Rosalinda Ballesteros

Rosalinda Ballesteros

La Ciencia de la Felicidad

Quien no escucha los cambios en el mercado, tiene altas probabilidades de caer en problemas. 

Eso es lo que está por pasar a muchas organizaciones que han logrado sobrevivir a la pandemia; pero que no han tomado decisiones profundas en sus formas de operación y de gestionar su talento. Esto se puede deber simplemente a que creen que, si ya resistieron lo peor, lo mejor está por venir.

Los movimientos laborales en Estados Unidos de trabajadores que no quieren regresar a sus actividades comunes ‚ÄĒcon horario de oficina, de 40 o 50 horas por semana‚ÄĒ son una fuerte llamada de atenci√≥n. 

La pandemia nos mostró que hay otras formas de trabajar y conciliar el espacio personal y laboral. Hay muchas tareas para ambas partes.

Para muchos trabajadores que tuvimos el privilegio de laborar desde casa estos meses, fue un reto enorme introducir la rutina del trabajo al hogar; organizar la agenda familiar, as√≠ como introducir con gran indiscreci√≥n las pantallas, c√°maras y micr√≥fonos para transgredir las barreras de lo p√ļblico y de lo privado.

Para las organizaciones, result√≥ una gran incertidumbre no tener una seguridad visual de que el colaborador cumpl√≠a con sus tareas; arriesg√≥ gran parte de su seguridad al abrir las puertas de su informaci√≥n a las avenidas del internet y a la confianza depositada en sus colaboradores. 

Las partes ya probaron ambos mundos y muchos trabajadores están dispuestos a dejar sus puestos porque no les ofrecen un ambiente magnético, positivo, que les genere percepción de valor. Muchas empresas están preocupadas por esto, otras, no. No lo ven venir, no escuchan los mercados.

Los cambios en el mercado no son algo reciente, s√≥lo que la pandemia lo hizo m√°s evidente. 

Al ver esta situación en los primeros meses de la pandemia, el Instituto de Ciencias del Bienestar y la Felicidad, con la colaboración de Business Insider, nos dimos a la tarea de crear una herramienta que nos ayudara a medir las condiciones del ambiente organizacional. La llamamos BEAT y hemos comentado en este espacio antes y de las cuales este sitio publicó el estudio.

Algunos de los resultados nos alertan sobre esta situaci√≥n. 

Cuando dialogamos con miembros de las empresas que participaron en este primer ejercicio, descubrimos que algunas ya tenían claro que había un problema gestándose en el ambiente laboral, lo cual los motivó a evaluar con nosotros cuál era su situación particular. Querían saber qué les preocupa y ocupa a los miembros de su organización para generar ese ambiente que retenga al talento ganador. El diagnóstico les ayudó a saber por dónde iniciar esos cambios.

Hubo otro grupo en que el resultado que obtuvieron fue una sorpresa, no se lo esperaban. He visto que sus l√≠deres tuvieron la oportunidad de reflexionar sobre d√≥nde est√°n y que ya se alistan para indagar qu√© deben hacer, esto tambi√©n es positivo. 

Sin embargo, hay un tercer grupo de empresas que no obtuvieron el resultado positivo, no lo esperaban y no le dieron importancia. En este grupo probablemente estar√°n las que comiencen a tener una alta rotaci√≥n. 

Habr√° quien piense que no es un gran problema, pero hay que recordar que al inicio de la pandemia muchas empresas tuvieron que recortar personal. As√≠ que yo dir√≠a que hay mucho de qu√© preocuparse, pues si pierden otra vez personal, las curvas de aprendizaje ser√°n largas y se perder√°n el periodo de recuperaci√≥n que ya estamos viendo. 

Los colaboradores que han permanecido en las organizaciones durante la pandemia han demostrado ser resilientes, adaptables y con alto nivel de compromiso, las empresas deberían querer retenerlos y, por supuesto, deberían hacer algo.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookInstagramLinkedInTwitter y Youtube

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n