• Este 3 de noviembre conmemoramos el aniversario 63 del viaje al espacio de la perrita Laika, quien se convirtió en el primer animal en orbitar la Tierra.
  • Desafortunadamente, Laika no sobrevivió la misión.
  • La perrita rusa no es el único animal que ha viajado al espacio. La NASA y otras agencias espaciales han enviado gatos, monos, peces, moscas y hasta medusas para estudiar cómo afecta la ingravidez a los humanos.
  • Muchos de ellos dejaron la Tierra antes que los humanos, con el objetivo de probar si los viajes eran seguros.
  • La NASA dijo que los primeros astronautas animales evitaron “grandes pérdidas de vidas humanas”.

Este 3 de noviembre conmemoramos el aniversario 63 del lanzamiento de la nave Sputnik 2 al espacio. En ella viajaba la perrita rusa Laika, quien se convirtió en el primer animal en orbitar la Tierra.

Aunque Laika es famosa internacionalmente por este logro en la carrera espacial, ella no fue el único animal que viajó al espacio. De hecho, monos, perros y gatos viajaron fuera de la Tierra antes que los humanos.

Estados Unidos, la Unión Soviética (URRS), Francia y China enviaron insectos, mamíferos, peces y reptiles al espacio desde la década de 1940 como parte de sus estudios; y algunos continúan enviando animales a la órbita en la actualidad.

Algunos animales viajaron para probar el impacto del espacio en los seres vivos. Los científicos trataron de asegurarse que regresarían sanos y salvos para poder estudiarlos, pero muchos murieron durante o después de sus viajes.

Otros fueron enviados a medida que los países se apresuraban a progresar en la carrera espacial. Desafortunadamente, nunca pudieron regresar a la Tierra.

De acuerdo con la NASA: “A pesar de las pérdidas, estos animales les han enseñado a los científicos mucho más de lo que podrían haber aprendido sin ellos”.

“Sin la experimentación con animales en los primeros días del programa espacial humano, el programa soviético y el estadounidense podrían haber sufrido grandes pérdidas de vidas humanas”, agregó.

A continuación, te presentamos una lista con los animales más famosos o que realizaron los viajes más significativos al espacio.

Las moscas de la fruta fueron los primeros animales en el espacio. La NASA todavía las envía a la Estación Espacial Internacional (ISS) para comprender cómo el espacio impacta el cuerpo humano

animales NASA
Jorge GarcÍa/VW Pics/Universal Images Group via Getty Images

La NASA todavía envía moscas de la fruta al espacio actualmente, en un intento por comprender cómo el espacio afecta la biología humana.

La agencia admitió que “para la mayoría de las personas, las moscas de la fruta son solo plagas que rondan los plátanos demasiado maduros y otras frutas olvidadas”.

Sin embargo, estudiarlas puede “ayudar a abordar los efectos de las misiones espaciales de larga duración en el cuerpo de un astronauta y la forma en que el cuerpo responde a entornos nuevos y estresantes”.

Alrededor del “75% de los genes de enfermedades humanas tienen genes similares en la mosca de la fruta” y se necesita poco equipo y pocos recursos para mantenerlas.

La NASA comenzó a enviar monos al espacio en 1948. Este fue el comienzo de una larga tradición para las agencias espaciales del mundo que probaron cómo los vuelos espaciales afectarían a los humanos.

Laika espacio
NASA

El primer mono enviado al espacio, Alberto I, fue lanzado en un cohete V-2 desde Nuevo México en junio de 1942, de acuerdo con la NASA; pero murió asfixiado durante el viaje.

“La falta de fanfarria y documentación convirtió a Albert en un héroe anónimo de los astronautas animales”, dijo la agencia.

Un segundo mono, Alberto II, fue al espacio en 1948, pero murió en el impacto al regresar a la Tierra. En total, cinco monos llamados Albert fueron viajaron al espacio. Todos fallecieron.

Yorick fue el primer mono que inicialmente sobrevivió el viaje en 1951, pero murió unas horas después de su regreso, junto con algunos de los ratones con los que fue enviado.

Estados Unidos no fue el único que mandó monos al espacio, ya que la URSS también lo hizo.

Estados Unidos no tuvo un mono que sobreviviera a su viaje al espacio hasta 1959

animales NASA
NASA

El primer primate que sobrevivió a un viaje al espacio y que continuó viviendo después fue la señorita Baker en 1959.

Able, el mono que fue enviado con ella, falleció tras el viaje en la mesa de operaciones por “efectos de la anestesia”; pero la señorita Baker vivió hasta 1984, cuando murió de insuficiencia renal a los 27 años.

Según Slate, la NASA la compró a los monos en una tienda de mascotas en Miami y la señorita Baker fue seleccionada para un vuelo espacial después de pruebas rigurosas para saber qué primates serían los mejores astronautas.

La señorita Baker tiene una tumba en el Centro Espacial y de Cohetes de la NASA en Alabama, que la describe como “el primer animal estadounidense en volar al espacio y regresar con vida”.

Estados Unidos, Europa y Rusia dejaron de enviar monos al espacio en la década de 1990.

La NASA envió su primer ratón al espacio en 1950, pero murió en el impacto al regresar a la Tierra

Laika espacio
NASA

La NASA dijo que el ratón “no se recuperó vivo, aunque se tomaron imágenes de su comportamiento en un estado ingrávido”.

Continuó enviando ratones al espacio, una práctica también realizada por Francia y la URSS.

Las agencias espaciales todavía envían ratones al espacio para comprender mejor cómo el dejar la Tierra afecta a los astronautas humanos

animales NASA
(Screengrab/NASA)

La NASA y otras agencias espaciales todavía están estudiando ratones en el espacio.

En abril de 2019, la NASA compartió un video de ratones ingrávidos en la ISS como parte de su estudio sobre cómo los astronautas en misiones más largas se ven afectados en el espacio.

La agencia descubrió que los ratones estaban llevando a cabo sus comportamientos típicos —como moverse alrededor de su jaula, acicalarse y comer— pero se ajustaron a la situación, ya que no tenían peso.

Laika, la perrita rusa, fue el primer animal en orbitar la Tierra en 1957 y posiblemente la más famosa en visitar el espacio.

Laika espacio
Sovfoto/Universal Images Group via Getty Images

Laika, una perrita callejera de Moscú, fue el primer can en el espacio y el primer animal en orbitar la Tierra.

Sin embargo, su viaje fue en un solo sentido: no había ningún plan sobre cómo regresaría a la Tierra.

“Es probable que Laika solo haya sobrevivido unas pocas horas después de llegar a la órbita”, dijo la NASA.

Adilya Kotovskaya, la bióloga rusa que entrenó a Laika para el espacio, le dijo a Phys.org en 2017: “Le pedí que nos perdonara e incluso lloré mientras la acariciaba por última vez”.

La NASA dijo que su viaje “comenzó a impulsar a Estados Unidos a organizar su programa espacial”.

Laika es la más famosa, pero la URSS envió otros perros al espacio

animales NASA
Wikimedia Commons

La URSS usó perras, típicamente callejeras, ya que teóricamente eran capaces de lidiar con condiciones más duras.

En 1960, Belka y Strelka fueron los primeros animales en alcanzar la órbita y regresar a salvo. De acuerdo con la BBC, “parecían felices e ilesas por su experiencia” cuando regresaron a la Tierra y se hicieron famosas internacionalmente.

Veterok y Ugolyok, que fueron enviados en 1966, todavía tienen el récord de ser los canes que permanecieron más tiempo en el espacio. Su viaje fue de 22 días.

La URSS envió ratones, ratas y conejos en misiones unidireccionales al espacio mientras se preparaba para lanzar humanos

Laika espacio
Keystone-France/Gamma-Keystone via Getty Images

El país envió dos perros y el primer conejo al espacio en 1959.

Ham se convirtió en el primer chimpancé en el espacio en 1961

animales NASA
Getty Images/ Bettmann

Ham fue enviado en enero de 1961, lo que lo convirtió en el primer chimpancé en el espacio.

Fue traído de África Occidental para ser entrenado por la NASA en 1959, y experimentó 6.6 minutos de ingravidez en su vuelo.

Según la NASA, “se desempeñó bien durante su viaje”, y luego estuvo “ligeramente fatigado y deshidratado; pero en buena forma por lo demás”.

“La misión de Ham allanó el camino para el lanzamiento exitoso del primer astronauta humano de Estados Unidos, Alan B. Shepard, Jr., el 5 de mayo de 1961”, aseguró la agencia espacial.

Ham vivió en dos zoológicos hasta su muerte en 1983, y sus restos fueron “depositados respetuosamente frente al Salón de la Fama del Espacio Internacional en Alamogordo, Nuevo México”.

La URSS envió los primeros conejillos de indias al espacio en 1961

Laika espacio
Justin Sullivan/Getty Images

La URSS envió conejillos de indias al espacio junto con un perro y algunos reptiles en 1961. Todos sobrevivieron al viaje.

Francia lanzó el primer y único gato al espacio en 1963

animales NASA
Keystone/Getty Images

Félicette fue al espacio en 1963, experimentó la ingravidez y se recuperó con éxito. No obstante, un vuelo posterior con otro gato tuvo dificultades.

Félicette fue finalmente la única gata que logró llegar al espacio, a pesar de que otros fueron entrenados.

Una campaña de Kickstarter de 2017 para construir una estatua para ella en París superó su objetivo, y los recaudadores de fondos dijeron que la pasaron por alto en comparación con otros animales que viajaron al espacio.

La campaña dijo que “muy pocas personas saben que un gato se fue al espacio” y que era “el momento de que ella obtenga el monumento que se merece”.

La estatua aún no se ha construido, pero está en proceso.

La URSS envió tortugas, moscas y gusanos de la harina para orbitar la Luna antes de que los humanos pudieran acercarse

Laika espacio
Energia.ru

Una sonda de la URSS que transportaba tortugas, gusanos de la harina, moscas del vino y semillas voló alrededor de la Luna en 1968.

El vuelo duró una semana, informó The Associated Press en ese momento, y las tortugas regresaron un 10% más ligeras y con “buen apetito”.

Arañas, tortugas, peces e insectos fueron enviados al espacio después de que los humanos finalmente aterrizaran en la Luna

animales NASA
NASA

Según la NASA, una vez que los humanos aterrizaron en la Luna, “los animales ya no aparecieron en la portada”.

“Conejos, tortugas, insectos, arañas, peces, medusas, amebas y algas” fueron enviados para probar “efectos a largo plazo en la salud en el espacio, desarrollo de tejidos y apareamiento en un ambiente de gravedad cero”, aseguró la agencia.

Curiosamente, dos arañas —Anita y Arabella— que viajaron al espacio en 1973 acapararon los titulares por lograr tejer telarañas con éxito.

De acuerdo con la NASA, el experimento “demostró que las arañas todavía pueden tejer telarañas en microgravedad”. Esto, a su vez, demostró que fueron capaces de adaptarse al nuevo entorno.

Las arañas suelen sentir su “propio peso para determinar el grosor requerido del material de la red y utilizan tanto el viento como la gravedad para iniciar su construcción”, explicó la NASA.

También hemos enviando medusas al espacio. La NASA incluso crió algunas y trajo a sus bebés a la Tierra

Laika espacio
Flickr/brianandjaclyn

La NASA crió medusas en el espacio y trajo a sus bebés a la Tierra en la década de 1990 para ver cómo se ajustaban a la gravedad.

La medusa bebé no se adaptó bien. Un estudio de 1994 descubrió que tenían dificultades para moverse y orientarse.

Finalmente, la NASA ha enviado diferentes tipos de peces a la ISS en un intento por estudiar cómo les afecta la microgravedad

animales NASA
NASA

La agencia envió peces cebra en 2015 para ver cómo la ingravidez afecta sus músculos, lo que tenía el “potencial de conducir a nuevos medicamentos o tratamientos para pacientes con reposo prolongado en cama o con movilidad limitada”.

Y los peces medaka, un tipo de agua dulce, fueron enviados en 2012 para ver cómo se veía afectado su sistema esquelético, aunque la mayoría murió en los primeros meses.

Entre los hallazgos de la NASA se encuentran el hecho de que “los peces y los renacuajos nadan en bucles, en lugar de en líneas rectas, porque no hay arriba o abajo para orientarse” cuando pierden gravedad; y “si brilla una luz, los peces la usan como guía para nadar”.

AHORA LEE: La NASA te permite ‘escuchar’ el centro de la Vía Láctea a través de sus imágenes

TAMBIÉN LEE: 32 fotografías de nuestro universo que te dejarán con la boca abierta

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn