Eduardo Marín

Eduardo Marín

Plataforma Petrolera

El gobierno federal destinará 45 mil millones de pesos en 2021 para la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco, 10% más que en este año. Aunque es una cantidad significativa de recursos, que representa 8% del presupuesto asignado a Pemex, su equivalente aproximado de 2 mil 150 millones de dólares es limitado.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, informó ante el Senado que su costo total sería prácticamente de 9 mil millones de dólares, mil más que el monto original anunciado. Esa cifra no resulta muy convincente, considerando que un proyecto de esta envergadura, con capacidad para procesar 340 mil barriles diarios de petróleo crudo, no es menor a 12 mil millones de dólares.

Otro aspecto que genera dudas razonadas es el tiempo. El Gobierno había señalado originalmente que estaría lista en 2021, lo que ningún especialista compró. Al igual que sucedió con las metas de producción de Pemex, este plazo fue modificado sin mayor aclaración y el discurso cambió para manejar otro.

A 20 meses de la inauguración de Dos Bocas

El propio presidente de la República dio a conocer la nueva fecha de su inauguración: 1 de julio de 2022, para celebrar el cuarto aniversario de la victoria en la elección presidencial. Pero igualmente surgen grandes interrogantes. Estamos a menos de 20 meses.

El avance oficial del proyecto es de 25 por ciento y ya han transcurrido 15 meses desde el inicio de su construcción. Falta la infraestructura de mayor envergadura y, sobre todo, lo más complejo tecnológicamente.

Las experiencias recientes en América Latina han sido realmente negativas. En Brasil, las refinerías Abreu y Lima de Petrobras, resultaron una verdadera pesadilla, con retrasos y sobrecostos de hasta cinco veces el presupuesto estimado. Lo mismo sucedió en Perú y Colombia, por no mencionar la catástrofe en Venezuela.

La opción de una refinería pequeña

Bajo una perspectiva realista, y siendo optimistas, quizás para mediados de 2022 podrían estar listas algunas, sólo algunas, plantas del proceso de refinación. Sin estar concluida en su totalidad, una alternativa viable es que en la nueva refinería el crudo sólo sea procesado en la planta primaria, sin llegar a su terminación.

Así, la que se estaría inaugurando sería una refinería más pequeña que las seis actuales del Sistema Nacional de Refinación. No contaría con el proceso completo, ni con todos sus trenes de refinación ni con toda su capacidad, muy diferente a la concebida en el proyecto original. Desde luego, esta opción no está en el discurso oficial.

El proyecto de Dos Bocas es responsabilidad directa y total, por instrucciones presidenciales, de la secretaria de Energía, aunque está coordinado por funcionarios de Pemex de amplia experiencia y capacidad, pero amarrados a decisiones de carácter político.

Prioridad: almacenamiento

El objetivo anunciado es reforzar la seguridad energética. “Volveremos a ser protagonistas en el entorno mundial”, ha señalado la poderosa titular de Sener, de infranqueable voluntad para hacer realidad el proyecto.

Pero la autosuficiencia energética no significa necesariamente producir las gasolinas que consumimos sino garantizar que no haya desabasto de combustibles ante situaciones de emergencia.

Existe actualmente amplia disponibilidad de gasolinas y diésel en el mundo y grandes petroleras están desprendiéndose de refinerías. Shell cerró su refinería Convent de Louisiana mientras busca un comprador. La última refinería construida en EU fue la de Garyville en Louisiana, hace ya 33 años. Y en Europa es aún mayor el tiempo que ha pasado.

Sin considerar el impacto ambiental, económicamente es difícil justificar una inversión para levantar una nueva refinería. Sobre todo porque somos un país con acceso a los dos grandes océanos y que limita con el mayor complejo refinador del orbe, donde sobra capacidad de refinación.

Lo que necesitamos es aumentar nuestra capacidad de almacenamiento. Esa sí debe ser nuestra prioridad.

Correo: eduardo.marin@eploc.mx

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a más columnistas en nuestra sección de Opinión