• Una filtración de datos de miles de cuentas del banco reveló que sus clientes eran personas con sanciones.
  • Entre las acusaciones figuraban que algunos de los clientes del banco eran violadores de derechos humanos.
  • El domingo, Credit Suisse aseguró que ​​el 90% de las cuentas revisadas están hoy cerradas o estaban en proceso de cierre.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos

Una investigación reveló que el banco suizo Credit Suisse brinda servicios a empresarios con sanciones y violadores de derechos humanos. Por ello, el organismo de vigilancia financiera de Suiza dijo que estaba en contacto con el banco después de que medios de comunicación publicaron los resultados de investigaciones coordinadas, al estilo de los Papeles de Panamá, sobre una filtración de datos de miles de cuentas del banco.

De hecho, una persona filtró al diario alemán Sueddeutsche Zeitung la información sobre las cuentas, que se mantuvieron por décadas desde 1940 a 2010.

Luego, el rotativo la compartió con el «Proyecto de información sobre la delincuencia organizada y la corrupción» y otras 46 organizaciones de noticias, entre ellas The New York Times, el británico The Guardian y el francés Le Monde.

Entre las acusaciones figuraban que algunos de los clientes del banco eran violadores de derechos humanos y empresarios que habían sido objeto de sanciones. «Estamos al tanto de los artículos», dijo a Reuters un portavoz de la Autoridad Suiza de Supervisión del Mercado Financiero (FINMA).

«El cumplimiento de la normativa sobre el blanqueo de capitales ha sido uno de los objetivos de nuestras actividades de supervisión desde hace años», añadió la FINMA. Sin embargo, Credit Suisse rechazó las acusaciones de infracción.

Escándalo de cuentas de violadores de derechos humanos en Credit Suisse baja sus acciones

The New York Times dijo que los datos filtrados abarcaban más de 18,000 cuentas con más de 100,000 millones de dólares (mdd).

Las acciones del segundo banco más grande de Suiza —que ya estaban bajo presión después de una serie de escándalos de gestión de riesgos y una pérdida de 1,600 millones de francos suizos (1,747 mdd) en 2021—; recortaron las pérdidas iniciales para cotizar marginalmente a la baja en las primeras operaciones.

«Para Credit Suisse, incluso si las acusaciones son infundadas, esto plantea preguntas sobre sus prácticas de negocio en la gestión de la riqueza; y debería de ocupar a la administración en tener que pasar tiempo luchando contra los incendios en lugar de avanzar», dijeron los analistas de RBC.

No obstante, Credit Suisse dijo en un comunicado el domingo por la noche que «rechaza enérgicamente las acusaciones e insinuaciones sobre las supuestas prácticas comerciales del banco», en respuesta a los informes del consorcio periodístico.

«Los asuntos presentados son predominantemente históricos (…) y los relatos de estos asuntos se basan en información parcial, inexacta o selectiva sacada de contexto; lo que da lugar a interpretaciones tendenciosas de la conducta empresarial del banco».

Además, la institución dijo que había recibido «numerosas consultas» del consorcio en las últimas tres semanas y revisó muchas de las cuentas en cuestión.

«Aproximadamente, el 90% de las cuentas revisadas están hoy cerradas o estaban en proceso de cierre antes de recibir las consultas de la prensa, de las cuales más del 60% fueron cerradas antes de 2015», dijo.

«De las cuentas activas restantes, nos sentimos cómodos de que se hayan tomado las debidas diligencias, revisiones y otros pasos relacionados con el control en línea con nuestro marco actual. Seguiremos analizando los asuntos y tomando medidas adicionales si es necesario.»

Con información de Reuters.

AHORA LEE: La firma de pagos digitales Clip recibe inversión de 250 mdd y obtiene el estatus de unicornio

TAMBIÉN LEE: Los pagos digitales me convienen, pero, ¿y la privacidad de mis datos?

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitter y Youtube

AHORA VE: