• Los científicos de la NASA descubrieron nuevos depósitos de agua ocultos en la superficie de la Luna.
  • El agua podría ser un recurso crucial para las misiones de astronautas a Marte, ya que el hielo se puede convertir en combustible para cohetes.
  • En un nuevo estudio, un avión espacial detectó la señal de H2O en la superficie de la Luna. Otra investigación encontró sombras pequeñas y permanentes donde el hielo de agua podría sobrevivir en la superficie lunar.
  • El próximo vehículo lunar de la NASA investigará las regiones de la Luna ricas en agua.

La Luna está llena de zonas con agua oculta, de acuerdo con un descubrimiento de la NASA.

Esa es una gran noticia para los planes que tiene la agencia de enviar astronautas de regreso a la Luna, establecer una base permanente allí y, eventualmente, usarla como punto de parada en el camino a Marte.

Esas ambiciones dependen de la capacidad de extraer agua helada en la Luna y descomponerla en oxígeno e hidrógeno, para luego producir combustible para cohetes.

Dado que es extremadamente costoso y difícil contar con suficiente combustible para lanzar a dos astronautas a Marte desde la Tierra, es probable que el agua en el satélite natural desempeñe un papel fundamental en el inicio de una nueva era de exploración humana del espacio.

“Empiezas a hacer estaciones de servicio en el espacio. Esto realmente comienza a reducir tu dependencia de traer todo ese combustible de la Tierra”, dijo a Business Insider Angel Abbud-Madrid, director del Centro de Recursos Espaciales de la Escuela de Minas de Colorado.

“Eso es realmente lo que nos impide la exploración del espacio profundo”, agregó.

Agua Luna
JPL/NASA

Hasta ahora, la NASA no sabía cuánta agua podría haber disponible en la Luna, o qué tan fácil sería extraerla. Sin embargo, dos artículos publicados en la revista Nature Astronomy este lunes muestran que el futuro de la extracción de hielo lunar es brillante.

Uno de los estudios confirmó la presencia de agua molecular en el polvo de la superficie de la Luna por primera vez.

El otro identificó decenas de miles de millones de regiones pequeñas y frías en las sombras del satélite donde el sol nunca brilla y el hielo se asienta cómodamente en la superficie.

“Ambos, de diferentes maneras, parecerían indicar que hay más agua disponible en la superficie lunar de lo que hemos estado pensando, incluso recientemente”, dijo a Business Insider Leslie Gertsch, ingeniera geológica de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Missouri, quien no participó en los estudios.

“Si se puede extraer o no es otra cuestión”, añadió.

Un avión espacial detectó agua lunar por primera vez

Los expertos habían pensado durante mucho tiempo que la Luna no sería un lugar seguro para el agua, ya que no tiene atmósfera para proteger su superficie de la radiación solar.

No obstante, los científicos y su nave espacial han estado detectando señales reveladoras de agua lunar durante las últimas tres décadas.

Primero, encontraron hidrógeno sobre los polos. Luego aparecieron rastros de agua en muestras de rocas lunares de las misiones Apolo. Más tarde, la nave espacial Cassini captó señales de agua mientras miraba a la Luna en su camino hacia Saturno.

Finalmente, en 2018, los científicos confirmaron que el hielo de agua se encontraba en la superficie de los polos lunares. Estos depósitos se encuentran en regiones sombreadas llamadas “trampas frías” que la luz del sol no puede alcanzar.

NASA
NASA

Por otro lado, siempre existía la posibilidad de que ninguno de esos descubrimientos fuera en realidad agua como la conocemos: H2O. En lugar de ella, podría haber un compuesto llamado hidroxilo (OH).

Los investigadores tienden a usar la palabra “agua” para describir ambos compuestos, pero las moléculas de oxígeno e hidrógeno que forman el hidroxilo forman un enlace químico mucho más fuerte que las del H2O.

“Si quisiéramos extraer hidroxilo de un suelo para usarlo como recurso, se necesitaría mucha más energía para romperlo, para crear otras cosas como oxígeno respirable o agua para beber para los astronautas”, dijo en conferencia de prensa Casey Honniball, postdoctora miembro del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

“Pero con agua molecular, si tenemos eso en la Luna y podemos extraerla, hace que sea un proceso más fácil llevarla a otros compuestos que nos gustaría usar”, explicó.

Para averiguar si la Luna alberga agua molecular o hidroxilo, Honniball se subió a un avión espacial.

Agua Luna
NASA

El Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA) es un Boeing 747 reconvertido y equipado con un telescopio de 2.7 metros y la capacidad de volar a la estratosfera. Eso es lo suficientemente alto para evitar la distorsión atmosférica de las señales infrarrojas de la Luna.

Honniball pasó alrededor de nueve horas en el avión, volando a unos 12,200 metros sobre la Tierra. Ella detectó las longitudes de onda de H2O y, sorprendentemente, provenían de una parte de la Luna iluminada por el sol.

Eso significa que las moléculas de agua probablemente estén incrustadas en perlas de vidrio que constituyen aproximadamente 30% del suelo lunar. Probablemente, eso es lo que protegen al H2O de los poderes vaporizadores del Sol.

Honniball no sabe si el vidrio de toda La luna contiene agua; podría ser específico de la región que estudió. Sin embargo, las moléculas de agua incrustadas en estas perlas no serían fáciles de extraer.

“Hay una razón por la que se planea poner en vidrio desechos nucleares de alto nivel”, dijo Gertsch. “El vidrio no deja salir las cosas fácilmente”.

Pequeñas sombras podrían albergar agua a través de la Luna

NASA
NASA/GSFC/Arizona State University

Hasta ahora, los depósitos de agua lunar más conocidos son los que se encuentran en las regiones grandes y permanentemente sombreadas en los polos, los puntos más fríos en nuestro sistema solar.

Pero al examinar miles de fotos del Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA, un grupo de investigadores encontró regiones más pequeñas de sombra permanente que cubrían la superficie de la Luna.

Paul Hayne, un científico planetario de la Universidad de Colorado Boulder que dirigió el estudio, comparó el descubrimiento con el proceso de “voltear una roca y encontrar todos los miles de millones de insectos que se escabullen”. Estima que hay decenas de miles de millones de estas “micro trampas frías” que rodean los polos de la Luna.

El equipo de Hayne no buscó agua en estas regiones, pero investigaciones anteriores ya confirmaron la presencia de hielo en las grandes sombras de los polos.

“Si hay agua en estas trampas frías más grandes, entonces también debería haber agua en las más pequeñas”, dijo Hayne a Business Insider.

Esto significa que, en teoría, que las máquinas mineras podrían permanecer a la luz del Sol y evitar temperaturas de congelación extremas mientras extraen el hielo de las micro trampas.

“Podrías ir a un lugar en estas regiones polares y pararte a la luz del Sol y agacharte, o usar una herramienta para extraer agua de una de estas sombras mucho más pequeñas, que es mucho más accesible”, dijo Hayne.

Con todo, el equipo de Hayne estima que las regiones sombreadas de trampas frías cubren aproximadamente 0.15% de la superficie del satélite natural.

Agua Luna
NASA/JPL/Northwestern University

Si estas micro trampas frías están llenas de agua, eso facilitaría la extracción, ya que se extienden lejos de los polos y es más fácil aterrizar una nave espacial cerca del ecuador de la Luna.

No obstante, Gertsch advirtió que quedan grandes interrogantes sobre el hielo lunar.

Aunque ambos descubrimientos son “tentadores”, dijo, no podemos conocer realmente la naturaleza del suelo lunar hasta que “vayamos allí y juguemos”.

La NASA está enviando un vehículo de caza de agua al Polo Sur de la Luna

NASA
NASA Ames/Daniel Rutter

Para investigar de cerca el agua lunar, la NASA se está preparando para lanzar un taladro y un instrumento de medición de masa al Polo Sur de la Luna en 2022. Una vez allí, intentará recolectar agua helada.

Luego, en 2023, la NASA tiene como objetivo lanzar el VIPER (Volatiles Investigating Polar Exploration Rover), que se desplazará sobre terreno rocoso, perforando secciones de hielo lunar y suelo para su análisis.

A lo largo de su vida útil de 100 días, el objetivo principal del rover es recopilar datos para que la NASA trace un mapa de los recursos hídricos de la Luna.

Agua Luna
Astrobotic

Dadas sus ubicaciones más accesibles, las micro trampas frías de Hayne podrían ser objetivos ideales para estas misiones.

Mientras tanto, el equipo de Honniball ha solicitado 72 horas más en el avión SOFIA para realizar más observaciones lunares.

Pero si la NASA realmente quiere establecer una operación de minería lunar, tendrá mucho más trabajo por hacer.

“Se necesita más de un rover”, dijo Gertsch. “No se puede simplemente enviar un buscador en un burro a las montañas y esperar diseñar una mina a partir de eso”.

AHORA LEE: Los miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional encontraron una fuga de aire al ver las hojas de té flotar en microgravedad

TAMBIÉN LEE: La NASA te permite ‘escuchar’ el centro de la Vía Láctea a través de sus imágenes

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn