• Netflix anunció que el estreno de temporada final de Cobra Kai se dividirá en tres partes.
  • En sus inicios, el servicio streaming apostó por estrenar las nuevas temporadas de sus series originales de golpe.
  • Con este nuevo modelo pretende aprovechar el binge watching, al mismo tiempo que crea expectación y lealtad.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Threads? Síguenos.

El estreno de la sexta y última temporada de Cobra Kai —secuela de la saga de la década de 1980 Karate Kid— llegará a Netflix en tres partes.

Anteriormente, el servicio streaming ha recurrido a estrenos por volúmenes. Sin embargo, esta será la primera vez que los divida en tres partes y no dos, como ya nos tenía acostumbrados.

La primera parte de la última temporada de Cobra Kai estará disponible en Netflix el 18 de julio, mientras que la segunda lo estará el 28 de noviembre. La tercera y última parte estrenará en algún punto de 2025.

Netflix, servicio streaming que convirtió el maratón en la fórmula de consumo por defecto para sus series, parece que ahora está buscando un equilibrio entre darle a los espectadores lo que quieren y alargar un poco más la estela comercial de sus productos.

Binge and chill

El maratón de series es una práctica que se remonta a la época de los torrents y de las redes P2P.

Servicios como Megavideo se nutrían, en gran medida, de contenidos televisivos ya emitidos, que subían en bloque para generar más tiempo en sus webs.

Las sesiones intensas de consumo no exponían a los usuarios a más publicidad. También les permitía monetizar su ansiedad por ver un episodio más, estableciendo una restricción al número de capítulos que se podían ver de jalón y cobrando una cantidad por saltársela.

Netflix —que desde sus orígenes tuvo muy claro que la base de su éxito estaba en lograr que hubieran las mínimas fricciones al consumo— aplicó la misma fórmula. Y no solo con el contenido de terceros, sino también con sus producciones originales.

En 2013, muchos tacharon de loco a Ted Sarandos, entonces Chief Content Officer de Netflix, cuando anunció que estrenarían de golpe House of Cards, su primera gran serie original.

Netflix estreno
Netflix

“Recibí una llamada de todos los ejecutivos de cadenas de televisión que conocía diciendo ‘No hagas esa locura. Has hecho una inversión enorme. Levántala del servicio, haz que vuelvan cada semana y podrás aprovecharte de ellos con otros estrenos’”. 

Sin embargo, Sarandos decidió seguir adelante con el plan porque, en su opinión, “había más negocio en la satisfacción del cliente que en la del negocio”. 

El tiempo les dio la razón. Las interminables sesiones de reproducciones de contenidos seriados han demostrado ser una palanca de retención muy poderosa. Esta elevan el aumento del tiempo de contacto con el servicio.

Además, el binge está en la base de los fenómenos de gran resonancia cultural, lo que también incentiva la captación de nuevos clientes. 

La tendencia a ver una serie como si se tratara de un atracón se explica por la gratificación que se obtiene con dicha práctica.

En estudio Binge-watching motivates change: Uses and gratifications of streaming video viewers challenge traditional TV research, Emil Steiner y Kun Xu exponen que entre las motivaciones primarias para maratonear están:

  • La vocación de ponerse al día con un contenido
  • El deseo de relajarse
  • La satisfacción que produce terminar una serie
  • El sentir que se forma parte de un fenómeno cultural 
  • La mejora percibida en la experiencia de ver el contenido

No es casualidad que todo en Netflix —desde la fórmula de estreno hasta el tipo de promoción o el encadenamiento de episodios— incite a maratonear.

De acuerdo los autores, el atracón induce un mayor espectro de atención que ver el contenido únicamente de manera pasiva. Además, genera una mayor sensación de empoderamiento sobre lo que se está reproduciendo. 

El mini-binge 

Desde sus orígenes, la apuesta de Netflix resultó incomprensible para el sector tradicional porque, en realidad, suponía adulterar por completo el concepto de audiencia fidelizada sobre la que la industria había construido su propuesta de valor. 

La plataforma decidió descartar la cita semanal, la conversación sostenida a lo largo plazo y la restricción en el abastecimiento del contenido. Cambió todo esto por una autoprogramación individual de sesiones de reproducciones, conversaciones muy concentradas en el tiempo y una mentalidad basada en darle al espectador lo que quiere.

Con esta fórmula, renunció a una relevancia y visibilidad sostenida para beneficiar picos de popularidad más intensos y concentrados en el tiempo. 

Netflix rompió este sagrado mandamiento del estreno en golpe con Lucifer. En 2019, la última entrega de la serie (de 16 episodios) estreno en dos partes de ocho capítulos cada una.

Netflix estreno
Netflix

Dos años más tarde le siguió la temporada de La Casa de Papel, que también estreno en dos partes (una en septiembre y la otra en diciembre.

A partir de 2022, la práctica comenzó a popularizarse como fórmula por defecto para estrenos estratégicos, como Stranger ThingsYouThe WitcherThe Crown y, recientemente, Bridgerton

El contexto tiene mucho que ver en la relajación de la fórmula que se siguió durante años. El aumento de competencia y del volumen de estrenos aceleró enormemente la discusión en torno a los contenidos. De acuerdo con la consultora SambaTV, 75% de la audiencia de un contenido estrenado On-Demand se concentra en los primeros 15 días. 

Esa falta de persistencia de la serie, más allá de las primeras semanas, comienza a afectar la rentabilidad de la inversión económica. Esto se debe a que el desinterés hace que el show naufrague en el algoritmo.

La fórmula de los estrenos por partes está orientada a obtener lo mejor de ambos modelos. Permitir el consumo compulsivo para mejorar los índices de atención e impulsar las reproducciones. Al mismo tiempo, establece una espera que permite generar un nuevo pico de interés más adelante. 

Esto no solo es más rentable publicitariamente, también alimenta una mayor estabilidad de la base de clientes. No es la única ventaja. En el caso de propiedades intelectuales valiosas —que acostumbran a recibir esta fórmula de estreno— permite afianzarlas mejor al alimentar una audiencia sostenida e impulsar el recuerdo. 

Que Netflix esté introduciendo excepciones a la disciplina del estreno de golpe refleja hasta qué punto necesita ser más eficiente en la explotación de sus contenidos y fidelizar más allá de la satisfacción inmediata. 

El estreno por partes busca construir un evento en torno a un estreno y multiplicar su relevancia. Y en el caso de Cobra Kai, con sus tres partes, ese aumento en el tiempo de espera no resultará tan extraño para un público objetivo generacionalmente acostumbrado a no tener al momento todo lo que quiere. 

AHORA LEE: Por qué los adultos que no tienen hijos están enganchados con ‘Bluey’

TAMBIÉN LEE: ‘Baby Reindeer’: cómo la serie de Netflix aporta una nueva perspectiva a la victimización sexual masculina

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube, TikTok y Threads

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: