Ivonne Vargas

Ivonne Vargas

Laberinto Laboral

Seg煤n diversas fuentes, el n煤mero de mexicanos que est谩n en el esquema de la subcontrataci贸n ronda los 4.7 millones y hay quienes aseguran que son casi 7 millones.

Cual sea el n煤mero, el asunto es que resulta dif铆cil entender que L贸pez Obrador piensa con detalle en el impacto de sus declaraciones, cuando lo impulsa solo desde el argumento de que hay 鈥榗oyotes鈥 que abusan del mercado del outsourcing, sin considerar la aportaci贸n que tiene esta figura en generaci贸n de empleos.

La subcontrataci贸n es un aspecto establecido en las leyes mexicanas y es un tema en el cual han trabajado los 628 legisladores, diputados y senadores de todas las fuerzas pol铆ticas en M茅xico pa铆s. 驴Se elimina ese trabajo, y puede desaparecer de un momento a otro esta figura sin considerar lo que representan en cuanto a contrataciones?

El tema es vigilar y sancionar cuando haga falta

La Ley Federal del Trabajo (LFT) define la subcontrataci贸n laboral desde el 2012 en su art铆culo 15-A, como aquella 鈥減or medio del cual un patr贸n denominado contratista ejecuta obras o presta servicios con sus trabajadores bajo su dependencia, a favor de un contratante, persona f铆sica o moral, la cual fija las tareas del contratista y lo supervisa en el desarrollo de los servicios o la ejecuci贸n de las obras contratadas鈥.

Bajo esta descripci贸n, consta que existen en la Ley elementos para regular esta actividad. Pero la entrada econ贸mica que representa esta industria es lo suficientemente atractiva para que muchas empresas en el pa铆s busquen desempe帽arse ofreciendo este servicio, ofreciendo mecanismos ilegales para quedarse con m谩s ingresos, a costa de incumplir con prestaciones legales y en prejuicio del empleado.

Las acciones asociadas a la regulaci贸n de la subcontrataci贸n, entonces, deben asociarse a contrarrestar las malas pr谩cticas, bajo una adecuada supervisi贸n, vigilancia y sanci贸n. Pero la eliminaci贸n sin pensar pertinentemente en los impactos da lugar a escenarios como los siguientes, que comparte Armando Le帽ero, presidente del Centro de Estudios del para el Empleo Formal (CEEF).

  • En los 煤ltimos cinco a帽os, esta modalidad de empleabilidad creci贸 37% en M茅xico, lo que representa hoy empleo para 4 millones 128,912 colaboradores. La subcontrataci贸n representa 13% del personal ocupado en el pa铆s, de acuerdo con cifras recientes del Censo Econ贸mico del INEGI 2019. 驴Qu茅 suceder谩 con estos empleos?
  • De estas 4.5 millones de personas subcontratadas, al eliminar esta figura, 煤nicamente el 20% se quedar铆a en los centros de trabajo y el 80% se mover铆a a la informalidad. 
  • Si existen los elementos legales para sancionar la subcontrataci贸n con malas pr谩cticas, porqu茅 no concentrar el debate en ello, en lugar de desparecer 鈥榙e tajo鈥 una figura que generar ingresos para el pa铆s, le aporta competitividad al ser un esquema mediante el cual empresas a nivel global atraen personal.

Lanzar una propuesta de este tipo, independiente a pensar en el impacto en generaci贸n de empleos, hace pensar que,  de nueva cuenta, el presidente vive en su propio mundo, sin entender la complejidad de un mercado laboral que no solo est谩 en aprietos por el impacto econ贸mico de una pandemia, sino tambi茅n por una generaci贸n de empleos que no despega.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posici贸n por parte de Business Insider M茅xico.

Descubre m谩s historias en Business Insider M茅xico

S铆guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m谩s columnistas en nuestra secci贸n de Opini贸n