• Lola Mignot es una surfer profesional que ha representado a México en torneos internacionales en California, Costa Rica y Australia.
  • La originaria de Sayulita, Nayarit, es un referente actual del longboard, un estilo de surf, y forma parte del equipo de Vans México.
  • Business Insider México platicó en exclusiva con Mignot sobre su carrera, la importancia de los patrocinios, la falta de apoyo del gobierno, el debut de este deporte en los Juegos Olímpicos y las claves para impulsar a que más niñas sean surfers.

Originaria de Sayulita, Nayarit, Lola Mignot es una surfer profesional que ha representado a México en torneos internacionales en California, Costa Rica y Australia.

Con tan solo 22 años, Lola es un referente actual del longboard, un estilo de surf, y forma parte del equipo de Vans México.

Business Insider México platicó en exclusiva con Lola Mignot sobre su carrera en el surf, la importancia de los patrocinios, la falta de apoyo del gobierno, el debut de este deporte en los Juegos Olímpicos y las claves para impulsar a que más niñas sean surfers.

El mar siempre ha sido parte de la vida de Lola Mignot

Lola Mignot nació el 4 de septiembre de 1998 y comenzó a surfear desde que tenía cuatro años. En el mar, encuentra un espacio en el que puede ser feliz siendo ella misma.

“El mar siempre ha sido parte de mi vida y nunca hubo otro deporte que amara más que el surf”, dijo. “Es un estado de ser que te libera de muchos sentimientos y traumas. Se volvió parte de mi día a día».

Lola practica un tipo de surf llamado llamado “longboard”, que se practica con tablas de 2.7 metros de largo. De acuerdo con Bio Surf Camp, esto permite hacer maniobras con ayuda de las variaciones en los pies y no solo con el peso del cuerpo. Además, las olas que se surfean tienden a ser largas, de tamaño mediano y no muy verticales.

Por su parte, la mexicana describió a esta variante como “más clásico, es una de las formas más antiguas del surf”.

“La onda es un poco más tranquila. No hay tanta competencia. Somos más freesurfers y todos nos apoyamos entre nosotros para ser los mejores”, agregó.

Otras tipos de surf incluyen el “shortboard”, con tablas de entre 1.5 a 2,1 metros; y el “funboard”, en donde se utilizan tablas de entre 2.1 y 2.7 metros de longitud.

El surf es un deporte caro y no recibe apoyo del gobierno mexicano

Al igual que muchos otros deportes, el surf no es barato, sobretodo porque las tablas pueden llegar a costar entre 380 y 1,030 dólares (8,175 y 2,300 pesos), según Teton Gravity Search. Algunas tablas incluso pueden superar dichas cifras.

Para surfear también es necesario invertir en trajes de baño o de neopreno, que cuestan entre 125 y 358 dólares (2,600 y 7,700 pesos).

En caso de que una persona aspire vivir del surf, Mignot dijo que también hay que invertir en viajes (transporte, hospedaje y viáticos) para participar en competencias o darse a conocer en su mundo.

“Yo tuve la oportunidad de que mi mamá me apoyó mucho en mis primeros viajes”, dijo la mexicana. Ella nunca ha recibido apoyo del gobierno para practicar este deporte, por lo que tuvo que recurrir a patrocinadores.

“Tuve mucha suerte. De un momento a otro, conocí a gente que me apoyó porque vio el potencial que tenía en el longboard”, agregó. “Después de mi primer torneo en California, conocí a gente y empezaron a patrocinar mis bikinis y tablas”.

Lola Mignot fichó con el equipo de Vans México

Mignot considera que el surf es familia, amor, amistad y compartir con tus seres queridos. No obstante, no todo ha sido sencillo a lo largo de su carrera.

La originaria de Sayulita contó a Business Insider México que durante unos años perdió la esperanza de poder surfear, ya que no podía encontrar patrocinios que apoyaran adecuadamente su potencial.

“Empecé a trabajar en una boutique que tenemos y seguir surfeando mientras pudiera apoyarme. Decidí aceptar patrocinios hasta que encontrara a alguien que realmente viera quien soy y me apoyara con lo que realmente necesito”, dijo.

Pasaron dos años en los que Lola recibió propuestas de múltiples marcas, pero todas ofrecían sueldos muy bajos. Entonces, tocó a su puerta Vans, quien apoya al talento en múltiples disciplinas, como el surf, el patinaje y la música.

Sin pensarlo dos veces, Mignot fichó con el equipo de surf de la marca de calzado deportivo, ropa y accesorios.

“Vans es un sueño hecho realidad, la verdad. Me ha cambiado todo”, dijo. “Me inspira todo lo que hace para ser creativo e impulsar a los niños a ver otras maneras de vida”.

Entre los proyectos que la surfer ha hecho con Vans se encuentra el video “¡Hola Lola!”, que tiene como objetivo dar a conocer su talento e inspirar a la audiencia con su estilo. Este fue producido por su amigo Alex Patrick, surfer y videografo francés de la agencia Higher Latitude Films.

“Hace varios años habíamos hablado sobre la posibilidad de hacer un video juntos, con ideas combinadas”, platicó. “Finalmente, con ayuda de Vans, tuvimos la oportunidad de hacerlo”.

Lola también cree que su trabajo con a la marca fundada por los hermanos Van Doren muestra a las niñas que todo es posible.

“Sirve para salir de la caja y expresarte como mujer. Ser real y poder hacer lo que te gusta”, dijo.

El surf debutará en los Juegos Olímpicos este 2021

El surf es uno de los cinco nuevos deportes que se incorporan al programa de los Juegos Olímpicos de Tokio, que se celebrará del 23 de julio al 8 de agosto.

Mignot considera que es bueno que la disciplina pueda verse en algo tan grande como los Juegos Olímpicos. Sin embargo, existe el miedo de que su participación en el evento pueda cambiar su esencia.

“Es algo que he hablado con muchas personas y tiene sus pros y contras”, explicó. “Todos están un poquito confundidos sobre lo que va a pasar porque podría cambiar al deporte, principalmente en su esencia natural”.

Uno de los principales debates que surgieron sobre el surf en Tokio 2020 fue sobre si se practicaría en una alberca de olas artificiales. Afortunadamente, el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que la competencia se hará en olas naturales, específicamente en la playa de Tsurigasaki, ubicada en la localidad de Ichinomiya.

Lola no se considera como una persona competitiva. Sin embargo, le encantaría representar a nuestro país en las próximas olimpiadas. El problema más grande que enfrenta es que surfea una variante que no estará en Tokio 2020.

Como se mencionó anteriormente, Mignot se especializa en el longboard, mientras que en los Juegos Olímpicos de verano se competirá con el shortboard.

Según el COI, además de practicarse con una tabla más corta, el shortboard se diferencia de los otros tipos de surf porque sus maniobras son más bruscas y se pueden hacer en olas de diferentes tamaños y perfiles.

“Es más radical. Es lo que más se ve en todo el surf. Yo lo veo un poquito más masculino”, describió Mignot. “Yo soy más free surfer, pero si tengo la posibilidad de poder entrar en los olímpicos sería increíble”.

Actualmente, la mexicana considera que está en el momento más feliz de su vida y tiene como meta ganar competencias como el Duct Tape Invitational o el Mexi Log Fest.

La brecha de género en el surf se está rompiendo

Para Mignot, la brecha de género en el surf todavía existe y se ve reflejada en el pago por participar en torneos. Como en muchos otros sectores económicos, las mujeres ganan mucho menos que sus contrapartes varoniles.

“En varios torneos no hay igualdad, pero todos estamos luchando para que sea posible”, dijo. “Nos estamos juntando y nos están escuchando”.

La mexicana también cree que la igualdad de género se está alcanzando en el deporte, sobretodo porque ha visto a muchas más niñas surfeando, en comparación con las que había cuando ella comenzó su carrera.

En el caso de Sayulita, el gobierno suele organizar una o dos competencias de surf al año. Sin embargo, Lola cree que para motivar la participación de más niñas es necesario que hayan más eventos de este tipo.

“Faltan más torneos para motivar a los locales, para que tengan una meta, una oportunidad de participar en un torneo y luego viajar a otros lugares si ganan”, aseguró. “Eso también sirve para motivar a todas las niñas que están en México”.

A las niñas que sueñan con dedicarse profesionalmente al surf, Lola aconseja a seguir soñando, perder el miedo y atreverse.

“Todo se puede, solo tienes que seguir con tus sueños y nunca olvidarlos”, dijo. “Sí se cumplen y hay que pedirlos al universo”.

¿Practicas algún deporte de manera profesional?, escríbenos a 
editorial@businessinsider.mx

AHORA LEE: Ángeles Ortiz: el camino a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021 sin el apoyo del Fodepar

TAMBIÉN LEE: Tatiana Calderón: el futuro de las mujeres en el automovilismo, un deporte que todavía es dominado por los hombres

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn