• Creo que es más divertido mostrar a la gente que estoy utilizando solo la información que ellos, amigos o familiares dan en redes sociales.
  • Lo que he demostrado en algunos TikToks es que los familiares exponen a la gente más que cualquier otra cosa.
  • Aunque utilice la palabra "doxing", me gusta recordar a la gente que solo lo hago de manera divertida para las personas que lo consienten.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta de Instagram? Síguenos.

Este es un ensayo basado en una conversación con Kristen, de 32 años, una mesera de Chicago más conocida por su cuenta de TikTok, @NotKahnJunior. El apellido de Kristen no se ha revelado por razones de privacidad, pero su identidad es conocida por Insider. Ella utiliza su cuenta de TikTok para doxear de manera consensuada a usuarios y revelar sus cumpleaños utilizando únicamente las redes sociales.

Mi «doxing consensuado» comenzó completamente por accidente. Vi una tendencia en TikTok de gente que usaba un audio de voz en off que decía: «Dime que no aparentas tu edad sin decirme que no aparentas tu edad», y luego decían tener una edad totalmente diferente. Vi a mucha gente mentir, como personas que tenían claramente 25 años y decían que tenían 50.

Hubo otra que dijo que tenía 21, y mucha gente en sus comentarios argumentaba que parecía mayor. Un par de días después, publicó otro video diciendo: «¿Qué tal si adivinan de verdad mi edad?». Lo tomé como un consentimiento para hacer un video gracioso.

En el video, le dije: «Bueno, sé que no tienes 21 años porque entré en tu Instagram y vi que tu amiga te había etiquetado en una foto. Estás en la misma hermandad, su edad es esta, porque publicó su licencia de conducir y tapó su edad con el pulgar, pero no tapó el año. Así que en realidad tienes entre 29 y 30 años».

Ahora se descontroló: La gente no paraba de comentar: «¡Eh, pruébame, pruébame!». Cuando hice un TikTok tonto sobre cómo podía encontrar el cumpleaños de alguien, no esperaba convertirme en educadora de privacidad de datos o alguien que enseñara a la gente cómo bloquear sus perfiles de redes sociales.

Solo quería mostrar a la gente lo espeluznante que soy. Pero lo convertí en una herramienta muy útil. Mi video más visto tiene ahora 15 millones de visitas, y tengo más de 30 millones de visitas en total, lo que me parece una locura».

Sobre métodos de investigación

Mi método es muy caótico. Reviso mis comentarios de TikTok, elijo a unas 10 personas y hago clic en sus perfiles hasta que encuentro a alguien que me dice: «Vale, esto parece difícil». Entonces empiezo a buscar más, y si hay al menos uno o dos aspectos interesantes, me pongo en ello.

A la gente le gusta mucho cuando doy pasos poco convencionales que van más allá de mirar su Facebook y ver que su madre los felicitó por su cumpleaños. En uno de mis videos, pude averiguar la identidad de una chica porque sus iniciales y las de su prometido estaban en una almohada en el fondo de un TikTok, luego encontré su perfil de Facebook, que decía que estaba prometida con alguien con esas iniciales.

Mucha gente dice que lo único que tengo que hacer es teclear un nombre en un sitio web de registros o hacer una búsqueda inversa de imágenes. Pero de lo que se trata es de que yo encuentre tu cumpleaños utilizando solo las redes sociales. Creo que es más divertido mostrar a la gente que estoy utilizando solo la información que ellos o sus amigos o familiares han proporcionado en los perfiles de las redes sociales. Escribir el nombre de alguien en un sitio web de referencia no sería un TikTok muy divertido.

Recibo muchos comentarios que dicen: «No hay manera de que me encuentres porque no tengo ninguna información sobre mí en mi TikTok. No tengo mi nombre. No tengo ninguna indicación de cuál es mi cumpleaños».

Pero lo que he demostrado en algunos TikToks es que los familiares exponen a la gente más que cualquier otra cosa. Puede que estés a salvo en todos los aspectos de tu vida, pero tu tía abuela podría haber publicado en Facebook que está muy orgullosa de que te hayas graduado en la universidad, o tu madre podría decir: «Feliz cumpleaños, no me puedo creer que hoy cumplas 25 años».

Y eso es una puerta de entrada directa para mí. ¿Es algo que puedas controlar o incluso saber si no tienes redes sociales? No. La gente me pregunta: «Oye, ¿cómo bloqueo mis redes sociales?». A veces es imposible ser completamente anónimo en internet a menos que hayas hablado con todas y cada una de las personas que conoces.

La gente me pregunta: «¿Alguna vez fallas? ¿Alguna vez no encuentras gente?» No puedo encontrar gente todo el tiempo. Si tienen un perfil privado, y no tienen foto de perfil, y su nombre de usuario es solo letras y números, eso es un callejón sin salida para cualquiera, a menos que hackees una cuenta. La gente cree que el objetivo es que fracase, pero yo creo que la gente sale ganando si intenta permanecer en el anonimato.

Sobre doxear con consentimiento

Cuando las personas empezaron a pedirme que les hiciera doxing, pensé: «¿Hablan en serio? ¿Realmente quieren que exponga su información?». Utilizo la palabra «dox» para referirme a doxear con permiso.

Quiero dejar claro que tacho información sobre cualquier persona que no sea la que pidió ser doxeada. Sé muy bien que lo que estoy haciendo no está siquiera cerca de doxear de verdad, porque veo doxing como una manera maliciosa de dañar a alguien (como lo que el foro KiwiFarms hace).

He intentado ser cuidadosa con mi contenido y asegurarme de que no se me asocia con eso. Aunque utilice la palabra «doxing», me gusta recordar a la gente que solo lo hago de manera divertida para las personas que lo consienten. Y la gente dice que es divertido ver mi proceso o que encuentran mis TikToks entretenidos, y creo que muchas personas simplemente están interesada en ver cómo su información podría parecerle a otra persona.

Lucho mucho con la gente que comenta: «Estás enseñando a la gente a acechar a otros, estás enseñando a la gente a ser espeluznante». No estoy enseñando a la gente a hacer cosas malas. Sólo estoy enseñando a la gente qué partes de sus redes sociales tienen grietas y qué pueden hacer para bloquear mejor sus perfiles.

Además, quien quiere doxear personas sabe cómo hacerlo de distintas maneras. Yo solo pienso que haría para investigar a alguien si hiciera match en Tinder. Y he recibido a mucha gente en mis comentarios que dice: «Oh, esto es lo que yo hago, ¡no estoy solo!». Creo que es genial ver desde un aspecto de seguridad que otras personas hacen este tipo de cosas para protegerse antes de ir a una cita, y es útil para enseñar a la gente nuevas maneras de estar seguros.

También hay gente que me dice que debería dedicarme a la privacidad de datos o al análisis de inteligencia. He recibido algunas ofertas para hacer trabajos de investigación, por ejemplo de productores de programas de televisión que me decían: «Oye, nos encantaría que buscaras esta información sobre la gente para poder entrevistarla».

Algunas organizaciones benéficas me han propuesto hacer cosas como ayudar a las familias a encontrarse. Y ha habido gente que dice: «Oye, te enviaré 100 dólares si me ayudas a encontrar a mi exmarido para pagar la manutención». Es interesante que la gente sienta que puede confiar en mí para ayudarles a resolver un asunto legal. No he buscado nada de eso. Suelo responderles que sobrestiman mis capacidades. Solo soy la mujer del cumpleaños de TikTok, ¿sabes?

Las diferencias entre generaciones en cuanto a la privacidad de los datos

He aprendido mucho sobre la cantidad de información que cada generación tiene en internet. Si son de la Generación X o mayores, suele haber menos información sobre ellos en internet. El principal lugar donde puedo encontrarlos es Facebook, porque fue el primer medio de comunicación social que tuvo mucha gente. Sé que si voy a Twitter, no encontraré a un Gen Xer tuiteando incesantemente sobre su cumpleaños.

Creo que los millennials son los más fáciles de encontrar porque estamos en todas las plataformas de redes sociales. Sé que si alguien nació entre 1990 y 1995, es muy probable que tenga Twitter, Facebook, Tumblr, Pinterest e Instagram. Y aunque nos dijeron que no diéramos toda nuestra información, nadie nos dijo nunca que no tuiteáramos sobre lo emocionados que estamos por celebrar nuestra fiesta de cumpleaños.

Normalmente puedo encontrar a la Generación Z si son mayores. Pero si tienen 20, 21 o 22 años, me resulta un poco difícil. Creo que tiene que ver con el hecho de que internet ha envejecido y a la gente se le ha dicho que tenga más cuidado. Esa generación no tiene tanta información como los millennials.

Creo que estamos en un momento muy extraño en el mundo en el que la gente quiere compartir todo online, pero también quiere ser misteriosa. No sé si hay más gente que quiere ser anónima. La gente quiere ser vista, pero no demasiado.

Cómo se siente doxear gente

Me siento maníaca cuando lo hago. Es puro caos. Mi esposo y yo estamos sentados en el sofá y le digo: «Oye, si me hablas durante los próximos 10 minutos y no respondo, estoy intentando encontrar información de alguien en internet».

Yo me concentro por completo en mi teléfono y converso conmigo misma: «Bueno, aquí está el perfil. Déjame ir a los seguidores. A ver, el primer seguidor. Quizá esta persona esté en Facebook. Déjame ir a su Facebook. A ver sus fotos. Tal vez su madre les deseó un feliz cumpleaños. No, esto es un callejón sin salida. Iré a Instagram».

Es un método muy caótico. Pero mi objetivo es encontrar a alguien lo antes posible, no necesariamente de la manera más eficiente. Y cuando lo consigo, la sensación es realmente como resolver un rompecabezas o completar un videojuego. Siempre me siento y digo: «Dios mío, ¡sí!». E inmediatamente después tengo que volver al rollo de mi cámara —hago docenas de capturas de pantalla por el camino— para ver cómo llegué hasta ahí.

No es que lo celebre tanto, pero cuando encuentro el cumpleaños de alguien, tengo una abrumadora sensación de orgullo, sobre todo si fue un poco más difícil de encontrar.

Sin embargo, me estreso. A veces encuentro un detalle interesante sobre alguien y pienso: «A otras personas les fascinaría la manera en que yo he encontré esta información. Necesito ver esto». Así me sucedió hace una semana, cuando pasé 20 minutos viendo la graduación de secundaria de una mujer en 2012.

Hacia dónde podría ir esto en el futuro

Ahora mismo estoy disfrutando del viaje. Cuando hice el primer TikTok, no esperaba que se convirtiera en una bola de nieve y que la gente me enviara correos electrónicos y me dijera: «Oye, voy a compartir esto con mis grupos de protección de datos. Esto es impresionante, realmente estás educando a la gente».

En este momento hay muchos caminos por los que puedo ir, pero voy a subirme a la ola del doxing consensuado y agradecer que a la gente le guste mi contenido.

AHORA LEE: WhatsApp anuncia nueva función de ‘Comunidades’

TAMBIÉN LEE: WhatsApp permitirá que te mandes mensajes a ti mismo

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: