• Un grupo de cient√≠ficos de la Universidad de Texas han conseguido desarrollar una IA capaz de leer algunas de las palabras en las que piensa una persona.
  • Lo ha logrado analizando su actividad cerebral en un esc√°ner por resonancia magn√©tica.
  • El avance abre la puerta a que, en un futuro, personas con dificultades para articular palabras puedan comunicarse.
  • ¬ŅYa conoces nuestra cuenta en Instagram? S√≠guenos.

El cerebro humano alberga muchos secretos, pero gracias al desarrollo de nuevas tecnologías algunos misterios parece que dejarán pronto de serlo.

En los √ļltimos a√Īos, uno de los √°mbitos m√°s populares es todo lo que tiene que con la capacidad humana de generar ideas, pensamientos e historias. Desvelar los secretos de este proceso abrir√≠a las puertas a la posibilidad de leer la mente humana.

Varios cient√≠ficos llevan a√Īos trabajando en tecnolog√≠as para leer la mente

Si bien no ha se tenido el debate ético de hasta qué punto y en qué casos sería lícito leerle los pensamientos de alguien, intentos de desarrollar esta tecnología no faltan.

Este mismo verano, un grupo de investigadores chinos aseguraba poder leer la mente de los ciudadanos con una máquina capaz de medir su lealtad al Partido Comunista Chino.

Antes, en 2019, la empresa Neurorobotics Lab, tal y como recogi√≥ Digital Trends, aseguraba ser capaz de distinguir qu√© tipo de escena estaba presenciando una persona solo con ordenar a su IA analizar las ondas cerebrales registradas por un electroencefalograma.

Uno de los √ļltimos de estos intentos se ha dado en Estados Unidos, con un equipo de cient√≠ficos liderado por Alexander Huth, profesor de Ciencias de la Computaci√≥n en la Universidad de Texas. Ellos han desarrollado una¬†inteligencia artificial¬†capaz de leer en qu√© estaba pensando una persona en un momento determinado; y lo hizo analizando esc√°neres cerebrales tomados mediante resonancia magn√©tica.

Los resultados de esta investigación, publicada en Biorxiv a la espera revisión por sus pares, abre las puertas a un futuro no muy lejano; uno en el que, por ejemplo, personas con dificultades para hablar puedan comunicarse tan solo con pensar las palabras que quieren decir.

Hacia una imagen nítida del pensamiento humano

En concreto, lo que hicieron Huth y su equipo fue registrar los datos de la resonancia magnética funcional de 3 redes cerebrales asociadas al procesamiento del lenguaje:

  1. Red prefrontal
  2. Red del lenguaje cl√°sico
  3. Red de asociación parietal-temporal-occipital

Lo hicieron mientras un grupo de personas escuchaba un podcast con 16 horas de historias narradas. El modelo predictivo, entrenado con estas mismas historias, debía conocer y predecir cómo respondía el cerebro ante determinadas secuencias de palabras.

Aunque, al comparar las palabras identificadas a partir de una misma historia en distintos sujetos, estas difieren algo.

Esto quiere decir, por ejemplo, que un sujeto del experimento escuch√≥ y gener√≥ en su mente una imagen con las siguientes palabras: ¬ęAquella noche sub√≠ al que hab√≠a sido nuestro dormitorio y, sin saber qu√© m√°s hacer, apagu√© las luces y me tumb√© en el suelo¬Ľ.

La IA que ley√≥ su mente con los esc√°neres, en cambio, identific√≥ la siguiente frase: ¬ęCuando volvimos a mi dormitorio, no ten√≠a ni idea de d√≥nde estaba mi cama y supuse que dormir√≠a en ella, pero en lugar de eso me acost√© en el suelo¬Ľ.

Aunque la IA a√ļn anda lejos de una transcripci√≥n de pensamientos exacta, los expertos coinciden en que¬†se trata sin duda de un comienzo prometedor.

¬ęEl hecho de que el decodificador pueda captar lo esencial de las frases es muy impresionante¬Ľ, afirma Anna Ivanova, del Instituto Tecnol√≥gico de Massachusetts, a la revista¬†Newscientist, que¬†se ha hecho eco¬†tambi√©n de estos descubrimientos.¬†

¬ęSin embargo, podemos ver que todav√≠a tiene un largo camino por recorrer. El modelo adivina partes de significado y luego intenta unirlos; pero, el mensaje global suele perderse, probablemente porque las se√Īales cerebrales captadas reflejan en qu√© conceptos est√° pensando una persona, como hablar o comer, por ejemplo, pero no c√≥mo se relacionan estos conceptos¬Ľ.

El modelo, adem√°s, parece por el momento m√°s preciso con acciones concretas u objetos que con ideas abstractas.

El estudio presenta por otra parte la ventaja de que, de alguna manera, esquiva muchas de las controvertidas cuestiones que rodean a la tecnología que se está desarrollando para leer la mente; ello porque requiere una carísima máquina de resonancia magnética que solo pueden tener hospitales y al limitarse, por ahora, a una grabación concreta.

¬ęPosiblemente, si no est√°s escuchando las 16 horas de historias grabadas, la IA no puede leerte la mente. Tampoco podr√° hacerlo, por ejemplo, si sencillamente piensas en otra cosa¬Ľ, dice Ivanova.

Una cuesti√≥n distinta son, por ejemplo, los esfuerzos por leer la mente de la gente anunciados por Meta en un comunicado hace apenas un par de meses. Seg√ļn la empresa, han entrenado un modelo que es capaz de identificar las palabras en las que piensa una persona de entre una lista de ellas mediante lectura de ondas cerebrales en electroencefalogramas y electrocorticograf√≠a.

El hallazgo despert√≥ la suspicacia de muchos, que recordaron que Meta no deja de ser la matriz de Facebook, una empresa que ha protagonizado recientemente el esc√°ndalo de Cambridge Analytica, empresa a la que vendi√≥ informaci√≥n personal de sus usuarios sin el consentimiento de estos.

¬ŅQu√© har√≠a Meta si pudiera leer la mente de todo el mundo en el metaverso? A la espera de respuestas, la tecnolog√≠a sigue dando sus pasos.

AHORA LEE: Seguir se√Īales de tecnolog√≠a alien√≠gena podr√≠a ser la v√≠a para encontrar civilizaciones extraterrestres

TAMBI√ČN LEE: Meta presenta su nuevo auricular de realidad virtual: el Meta Quest Pro

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: