• París 2024 busca reducir sus emisiones de CO2 a la mitad en comparación con los pasados Juegos Olímpicos.
  • Se prevé que el evento emita 1.58 millones de toneladas de CO2, mientras que Londres 2012 y Río 2016 tuvieron 3.5 millones de toneladas.
  • Los organizadores realizarán actividades para compensar las emisiones que “no se pueden evitar”, lo que ha sido criticado.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Threads? Síguenos.

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de París 2024 se proponen “reducir a la mitad” las emisiones de carbono (CO2) en comparación con las ediciones pasadas del evento.

Este es un objetivo muy celebrado por los espectadores, pero que carece de los detalles necesarios para una verificación independiente.

Nuevo reto olímpico: reducir las emisiones de carbono

“Nuestra ambición es reducir a la mitad las emisiones (de CO2) vinculadas a la organización de los Juegos”, afirman los organizadores.

Por lo tanto, París 2024 prevé la emisión de 1.58 millones de toneladas equivalentes de CO2, una cifra inferior a los 3.5 millones de toneladas que se emitieron en promedio durante Londres 2012 y Río 2016.

“Es una bonita promesa”, dijo a AFP Martin Müller, profesor de Geografía y Sostenibilidad de la Universidad de Lausana, Suiza, para quien este tipo de objetivo es una novedad.

Sin embargo, “me faltan las cifras para creerlo”, lamentó. “Como investigador, no puedo entender la base sobre la que se ha calculado, las distintas fuentes de emisiones y los componentes”, agregó el investigador, a quien le gustaría tener libre acceso a datos precisos.

Las emisiones de París 2024 se dividen en tres

Por el momento, los organizadores de los Juegos Olímpicos dan previsiones a grandes rasgos.

Las emisiones proyectadas se dividen en tres tercios: uno para los desplazamientos, otro para las obras de construcción y el tercero para las actividades vinculadas directamente con el evento, como el hospedaje, la seguridad, la restauración, etc.

Gilles Dufrasne, experto de Carbon Market Watch, elogió la verdadera “reflexión” de los organizadores al escoger “reutilizar un máximo de infraestructuras existentes”.

De hecho, la huella de la construcción es limitada por el uso de 95% de infraestructuras existentes o temporales, algo que no ocurrió en el Mundial de Qatar 2022 y fue muy criticado.

“El otro gran tema es el de las emisiones de los espectadores que lleguen en avión”, destacó Müller. Incluso si los sitios deben ser accesibles en transporte público, algunos habrán llegado antes desde lejos.

Los organizadores también intentan reducir la huella de los Juegos Olímpicos recurriendo a electricidad de origen renovable o sirviendo a los espectadores comida de “baja (emisión) de carbono” con menos carne.

Compensar las emisiones que no pueden “evitarse”

“Se compensarán las emisiones que no podrán evitarse”, indican los organizadores. Esto consiste en financiar la plantación de árboles para absorber CO2.

No obstante, estos mecanismos suelen estar poco o mal verificados, con metodologías de recuento variables.

“La compensación es una medida de último recurso”, apuntó Martin Müller.

Sin embargo, los organizadores prometen ser rigurosos en la selección de proyectos que “cumplan las normas internacionales de certificación más estrictas”.

Citan como ejemplo la restauración de bosques, aunque no dan muchos detalles por el momento.

¿La contribución de los Juegos Olímpicos es positiva?

“París 2024 se compromete a organizar los primeros Juegos Olímpicos con una contribución positiva para el clima”, indicaron los organizadores en antiguos documentos que aún están en línea. Esta promesa se basada en compensar más emisiones de CO2 de las que se emitirán.

Pero esta noción, criticada por los observadores por dar la engañosa imagen de un acontecimiento que no tendrá impacto alguno en el medio ambiente, se ha suprimido de los últimos comunicados.

“Hubo un verdadero replanteamiento de la forma de comunicar y “es algo a lo que realmente están prestando atención”, celebró Gilles Dufrasne.

¿Y después?

Los organizadores esperan sentar un precedente y un “nuevo estándar” para las futuras citas olímpicas, pero ¿cómo ir más allá?

Investigadores, entre ellos Martin Müller, abogaron en un estudio publicado en Nature Sustainability en 2021 por una verdadera revolución: “Reducir considerablemente el tamaño del acontecimiento, rotar los Juegos Olímpicos entre las mismas ciudades y aplicar normas independientes de sustentabilidad”.

Este experto insiste en “reducir el número de espectadores”, al menos “aquellos que vienen de lejos” en avión.

Dufrasne, por su parte, imagina incluso un evento “únicamente televisado” con “retransmisiones en estadios locales en todo el mundo”.

* Con información de AFP.


AHORA LEE: Los Juegos Olímpicos evidencian el problema de accesibilidad al transporte público de París

TAMBIÉN LEE: Karate y caminata de 50 kilómetros no estarán en París 2024 —te explicamos cómo se eligen los deportes en Juegos Olímpicos

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube, TikTok, Google News y Threads

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: