• Finlandia lleva años liderando el ranking de países más felices del mundo y uno de los motivos es cómo enfocan el trabajo.
  • El país tiene una jornada laboral de 37.5 horas semanales y las empresas ofrecen muchas facilidades.
  • De esta forma, los empleados tienen libertad en sus horarios y descansos, estructurándolos con base en sus necesidades.
  • ¡Nos vemos en TikTok!

El Informe Mundial sobre la Felicidad sitúa a Finlandia como el país donde las personas son las más felices en el planeta. Este dato tiene en cuenta muchos aspectos; uno de ellos, por supuesto, es el trabajo.

Existe una máxima que la mayoría de empresas comparten en el país y es la flexibilidad. Por ejemplo, Framery, una empresa que fabrica módulos insonoros para oficinas, hace una encuesta anual a sus empleados sobre lo que consideran más importantes para sentirse a gusto en su trabajo.

Lo que se mantiene siempre en el top de prioridades es el equilibrio entre la vida laboral y personal, en otras palabras, la conciliación. Para hacerlo posible, la flexibilidad es imprescindible, explica Anni Hallila, directora de recursos humanos y cultura de la compañía en CNBC.

De esta forma, los empleados tienen libertad en sus horarios y descansos, estructurándolos con base en sus necesidades. «Si necesitas llevar a tus hijos a la guardería por la mañana, puedes empezar la jornada más temprano o venir más tarde», apuntó la directiva

La empresa no tiene un horario establecido

La empresa funciona sin un horario cerrado, los trabajadores pueden entrar de siete a nueve de la mañana y avisar a su jefe cómo van a repartir la jornada semanal de 37.5 horas de trabajo que tienen en Finlandia.

Desde la experiencia, afirman que esta perspectiva no suele causar problemas ni afectar la productividad de los trabajadores. «Damos mucha libertad para equilibrar las horas y confiamos en que harán el trabajo. Eso es lo más importante, que hagan las cosas. No se trata de las horas, se trata de los resultados», afirmó.

Con este método, los empleados pueden trabajar seis horas un día a la semana y al siguiente, ocho horas sin problema alguno.

Pero esa flexibilidad no se queda ahí; los jefes animan a su equipo a tomarse un descanso semanal de una hora para, por ejemplo, hacer deporte.

Si ven a alguien que sale a caminar en su jornada laboral, saben que la actividad física lo ayudará a su concentración, bienestar y salud mental, lo que contribuirá a unos buenos resultados en el trabajo.

AHORA LEE: 5 consejos para alcanzar la felicidad en tu trabajo

TAMBIÉN LEE: Tu jefe no es tu psicólogo —el riesgo de que la generación Z hable tanto de salud mental en el trabajo

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, LinkedIn, TikTok, Threads, Twitter y YouTube

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: