• Faryde Lara es una de los 40 a 50 suicidiólogos que existen en México.
  • Su carrera de dirección de cine, le ha ayudado a plasmar sus ideas para ayudar a la prevención y conciencia acerca del suicidio.

Faryde Lara es una de los 40 a 50 suicidiólogos que existen en el país. Su objetivo es apoyar a las familias sobrevivientes de suicidio y ayudar a México a salir del tabú de las enfermedades mentales.

Con esto en mente, Faryde Lara ha emprendido varias acciones para que el tema de la salud mental esté en la mesa y apoyar a más personas.

La experta recibió recientemente el premio Mujer Tec en la categoría de Salud y Bienestar por su trayectoria al concientizar y prevenir el suicidio, además de su carrera como artista visual.

Una llamada cambió la vida de Faryde Lara y la hizo tomar un nuevo camino

Faryde estudió dirección de cine en Francia, lugar donde radicó por 15 años y logró desenvolverse en grandes cadenas de televisión, como Discovery Channel, MTv y Disney.

Sin embargo, el interés hacia la prevención del suicidio nació de una experiencia personal que sucedió hace 9 años, cuenta Faryde.

«Ese día recibí una llamada telefónica para decirme que mi hermana menor, Sacnité, se había suicidado. Obviamente ese fue un golpe muy fuerte para mí y mi familia. Yo tengo otra hermana que se llama Esther, vive en Suiza, y nos dimos cuenta que alguien tenía que quedarse en México, porque mi familia estaba muy mal», contó.

Por lo que Faryde Lara decidió regresar a México. De vuelta en el país, ella y su familia buscaron ayuda con especialistas como psicólogos, tanatólogos y psiquiatras para poder entender el suicidio de su hermana.

Solo existen entre 40 a 50 suicidiólogos en todo el país

No obstante, la especialista se dio cuenta que no lograban obtener esa ayuda que necesitaban. «Sentíamos que las personas a nuestro alrededor nos estigmatizaban, nos decían que el duelo era patológico y nosotros no lográbamos sentirnos mejor«.

Faryde Lara decidió buscar ayuda en un grupo virtual llamado siblings survivors, donde tomó la decisión de introducirse a la suiciodologa.

«En México somos muy pocos los especialistas, somos alrededor de 40 y 50 suicidiólogos como tal. Entonces, esta fue la herramienta para entender qué factores se habían relacionado al suicidio de mi hermana y también para nosotros estar mejor», dijo.

Y es que ahora, Faryde sabe que el suicidio de una persona puede llevar consigo «una réplica contagiosa», porque un suicidio puede impactar en promedio a 130 personas, asegura la experta.

De estas, 25 pueden desarrollar idea suicidas y 6 lo pueden intentar.

Esto se vio reflejado dentro del círculo cercano de su familia y amigos de su hermana, donde conocieron personas que buscaban replicar este comportamiento.

«Es muy delicado el tema del suicidio, es muy delicado porque hay mucho tabú y estigmas. Pero esta es la segunda causa de muerte de nuestros jóvenes en México», aseveró.

México entre la violencia y el tabú de las enfermedades mentales

La también directora de SAK Fundación, que concientiza acerca del suicidio, sostiene que en el país existe el tabú debido a diferentes factores que lo contribuyen a ello.

Por ejemplo, la ONU asegura que una de las principales fuentes y consecuencias de las enfermedades mentales es la violencia. Y México es el país número 12 en niveles de violencia de todo el mundo.

En consecuencia, se tiene una normalización de la violencia y de las enfermedades mentales, según la especialista, «1 de cada 3 mexicanos tiene una enfermedad mental que puede relacionarse con el suicidio».

«Lo tenemos tan normalizado que nos acostumbramos a vivir con ello, que no somos capaces de detectar o de darnos cuenta cuándo es cuando no estamos bien», dijo.

Y es que esa falta de atención a la salud mental se agravó durante la etapa de confinamiento del año pasado, donde al pasar más tiempo con nosotros mismos, nos dimos cuenta que algo ocurría.

«En la pandemia los intentos de suicidio aumentaron 40%«, aseveró.

Conocernos y tomar iniciativa es un paso hacia la salud mental

La especialista asegura que las acciones que podemos tomar en nuestras manos es aprender a reconocer cuándo no se está bien o cuando no nos sentimos bien. No obstante este reconocimiento requiere estar en contacto constante con nosotros mismos.

«Por ejemplo, antes de la pandemia las personas ya vivían con ansiedad y depresión, pero al salir de los trabajos, a lo mejor iban por una copa con los amigos o hacían alguna actividad que de alguna forma los distraía. Pero con la pandemia, la gente se vio obligada a pasar tiempo con ellos y se dieron cuenta que no sabían pasar tiempo consigo mismos», explicó.

Por esta razón las enfermedades mentales, como la ansiedad y la depresión, crecieron durante estos momentos de confinamiento.

«Tenemos que aceptar cuándo no nos sentimos bien y estar en la disposición de pedir ayuda, sobre todo a profesionistas de la salud mental».

Y es que las estadísticas indican que 75% de los trabajadores mexicanos padecen burnout, una situación que se agravó con la pandemia, y que nos dejó por arriba de China y Estados Unidos.

«Nosotros tenemos que aprender a decir: ‘yo vivo con ansiedad y necesito hacer algo al respecto, necesito ayuda para lidiar con mis emociones, necsito aprender a resolver conflictos e inteligencia emocional'», dijo.

Además, Lara aclara que se debe tomar la iniciativa para acudir con especialistas para poder lidiar con nuestras enfermedades.

Si necesitas ayuda puedes ingresar a la página de la SAK Fundación para ser atendido por expertos

Si pasaste por una experiencia similar puedes contarnos tu historia a este mail editorial@businessinsider.mx

AHORA LEE: La relación entre soledad e inteligencia tiene un impacto en la salud mental, según un estudio

TAMBIÉN LEE: Así es como los problemas financieros afectan la salud mental de los mexicanos

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter