• Anant Yardi adquirió una participación mayoritaria en WeWork a través de su proceso de quiebra.
  • WeWork luchó después de 2019 por las limitaciones de la pandemia y las obligaciones de arrendamiento a largo plazo.
  • Yardi planea centrarse en las pequeñas empresas y utilizar tecnología similar a la de un hotel para realizar reservas en tiempo real.
  • ¡Nos vemos en TikTok!

El nuevo propietario de WeWork prefiere mantenerse fuera del centro de atención y tiene nuevos planes hacia las empresas más pequeñas.

Anant Yardi, quien, junto con su esposa, fundó el software inmobiliario comercial, Yardi Systems, adquirió una participación mayoritaria en WeWork a través de su proceso de quiebra.

En total, invirtió más de 500 millones de dólares en deuda y capital. El inversionista japonés, SoftBank, y el fondo de cobertura, King Street, ahora poseen participaciones minoritarias.

La empresa se catapultó a un nombre familiar tras el liderazgo excéntrico del fundador Adam Neumann y los miles de millones de dólares en inversiones de SoftBank, y cayó en desgracia en 2019 por prácticamente las mismas razones.

El consiguiente cambio de rumbo de la empresa se vio limitado por la pandemia y las obligaciones de arrendamiento a largo plazo firmadas por Neumann, quien no logró recomprar la empresa para sacarla de la quiebra.

A Yardi, a diferencia de Neumann, le gusta construir en segundo plano, y recientemente comenzó a volar en clase ejecutiva, informó el jueves el Financial Times.

Yardi planea expandir el marketing de WeWork para centrarse en las pequeñas empresas

Esto representa un cambio importante para la compañía, que ha pasado los últimos años cortejando a grandes empresas, incluso bajo la dirección de Neumann.

En tecnología, se da prioridad a las empresas más grandes, con la esperanza de que esos clientes proporcionen más estabilidad y valor que las startups y las pequeñas marcas, los clientes originales de WeWork.

El negocio empresarial de WeWork nunca cumplió plenamente sus ambiciones

Incluso en 2019, el equipo de ventas no cumplió con sus objetivos, informó Business Insider en ese momento.

WeWork impulsó fuertemente las ventas empresariales a raíz de la pandemia, a medida que estas reconsideraban sus espacios de oficina.

En marzo de 2021, WeWork tenía poco más de 200,000 clientes empresariales: el 52% de su base de clientes, excluyendo países como China e Israel.

En junio de 2023 —la última vez que dichos datos están disponibles públicamente—, WeWork contaba con 240,000 membresías empresariales, el 41% de la base de clientes.

WeWork también buscará utilizar tecnología similar a la de la industria hotelera, como reservas en tiempo real, y asociarse con otras empresas de coworking, dijo Yardi al Financial Times.

El balance de WeWork, ahora menos limitado por los arrendamientos, «luce muy bien», dijo Yardi.

«WeWork es una marca tan popular y conocida que no parecía correcto dejarla caer», dijo Yardi al Financial Times.

«Me doy cuenta de que las decisiones financieras no se toman en función del bien y del mal. Pero también existe una tremenda oportunidad en términos de darle un giro a WeWork».

En el pico de WeWork en enero de 2019, SoftBank valoró la empresa en 47,000 millones de dólares. El mes pasado, los asesores de WeWork valoraron la empresa en unos 750 millones de dólares.

WeWork no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios, enviada fuera del horario comercial estándar.

AHORA LEE: Medios y agencias exigen a Apple detener una función que obstaculiza la publicidad web

TAMBIÉN LEE: La industria china de los coches eléctricos se enfrentará a un ajuste de cuentas con su competencia

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: