• Los efectos de la pandemia tienen mayores consecuencias a más de dos años del inicio de esta emergencia mundial.
  • La inflación afecta el consumo en Latinoamérica con un alza del precio promedio de los bienes de consumo rápido.
  • La mayoría de los latinoamericanos encontró un empleo informal tras la pandemia pero ganan menos que antes.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos

Los efectos del Covid-19 tienen mayores consecuencias a más de dos años del inicio de esta emergencia mundial. Actualmente, la inflación afecta el consumo en Latinoamérica, en medio de la pandemia, con un alza del precio promedio de los bienes de consumo rápido de 30% respecto a 2020, especialmente en alimentos.

Si bien hay una reactivación de la economía —gracias a la reducción del desempleo a 8% en la región—, 70% de los latinoamericanos encontraron un empleo informal.

Esto significa que la mayoría de los habitantes de la región gana en promedio 25% menos en comparación con el empleo formal. En estas condiciones se compra 30% menos unidades de bienes de consumo rápido (FMCG, por sus siglas en inglés) que hace dos años.

De hecho, la canasta de alimentos es la más afectada. “El shopper latinoamericano está priorizando más sus gastos básicos y limita el consumo fuera del hogar. Además, quiere mantener su esquema de consumo de FMCG; por lo que empieza a visitar más canales en búsqueda de una mejor ecuación de valor”, dijo Marcela Botana, directora de desarrollo del cliente en Latinoamérica de la División Worldpanel en Kantar.

Los latinoamericanos buscan más lugares donde adquirir alimentos a mejor precio tras la pandemia

Además, Botana explicó que una tendencia en la región es que las personas buscan sus alimentos en 14% más puntos de venta que visitan en un año. Es decir, en promedio agregaron un canal más a sus alternativas de compra. 

Como parte de los resultados de un estudio de Kantar, la consultora señala que pese a que la frecuencia total de compra creció 1%, como todo es más caro se redujo la cantidad comprada en cada viaje en 5%. 

Aunque la frecuencia se recupera, no es suficiente para compensar el menor tamaño de la canasta de compra. Sin embargo, los consumidores logran mantener los productos que les gustan. Así, 84% de las categorías mantienen o incrementan su base de compradores. 

“El shopper adquiere menos de cada categoría para poder mantener cada una, hasta incrementar y experimentar más. En promedio actualmente se compran más de dos categorías de FMCG para consumo en el hogar en comparación con el año pasado”, agregó la directiva de Kantar.

Los consumidores compensan altos costos con menos compras de todas las categorías, incluso alimentos, tras la pandemia

De lado de las marcas, actualmente un tercio de éstas en Latinoamérica tienen un nivel de consumo consistente a corto y largo plazo. También, las personas incrementaron el número de marcas que adquieren: cinco marcas más contra el año pasado; aunque las llevan en menor cantidad. 

Pero las marcas premium se benefician con esto, reforzando que una buena propuesta de valor puede tener apego, incluso en la crisis.

“Las marcas ganadoras serán aquellas en las cuales los consumidores perciban una propuesta de valor y que se encuentren en el canal adecuado, de acuerdo con los datos de comportamiento real de más de 50,000 hogares monitoreados en América Latina”, dijo por escrito Botana.  

AHORA LEE: Trabajé 5 años en Google; que me despidiera fue lo mejor para mi salud mental

TAMBIÉN LEE: Si te dejaron un proyecto con metas inalcanzables, podría ser señal de que estás a punto de perder tu empleo

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTikTokTwitter y Youtube

AHORA VE: