• Enrique de Hoyos y su mascota Chato desarrollaron el emprendimiento de Mutt en 2013, con tan solo 10,000 pesos, ahora obtuvieron 1 millón en Shark Tank México.
  • El emprendimiento de Mutt, alimento crudo para perros, nació gracias a que Chato se rehusaba a comer croquetas y prefería comer palomas.
  • Su primera venta se realizó en parques de la ciudad de Monterrey, para luego iniciar en los mercados que le dan lugar a pequeños emprendedores y ahora se ubica en retails. 

Chato usaba sus croquetas para cazar las palomas que llegaban a su patio. No, no era una forma de entretenerse, Chato quería comerlas. Así, sin saberlo, Chato, un perro de dos meses, inició junto a su humano Enrique de Hoyos, su emprendimiento de alimento crudo para perros llamado Mutt.

Enrique se quedó con Chato, luego de que su expareja rompiera la relación. «No había tenido un perro desde los años 80», dijo Hoyos en entrevista con Business Insider México.

Chato se rehusaba a comer croquetas y prefería comer las palomas que llegaban a su hogar, esa era una señal para saber que él quería carne.

Una alimentación basada en su naturaleza carnívora

El emprendimiento de Mutt inició en 2013 con una inversión de 10,000 pesos, pero no fue hasta 2018 que Enrique le dio toda su atención para desarrollarlo completamente y llegar a Shark Tank México, donde recibió una inversión de 1 millón de pesos.

Mutt se basa en alimentación cruda para perros (debido a su naturaleza carnívora), un movimiento que ha estado presente desde 1993.

«Existe un movimiento que lleva 30 años y que consiste en devolverle a los perros su forma de comer cómo lo hacían en la naturaleza», dijo Enrique.

Este movimiento es la dieta BARF, que significa Biologically Appropiate Raw Food, en español es alimentación cruda biológicamente adecuada. Esta dieta fue diseñada por el veterinario Ian Bilinghurst, la cual propone alimentación basada en proteína.

Billinghurst escribió tres libros que hacen referencia a la dieta BARF, argumentando que los perros son, por naturaleza, carnívoros. Esto debido a que su sistema digestivo es más corto que el de los herbívoros o los omnívoros.

Mutt un alimento que significa criollo

Mutt, que viene de la expresión en inglés que significa criollo, se empezó a producir de forma artesanal en la casa de Enrique. Su primera venta se realizó en parques de la ciudad de Monterrey, para luego iniciar en los mercados que le dan lugar a pequeños emprendedores.

Pero no fue hasta 2013 que logró tener un local e iniciar un mayor volumen de producción.

«Empezamos poco a poco y vender la idea sobre cómo comían los perros. A finales de 2013 ya teníamos nuestro lugar para crear los productos y fuimos introduciendo premios, sazonadores y huesos», agregó Enrique.

Una empresa con sentido social

Mutt consiguió una inversión de 1 millón de pesos en Shark Tank México con Carlos Bremer. Esta cantidad se usará para seguir aumentando su producción, poder estar presente a nivel nacional e iniciar en el e-commerce.

Enrique y Chato también patrocinan perros que son rescatados, les dan todo el alimento necesario para que se rehabiliten y puedan encontrar un hogar.

«Este es el mejor trabajo que hay. La sensación que tienes cuando te dicen que tu producto ayudó a su mascota, va más allá que cualquier remuneración económica», concluyó.

AHORA LEE: Uffi Dreams, la startup mexicana que te ayuda a conciliar el sueño con unas cobijas de peso

TAMBIÉN LEE: JA’AB: los jabones artesanales nacieron como pasatiempo y hoy se distribuyen a gran parte del país

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter.