• La actual crisis de salud, provocada por la pandemia por coronavirus, también está cambiando la manera en la que se consume moda y belleza.
  • Estudios apuntan que los consumidores están prefieriendo los tratamientos de cuidado de la piel por sobre el maquillaje.
  • El Covid-19 está provocando muchos cambios en nuestra sociedad a nivel profesional y personal, lo que se refleja en las preferencias a la hora de comprar.

La llegada del coronavirus y el confinamiento provocado por su propagación ha cambiado el comportamiento de las personas en el ámbito profesional, personal e incluso en sus hábitos de consumo en moda y belleza.

Tras pasar largas horas y días encerrados en casa, las personas comienzan a ver la vida y sus prioridades de otra manera. Además, ante un clima de incertidumbre por la crisis generada por la pandemia, el alimento y otras necesidades básicas retornan a su puesto de ser lo más importante.

El coronavirus está dejando de lado otras inversiones que se hacían antes del confinamiento, como las que un gran sector de la población hacía en moda y belleza.

Coronavirus consumo belleza
Pxhere

¿El coronavirus tumbó al efecto lipstick?

Aunque nunca fue comprobado en su totalidad por los expertos, el internacionalmente conocido efecto lipstick asegura que, durante las temporadas de crisis, se compraban más labiales.

Este término económico, creado por el empresario multimillonario estadounidense Leonard Lauder, y actual presidente émerito de The Estée Lauder Companies Inc., apunta a que durante las crisis económicas el interés de los consumidores cambia; en lugar de adquirir costosos objetos de lujo, los compradores buscan artículos más accesibles, pero ligados a la imagen, como los labiales.

Otros expertos en economía han refutado tal afirmación; sin embargo, Euromonitor, empresa especializada en el análisis de tendencias de consumo, encontró que durante la recesión del 2008 la venta de esmaltes de uñas aumentó significativamente en Europa, mientras que en Estados Unidos se disparó la venta de rimel.

Sin embargo, el efecto pandemia cambió todas las expectativas de consumo. Por ejemplo, Nielsen México reportó que en marzo aumentó considerablemente el consumo de productos de canasta básica.

En tanto, rubros como los cosméticos bajaron hasta en un 23%. No obstante, en las compras en línea, las ventas se reflejan un tanto diferentes.

De acuerdo con Amazon México, entre los productos de cuidado personal más comprados se encuentran los tratamientos antiedad y las tijeras para cortar el cabello, solo un poco por debajo del gel antibacterial, el jabón desinfectante y los cubrebocas.

Pxhere

El cuidado de la piel lo que más preocupa

Entonces, ¿qué productos de belleza se consumen en tiempos de coronavirus?, Fashionable Asia, empresa dedicada a promover tendencias de moda y belleza asiática, realizó un estudio al respecto de las tendencias de consumo en el sector.

De acuerdo con los resultados de una encuesta aplicada a mujeres de habla hispana de diversas partes del mundo, la empresa encontró que la inversión en belleza durante el confinamiento ha cambiado.

Se descubrió que el encierro no sólo influye en las mujeres en una menor inversión en productos de belleza, sino también en las prioridades a la hora de cuidarse.

Por ejemplo, aunque el 28% de las mujeres respondió que los ojos son la zona del rostro que más les preocupa, durante el confinamiento la frente se ha convertido en la mayor prioridad (32%) y ocupa el primer puesto. De ahí la tendencia a encontrar mascarillas antiarrugas.

Antes del confinamiento, sólo el 15% de las mujeres consideraba que la frente era la zona que requería mayores cuidados de belleza, pero durante el confinamiento ha sido la zona más votada.

El 35% de las mujeres opina que el acné es el problema en la piel más importante a tratar. Lo interesante es que el acné sigue siendo la mayor preocupación de las mujeres, antes y durante el confinamiento.

Sólo el 8% de las mujeres considera la flacidez de la piel el factor más importante a tratar. Según la encuesta, la flacidez es el aspecto que menos preocupa a las mujeres antes y durante el confinamiento.

Finalmente, más de la mitad de las mujeres encuestadas (58%) confiesa que invierte menos en belleza durante el confinamiento. Un 28% de ellas confiesa que mantiene la misma inversión y solo un 14% invierte más durante el encierro.

LEE MÁS: Estos son los gastos hormiga digitales que cambiaste por el café y los dulces en la oficina, pero que tal vez le están costando más a tus finanzas

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagram Twitter