Paul Alejandro S√°nchez

Paul Alejandro S√°nchez

Energía Circular

Visitaba la casa de mi abuela hace un par de semanas y me encontr√© con una de las l√°mparas ahorradoras que compr√≥ hace m√°s de 20 a√Īos. Recuerdo que fue a las oficinas de CFE ‚ÄĒno recuerdo si ya exist√≠a un programa del Fideicomiso para el Ahorro de Energ√≠a El√©ctrica (FIDE), quiz√° s√≠, pero el hecho es que sali√≥ con cuatro l√°mparas ahorradoras. 

Esto es decir mucho. Para aquel entonces la casa de mi abuela funcionaba con ocho focos, mejor conocidos como bombillas incandescentes. Dos de las l√°mparas estaba formadas por tubos cil√≠ndricos en forma de rueda unidas por el centro con una rosca para encajar en los sockets; otras dos eran como las bombillas de LED que conocemos hoy en d√≠a, pero enormes. Dos o tres veces el tama√Īo de una bombilla incandescente.

A riesgo de ser impreciso, las dos l√°mparas circulares duraron poco m√°s de cinco a√Īos y una de las l√°mparas redondas enormes se la llev√≥ alg√ļn familiar y no se qu√© ocurri√≥, solo se que la √ļnica de las cuatro que sobrevivi√≥ fue esa, que ilumina el equivalente a 60 Watts de un foco incandescente. 

El costo era importante considerando la econom√≠a de hace 20 a√Īos. Los focos los sac√≥ a cr√©dito y CFE le descontar√≠a en su recibo bimestral una parte por un a√Īo. Pues bien, mi sorpresa es que mi abuela tiene esa l√°mpara, a√ļn activa, en su casa. ¬°Vaya que fue un gran retorno de inversi√≥n! Cuenta mi abuela que ella s√≠ observ√≥ ahorros r√°pidamente y desde entonces hizo el esfuerzo de cambiar a l√°mparas ahorradoras hasta que no qued√≥ ninguna bombilla.

Ya ahora, a todos se nos ha fundido una bombilla o una l√°mpara ahorradora o de LED en nuestros hogares. Esto es m√°s frecuente que un accidente como, digamos, romper un foco al jugar b√©isbol en la sala de nuestro hogar. Pero ¬Ņpor qu√© ya no son tan resistentes las l√°mparas incandescentes?

Esto se debe a la obsolescencia programada. Una de las críticas al sistema capitalista es que, una vez satisfecho un mercado, la industria se desaceleraría y esto ocasionaría un menor ritmo de crecimiento. El capitalismo requiere no solo de un consumo de una sola vez sino de un consumo perpetuo que permita el movimiento de la maquinaria productiva.

No es sorpresa que los primeros autom√≥viles de Ford y GM fueran muy duraderos y reparables, la idea era que todas las familias estadounidenses tuvieran un auto. Pero una vez que el mercado de satur√≥, era necesario promover la idea de que se ten√≠a que reemplazar el auto. Lo mismo podemos decir de estufas, refrigeradores, televisores; m√°quinas de coser, entre otros. Esta es la idea de la obsolescencia programada. 

Thomas Alva Edison consideraba la fabricaci√≥n de bombillas incandescentes perpetuas o al menos con una esperanza de vida muy larga. Por ejemplo, en California se encuentra la Bombilla Centenaria que es mantenida por el Departamento de Bomberos de Livermore-Pleasanton y fue instalada originalmente en 1901. 

Si bien, los a√Īos han cobrado factura y aquella bombilla de 30 Watts ahora solo emite unos 4 Watts, quiz√° en parte por el vidrio, quiz√° en parte por los filamentos y quiz√° en parte por la instalaci√≥n, la haza√Īa es tan loable que se encuentra dentro del libro Guiness de r√©cords mundiales. Y lo m√°s importante, no es el √ļnico; hay al menos una decena de bombillas que tienen alrededor de 100 a√Īos.

Quiz√°, entonces, podr√≠amos pensar en alg√ļn futuro en sistemas de iluminaci√≥n no solo m√°s eficientes sino m√°s duraderos; sin embargo, mientras sea importante para la industria el mantener la maquinar√≠a productiva y de consumo aceitada, es probable que en mi casa no tenga nunca una l√°mpara ahorradora o un LED que dure m√°s de 20 a√Īos.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookLinkedIn, Instagram y Twitter

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n