• Los estereotipos sexuales a menudo llevan a las personas a preguntarse si sus experiencias sexuales son normales o no.
  • Los mitos que sugieren que el tamaño del pene importa para el placer sexual, las bolas azules pueden causar problemas a largo plazo y los hombres tienen que eyacular para experimentar el placer abundan, pero son científicamente inexactos.

Cuando se trata de sexo y experiencias sexuales, no hay dos iguales. Pero los estereotipos pueden hacer que creas declaraciones generales sobre la salud sexual y lo que es «normal». Además, existen mucho mitos alrededor de temas sexuales que pueden ser contraproducentes, como aquellos ligados a los orgasmos masculinos.

Las personas con penes, por ejemplo, pueden pensar que el tamaño de su pene afecta cuán buenos son en la cama o que la eyaculación precoz es incurable, cuando ninguno de los dos es cierto.

Para desacreditar los mitos masculinos sobre el pene y orgasmos, Insider habló con expertos en salud sexual.

Mito: el tamaño del pene afecta la satisfacción sexual

La idea de que un pene más grande siempre es mejor ha existido desde hace mucho tiempo, pero Brahmbatt le dijo a Insider que la longitud y el grosor del miembro de una persona no es un reflejo directo de cuán satisfechos estarán sexualmente ellos o su pareja.

«La mayoría de los chicos están bien en términos de tamaño y circunferencia. Pero cuando se comparan con la industria del cine para adultos pueden comenzar a tener inseguridades», dijo a Insider el doctor Jamin Brahmbhatt, un urólogo en Orlando, Florida.

Cuando un paciente le dice a Brahmbatt que el tamaño del pene es una preocupación para ellos, él les recuerda que el pene promedio tiene 3.5 pulgadas de largo cuando está flácido y 5.1 pulgadas cuando está erecto.

También dijo que una persona normalmente sana, ya sea que esté por encima o por debajo del promedio, no debería experimentar falta de satisfacción sexual debido solo al tamaño.

Mito: las ‘bolas azules’ pueden ser mortales

Ciertamente da miedo ver que tus testículos se ponen azules y sentir dolor e incomodidad en tu pene.

Pero esas sensaciones, que a menudo son indicativas de la condición de hipertensión epididimaria, o «bolas azules», no ponen en peligro la vida ni representan un riesgo de daño permanente.

La hipertensión epididimaria ocurre cuando a una persona le queda «exceso de sangre en los testículos debido a una ola de erecciones no seguida de eyaculación», según Brahmbatt.

Normalmente, cuando un hombre se excita, la sangre fluye hacia el pene y los testículos y provoca una erección. Si el hombre eyacula, la sangre vuelve a un nivel normal. Pero si no lo hace, pueden aparecer las bolas azules.

Brahmbatt dijo que no hay «cura» para las bolas azules.

«Como anécdota, la forma más rápida de recuperación parece ser la eyaculación. Otras formas discutidas en los foros incluyen bolsas de hielo, evitar erecciones [y] ejercicio de algún tipo», dijo.

En algunos casos, los síntomas de un problema más grave podrían confundirse con las bolas azules, por lo que es importante consultar a un médico si no desaparece, dijo Brahmbatt.

Mito: los hombres nunca fingen orgasmos

Cuando los hombres alcanzan el clímax, la señal reveladora es la eyaculación. Pero Brahmbatt dijo que eso no exime a los hombres de fingir orgasmos.

«Los hombres pueden fingir la vista y el sonido de un orgasmo. El único problema es que puede no haber eyaculación visible. En ese momento, podrían culpar a un medicamento o un problema médico», dijo Brahmbatt.

Mito: los hombres no pueden tener más de un orgasmo a la vez

Algunas mujeres pueden tener orgasmos consecutivos durante las relaciones sexuales sin ningún tiempo de inactividad. Pero dado que la mayoría de los hombres eyaculan durante el clímax, es menos probable que experimenten más de un orgasmo en una sola sesión sexual.

Pero eso no significa que sea imposible, según el investigador sexual del Instituto Kinsey, Justin Lehmiller.

La razón por la que los hombres generalmente solo tienen un orgasmo es el período refractario, o el tiempo que demora después de eyacular para que el pene vuelva a estar erecto.

«La duración de este período varía mucho entre los hombres, pero podría ser de unos pocos minutos en un hombre más joven en comparación con horas (o incluso días) en los hombres mayores», escribió Lehmiller en su sitio web, donde comparte los hallazgos de su investigación.

Pero algunos hombres pueden llegar al orgasmo sin eyacular, por lo que para ellos es posible tener más de un orgasmo consecutivo ya que el período refractario se elimina de la ecuación.

De hecho, un estudio de 1989 observó a 21 hombres que pudieron tener orgasmos consecutivos sin un período refractario.

Mito: la eyaculación precoz es incurable

La eyaculación precoz, o eyacular antes de que usted o su pareja quisieran durante las relaciones sexuales, es un problema común entre los hombres.

Como informó anteriormente Insider, 1 de cada 3 hombres ha experimentado eyaculación precoz en algún momento de sus vidas. Pero se puede arreglar con la ayuda de tópicos, condones y medicamentos.

Según el doctor Seth Cohen, urólogo de NYU Langone Health, los aerosoles para el pene y los condones de Promescent y Roman contienen ingredientes que desensibilizan temporalmente el pene para prevenir la eyaculación de inicio temprano.

Cohen dijo que los ISRS como el Prozac, que se usan comúnmente para tratar la depresión, pueden usarse para retrasar la eyaculación. Estos medicamentos esencialmente le dicen a su pene que aguante un poco más.

También puedes intentar usar medicamentos para la disfunción eréctil según sea necesario, como Viagra o Cialis, sin receta, según Cohen.

Mito: los hombres deben eyacular para estar satisfechos o para experimentar placer sexual

Según Brahmbatt, la necesidad de eyacular durante el sexo se reduce a preferencias personales.

«He conocido hombres que están satisfechos sin tener los clásicos signos de sexo / eyaculación «, dijo.

AHORA LEE: 5 maneras en que los hombres pueden durar más en el sexo

TAMBIÉN LEE: 5 grandes beneficios que el sexo brinda a la salud, y qué tanto es suficiente

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagram Twitter