• Es intimidante comenzar un nuevo trabajo de forma remota y formar una red completa de conexiones de trabajo a través de pantallas Zoom.
  • Pero para mí y mi contratación de 2020, empezar a trabajar desde casa se ha convertido en la norma. Cuando me uní a Insider en julio, me incorporé de forma completamente remota.
  • Hasta el día de hoy, todavía no he conocido a ninguno de mis compañeros de trabajo en persona, pero he tomado medidas para conocerlos y formar relaciones significativas. Así es como lo hice.

Han pasado más de seis meses desde que me uní a Insider, y aunque vivo a unas pocas paradas de metro de la oficina de la compañía en Nueva York, todavía no he puesto un pie dentro. No hay un asiento designado para mí en la oficina. Ni siquiera he conocido a ninguno de los compañeros de trabajo con los que colaboro todos los días. 

Me incorporé como colaborador editorial escribiendo para la sección de Estrategia de Business Insider en julio. Fue mi primer trabajo después de graduarme de la universidad y mi primera firma en una publicación de medios digitales. Pero solo había un aspecto por el que no estaba tan ansiosa: también era mi primer trabajo remoto, y uno en el que no conocía a nadie. 

Desde entonces, he recorrido un largo camino al intentar aprender todos los nombres desconocidos en la lista de la compañía. He llegado a un punto en el que conocer gente nueva y charlar con ellos de forma virtual ha comenzado a parecerme natural, y esto ha jugado un papel muy importante en sentirme cómodo en una nueva empresa, tanto que no dudé cuando obtuve la oferta para permanecer en Insider como reportera a tiempo completo. 

¿Cómo relacionarte con tus compañeros de trabajo cuando todos se encuentran en home office?

Relacionarte con tus compañeros de trabajo es una parte crucial de la experiencia laboral, aún estando en home office. Cuando nos llevamos bien con nuestros compañeros de trabajo, tenemos una mejor salud mental y somos más productivos. Pero a medida que empresas como Google y REI comienzan a cambiar a modelos de trabajo remoto híbrido o remoto a largo plazo, más empleados nuevos como yo tendrán que aprender a formar vínculos con compañeros de trabajo a través de una pantalla. 

Comenzar un nuevo empleo de forma remota es intimidante. Pero para mí, y para el resto de mi generación del 2020, se ha convertido en la norma. Me compadecí de mis amigos por las dificultades de la introducción de Zoom, la monotonía del día de trabajo y lo extraño que se siente levantarse de la cama y ponerse inmediatamente a trabajar. 

Probablemente no haya un reemplazo virtual para una conversación junto al garrafón de agua o tener un compañero de trabajo sentado al otro lado del pasillo. Pero he aprovechado el tiempo que tengo frente a la pantalla durante la jornada laboral para construir relaciones laborales significativas.

Sobrecomunicarse

En mi primer día de trabajo, mi editor me dio un consejo que me tomé en serio: no temas comunicarte en exceso.

En una oficina física, no lo pensaría dos veces antes de inclinarme hacia la persona que está a mi lado para solucionar un problema técnico o pedir una segunda opinión sobre un título o tema. Pero cuando me veo obligado a escribir el mismo pensamiento, tengo más tiempo para adivinar: ¿ debería hacer esta pregunta? ¿Sería demasiado complicado de explicar en el chat del trabajo? 

Hay algo de validez en esto; a veces solo se necesita un minuto más para descubrir que puedes resolver el problema tú misma, por lo que puede valer la pena pensarlo dos veces antes de preguntar algo. Pero también aprendí que, al hacer preguntas constantemente y asegurarme de aclarar, también estoy aprendiendo más sobre mi equipo y lo que valoran.

Heidi Brooks, profesora de comportamiento organizacional en la Escuela de Administración de Yale, le dijo a CNBC que establecer una relación constante con los colegas puede generar una sensación de seguridad psicológica. Eso significa que cuanto más constantemente te comuniques con tus compañeros de trabajo, más podrás comenzar a confiar en ellos y a ser honesto sobre cómo colaborar mejor en los proyectos. 

Es por eso que me aseguro de no pensar demasiado antes de enviar mensajes o realizar una video llamada. Lo más probable es que tu equipo no se sienta tan agobiado por tu consulta como puedes llegar a creer.

Encuentra formas de socializar 

relacionarte con compañeros de trabajo
Relacionarte con tus compañeros de trabajo es una parte crucial de la experiencia laboral, aún estando en home office | May Teng 

Aparte de colaborar en el trabajo, también disfruté conocer a mis compañeros de trabajo a un nivel más personal. 

Esto es un poco más difícil de coordinar, incluso para quienes han trabajado en la empresa durante algún tiempo. Un informe reciente de Clutch de más de 300 trabajadores encontró que el 63% pasa menos tiempo socializando con colegas desde el inicio de la pandemia. 

Ayuda si tu equipo puede reservar un tiempo regular para vincularse. Dentro de mi equipo, por ejemplo, hay una reunión virtual para platicar cada quince días en el calendario, donde podemos conectarnos desde la comodidad de nuestro hogar. 

Si las llamadas de Zoom de grupos grandes son abrumadoras, es útil coordinar reuniones remotas más pequeñas y menos formales. Después de unas semanas, conocí a los otros miembros de mi equipo que también se habían unido de forma remota. Rápidamente nos llevamos bien y nos dimos tiempo para nuestras propias conversaciones virtuales, creando un espacio donde pudimos discutir nuestras experiencias compartidas. 

Muchas empresas se han vuelto creativas con la vinculación de su equipo. Desde clases de cocina virtuales hasta una noche de cine, hay muchas formas de relacionarte con tus compañeros de trabajo, aún estando en home office.  

Puede resultar extraño reunirse de forma remota con personas que nunca antes habías conocido, pero reconocer la incomodidad puede hacer que la experiencia sea más fácil para todos. Durante una de esas fiestas virtuales, nos dio mucha risa el no saber las estaturas de los demás a pesar de que trabajamos juntos regularmente, y luego hicimos una dinámica de adivinar qué tan alto era cada persona, con resultados muy divertidos. 

Llega a los demás

En una organización grande como Insider, admiro a muchas personas, pero no tengo la oportunidad de trabajar con ellos a diario. Eso significa que depende de mí tomar la iniciativa de comunicarme si quiero conocerlos. 

Fue intimidante al principio. Cuando me sentí particularmente nerviosa, fue la presentación a través de Zoom, pensaba en las preguntas que tenía para mis compañeros: una especie de plan de acción, para saber qué decir cuando encendieran la cámara y el micrófono. 

No hubo una sola persona que rechazara mi solicitud de una charla de café virtual para conocerme. De hecho, hicieron que mis solicitudes se sintieran bienvenidas y que estaban ansiosos por ofrecer cualquier consejo o ayuda que pudieran. De hecho, las investigaciones muestran que a las personas les gusta sentirse útiles y es más probable que perciban que alguien que busca consejos y hace preguntas es agradable. 

A medida que me relajé con el tiempo, las charlas de café se sintieron menos como entrevistas informativas y más como lo que eran: conversaciones informales, pero significativas, entre colegas. 

Todavía estoy esperando el día en que pueda conocer a mis compañeros de trabajo en persona. Pero cuando llegue ese día, tengo la sensación de que será menos como una serie de primeras presentaciones y más como un reencuentro con rostros familiares y viejos amigos. 

AHORA LEE: Con la Ley de home office, ¿le conviene a tu empresa adoptar este modelo o con las nuevas obligaciones se pierden los beneficios? Esto dicen los expertos

TAMBIÉN LEE: 12 formas creativas en las que las empresas mantienen felices a los empleados en este momento: desde noches virtuales de pintura hasta una estadía gratuita en un Airbnb

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter