Cristian Huertas

Cristian Huertas

Para mayo de 2020 el término nueva normalidad empezó a pulular las distintas publicaciones de negocios para describir el cómo sería la vida post pandemia. Con los avances en la vacunación en distintos países se está reactivando la economía y se está entendiendo mejor esta nueva normalidad.

Lo que está claro, es que la pandemia cambió de manera radical la vida de las personas y cómo ciertas industrias se van a desarrollar; entre esas se encuentra la industria financiera. Hoy me gustaría contarles, desde mi punto de vista, cuáles son las cosas que se vienen para una de las industrias más importantes a nivel global.

La pandemia no fue el acelerador de la transformaci√≥n tecnol√≥gica de las instituciones financieras, fue el verdugo de las instituciones que no estaban listas. Adem√°s, la pandemia le quit√≥ el miedo a muchas personas a la tecnolog√≠a; esto evidenci√≥ c√≥mo esta podr√≠a ayudar a tener una vida financiera m√°s conveniente. Por otro lado, las personas que ten√≠an el dinero debajo del colch√≥n empezaron a experimentar con alternativas m√°s ¬ęarriesgadas¬Ľ para obtener algo de rentabilidad. Esos cambios en la manera de hacer compras y de invertir est√°n creando din√°micas macroecon√≥micas interesantes; y se deber√° seguir muy de cerca para tomar decisiones de cr√©dito, ahorro e inversi√≥n.

Verdugo, no acelerador.

Se hizo viral en redes sociales el dicho de que ‚ÄĒpalabras m√°s, palabras menos‚ÄĒ la pandemia hab√≠a logrado lo que no hab√≠a podido el CTO o el CEO de las compa√Ī√≠as: la transformaci√≥n tecnol√≥gica.

Al menos en la industria financiera este no es el caso. Aquellas instituciones que no ten√≠an una oferta digital potente est√°n pagando muy cara su pereza tecnol√≥gica. Algunas de las consecuencias est√°n siendo el deterioro de las carteras por altos niveles de impago; deserci√≥n en su base de clientes; incapacidad de colocar m√°s cr√©dito; menor captaci√≥n a largo plazo que ‚ÄĒdebido a las bajas tasas (de los t√≠tulos de gobierno) que, supuestamente debieron verse reflejadas en mejores tasas para Pymes y personas‚ÄĒ nunca llegaron a sus beneficiarios finales. Esto hizo que aquellos que ten√≠an capital empezaron a buscar instrumentos con mayores rentabilidades.

Por el otro lado, las instituciones financieras con una fuerte oferta tecnol√≥gica, pudieron controlar mejor el deterioro de sus carteras, colocar cr√©ditos m√°s r√°pido y m√°s √°gilmente, impulsar el uso de sus canales digitales ‚ÄĒque es mucho m√°s costo eficiente‚ÄĒ, refinanciar carteras de competidores, etc.

Esta dinámica llevará a la consolidación del sistema financiero. Quienes tenían la solidez financiera y agilidad para sortear los retos de la pandemia podrán hacer ofertas agresivas y con descuentos importantes a competidores que no lograron adaptarse a las nuevas circunstancias.

Tecnología = Conveniencia

Muchas personas empezaron a pagar sus servicios p√ļblicos a trav√©s de las aplicaciones de sus bancos o fintech. Otras comenzaron a hacer las compras que normalmente hac√≠an en centros comerciales a trav√©s de Amazon, Mercado Libre o los e-commerce de sus marcas preferidas. Incluso, otros consumidores hicieron el s√ļper a trav√©s de plataformas como J√ľsto, Merqueo o Cornershop. Al hacerlo le perdieron el miedo a pagar por internet; asimismo, vieron la conveniencia de tener una tarjeta para poder comprar en estos lugares y tener un mayor control de su dinero.

Excedentes de dinero invertidos en las empresas o temas que son tendencia.

Los afortunados de la pandemia, aquellos que mantuvieron su trabajo, gastaron menos, por b√°sicamente estar guardados en sus casas, y sus cuentas de banco empezaron a crecer. Con estos excedentes empezaron a darse cuenta que lo que segu√≠a era ver en d√≥nde invertir ese dinero, y empezaron a buscar alternativas. Todas las compa√Ī√≠as que ten√≠an una oferta de inversi√≥n con un componente digital han visto una explosi√≥n importante en el n√ļmero de usuarios. Desde invertir en Tesla hasta invertir en criptomonedas, todo aquello que se hac√≠a tendencia empez√≥ a generar inter√©s de parte de las personas con excedentes de capital y plataformas como Bitso han visto un repunte importante en el n√ļmero de usuarios.

¬ŅC√≥mo ser√° entonces la nueva normalidad financiera?

Llena de ofertas digitales para los usuarios, llena de pagos por e-commerce, con un acceso generalizado a inversi√≥n en aquellas compa√Ī√≠as o activos que generan mayor inter√©s (y que no necesariamente est√°n en el mercado Mexicano).

La compa√Ī√≠a financiera que no tenga una oferta digital robusta, ya est√° muerta o est√° en camino de hacerlo y todav√≠a no se ha dado cuenta. Los consumidores financieros ser√°n los ganadores, pero deber√°n ser m√°s cuidadosos, porque la libertad de invertir en lo que sea que uno quiera, no significa que se va a invertir en algo que sea necesariamente bueno.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n