• Un equipo de ingenieras en biotecnología del Tecnológico de Monterrey desarrolló MADU un sustrato orgánico que podría reducir el uso de fertilizantes y agua.
  • Esta compuesto a base de fibra y polvillo de coco, vermiculita y micorrizas.
  • Las pruebas en chile, fresas y tomate mostraron que MADU ayuda a ahorrar hasta 40% del costo de producción.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta de Instagram? Síguenos.

México cuenta con 32.4 millones de hectáreas destinadas a la cosecha, según la Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA). De ellas el  21% cuenta con riego y el 79% depende de las lluvias para mantener la cosecha en pie. Con el objetivo de ayudar a mejorar los cultivos, un equipo de ingenieras del Tecnológico de Monterrey desarrolló un sustrato orgánico que podría hacer rendir mejor el agua. 

Con esto en mente, Montserrath Martínez, Daniela Sánchez y Arena Serrano ingenieras en biotecnología, y Areli Rosas licenciada en negocios internacionales se propusieron crear un producto que ayude a mejorar el sector agrícola.

En nuestro país, la agricultura es la actividad económica que genera 70% del valor en el sector primario, según Sagarpa. Entre la producción más importante están el maíz, trigo, frijol, chile y tomate. 

MADU, el sustrato orgánico que nació en medio de la pandemia

MADU | Business Insider Mexico
Fresas cultivadas con MADU | Cortesía

Su interés por ayudar comenzó en 2020, después de ver un documental acerca de cómo se sobreexplotan agroquímicos y otros desechos. 

Inicialmente el equipo de mujeres pensó en hacer un bioplástico para cultivo para que los nutrientes llegarán mejor a las raíces. Sin embargo, al estar en confinamiento no era posible conseguir los materiales necesarios para hacer las pruebas. 

Posteriormente, después de investigar qué necesitan las plantas para crecer, “hicimos una lluvia de ideas y quisimos hacer un producto intermedio entre la agricultura tradicional y la ‘del futuro’”, dijo en entrevista Ramírez.

El sustrato, que está hecho a base de fibra de coco, ayuda a ahorrar agua y disminuye el uso de fertilizantes, detalló. “Es un soporte físico que da protección y acceso a los nutrientes para que se desarrollen de manera adecuada”. 

Todo el proyecto se desarrolló en la sala de su casa, en Toluca. Escogieron varios materiales que fueran adecuados para los cultivos y finalmente seleccionaron siete. Los ingredientes más importantes son la fibra de coco, para absorción y retención agua; vermiculita para airear la raíz y como soporte general; microorganismos micorrizas, que degradan los nutrientes y ayudan a que las raíces los absorban, y polvillo de coco.

sustrato orgánico MADU | Business Insider Mexico
Cortesía MADU

Tomamos los diferentes ingredientes y mediante ensayo y error buscaron la mejor combinación

El sustrato ayuda a ahorrar hasta 40% del costo de producción y podría sustituir a la tierra

Para las pruebas de MADU contactaron a Cabil, un invernadero orgánico e hicieron una alianza para probarlo en fresas, tomate y chile. 

Colocaron una hilera de fresas con cultivo tradicional y otra con  MADU, lo que encontraron fue que con el sustrato orgánico se necesitaba menos agua y fertilizantes. El uso de estos se redujo hasta un 40%, lo que disminuye el costo de producción. 

De hecho, para producir un saco de MADU para 25 kilogramos se necesitan cerca de 1,000 pesos, y alcanza para sembrar aproximadamente 2,000 m2 de tomate o chile. Esperan que su precio al público sea de cerca de 1,400 pesos, ya que uno de sus objetivos es que todos los agricultores puedan acceder al producto. 

“La fórmula actual funciona con todo tipo de cultivo, pero queremos especializarlos para lo que más se consume en el país como maíz, frijol y trigo; así como para huertos caseros”, comentó Ramírez. 

Además, MADU puede usarse como sustituto de la tierra o utilizar 50% sustrato y 50% tierra para la siembra.

En 2021 Martínez participó en la Cumbre Jóvenes por la Agricultura de Bayer donde concursaron 2,000 proyectos en todo el mundo; allí fue una de las 12 finalistas y ahora es parte de una comunidad global de investigadores.

Desde finales del año pasado comenzaron a contactar proveedores nacionales. “Queremos impulsar la economía mexicana local y circular. Aún estamos trabajando en la logística”, señaló.

Esperan poder comercializar el sustrato para finales de año comenzando por Toluca y expandirse paulatinamente a todo México. 

AHORA LEE: Getnet busca impulsar la inclusión financiera con pago sin contacto 

TAMBIÉN LEE: Calificar utilizando inteligencia artificial, la apuesta de esta edtech para digitalizar a los profesores

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitter y Youtube

AHORA VE: