóvenes, sucedió un fenómeno contrario. En promedio se autopercibieron como más neuróticos después de 2020. Sin embargo, también mostraron calificaciones más bajas en conciencia, un rasgo asociado con la autodisciplina y el control de los impulsos.

Ambos rasgos se relacionan con problemas a largo plazo, de acuerdo con Sutin.

“El neuroticismo es un predictor constante de malos resultados de salud mental, como la depresión y la ansiedad”, añadió. “La conciencia es realmente importante para los resultados educativos y laborales, y para las relaciones y la salud física”.

Este cambio es preocupante, especialmente cuando se pone en contexto con la crisis de salud mental que salpica especialmente a adolescentes y adultos jóvenes.

Ahora que los investigadores documentaron este cambio de personalidad, los próximos pasos serán observar y abordar las implicaciones posteriores de esta “madurez interrumpida” en los jóvenes durante la pandemia.

AHORA LEE: Un estudio en ratones explica por qué debes ir a dormir después de un pico agudo de estrés o ansiedad

TAMBIÉN LEE: Jóvenes de 20 años tienen arritmias cardiacas por suplementos herbales

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube y TikTok

AHORA VE: