• México aplazó por tres años la obligación de fabricar e importar exclusivamente camiones que usen diésel limpio, bajo en azufre.
  • El aplazamiento es bajo el argumento de que no hay por ahora "disponibilidad plena" del combustible.
  • "Dicha disponibilidad se tendrá a partir del 01 de enero de 2025," dice el documento.

México aplazó por tres años la obligación de fabricar e importar exclusivamente camiones que usen diésel limpio, bajo en azufre.

El aplazamiento es bajo el argumento de que no hay por ahora «disponibilidad plena» del combustible, según un documento de la secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) visto por Reuters.

El Comarnat, un comité ambiental encargado de decidir al respecto donde participa el Gobierno e industriales, acordó que hasta finales de 2024 pueden convivir motores que usan diésel convencional con nuevas tecnologías.

El aplazamiento de la norma, emitida por la Semarnat, ocurre cuando el gobierno está bajo presión de los ambientalistas por su fuerte apoyo a los combustibles fósiles.

Se buscaba reducir las emisiones de contaminantes pero ahora será hasta 2025

En septiembre de 2020 y tras quejas de los transportistas, México aplazó hasta diciembre de este año la normativa.

Con ella se buscaba reducir las emisiones contaminantes del transporte terrestre por complicaciones derivadas de la pandemia de Covid-19.

El acuerdo, que entrará en vigor tras publicarse en el Diario Oficial, destaca la imposibilidad de Pemex de distribuir diesel más limpio en todo el territorio nacional antes del 31 de diciembre de 2024, tras una prórroga previa que le dio el regulador de energía CRE.

«Dicha disponibilidad se tendrá a partir del 01 de enero de 2025», dice el documento.

Este año hubo una caída de 73% de la disponibilidad del diésel limpio

Ante la insuficiente producción doméstica, México importa buena parte del diésel limpio que se vende en las estaciones de servicio del país.

Ni la Semarnat, ni la CRE, ni Pemex respondieron a una solicitud de comentarios de Reuters sobre la prórroga acordada.

En junio, el gremio de transportistas terrestres de México pidió que aplazar la norma ambiental porque, de no hacerlo, la incertidumbre sobre la oferta de diésel ultrabajo en azufre podría elevar la dependencia de camiones más viejos y contaminantes al paralizar la compra de tecnologías más nuevas.

Los fabricantes y transportistas revelaron una disminución de 73% de diésel limpio en 380 estaciones de servicio, desde un 81% en 2018.

Los transportistas argumentan que modelos nuevos de camiones que aún usan diésel convencional pueden reducir las emisiones de óxido de nitrógeno en más del 80% y las partículas peligrosas a la mitad, en comparación con camiones más antiguos. El acuerdo de Semarnat señala que se consideró esta realidad.

Con información de Reuters

AHORA LEE: La refinería de Tula, la segunda más importante de Pemex, sufre un bloqueo desde hace dos semanas

TAMBIÉN LEE: Pemex evita huelga acordando con el sindicato petrolero un aumento salarial de 3.4%

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitter y Youtube