• Samantha Losey es la directora de Unity, una empresa de relaciones públicas.
  • La compañía lleva a cabo un piloto para ajustar la semana laboral a cuatro días.
  • Losey dijo que, después de una transición accidentada, el nuevo calendario ha sido una revelación.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos.

Para Samantha Losey, directora general de Unity, una firma de relaciones públicas en Londres, fue el agotamiento por la pandemia en la última etapa de su equipo lo que la convenció de que algo tenía que ceder, al menos en la semana laboral. Hacer tareas sin descanso no era sostenible para las personas.

Por esa época, leyó un libro sobre la promesa de una semana de trabajo de cuatro días. Quizás una alternativa a la rutina de lunes a viernes estaba al alcance.

Así comenzó la participación de su empresa en un programa piloto de seis meses de una semana laboral de cuatro días. 

El programa, lanzado en junio, involucra a más de 3,300 empleados en todo Reino Unido que trabajan 80% de sus horas habituales por el 100% de su salario.

Losey dijo a Insider que la productividad no ha perdido el ritmo, la moral está alta y los empleados están más felices y menos estresados. Â«Ha funcionado increíblemente para nosotros», afirmó Losey.

Otras compañías están teniendo un éxito similar. Los resultados preliminares del programa piloto sugieren que el nuevo horario está funcionando bien.

En una encuesta de 41 organizaciones participantes realizada este otoño, 86% precisó que sería «probable» o «extremadamente probable» considerar mantener una semana laboral de cuatro días tras el ejercicio de prueba.

Unity ya ha decidido hacerlo permanente. Mientras tanto, el gigante de bienes de consumo Unilever afirmó esta semana que ampliaría su prueba de una semana laboral de cuatro días a los empleados australianos después de un exitoso programa piloto de 18 meses en Nueva Zelanda.

En un momento en que las plantillas laborales de todo el mundo están recalibrando sus relaciones con sus trabajos y las firmas están comprendiendo lo que depara el futuro del trabajo después de la pandemia, la experiencia de Losey en Unity es un estudio de caso esclarecedor. 

Insider habló recientemente con ella sobre los efectos de la semana laboral de cuatro días en la retención y contratación de la empresa, así como en la salud y el bienestar del equipo.

Esta entrevista fue condensada y editada para mayor claridad.

Adaptación al nuevo horario

La directora general de Unity comentó que, para llegar a ello, fue importante utilizar diversas estrategias, pero una dificultad era el tipo de industria en la que se encuentran.

«Tienes que estar conectado todo el tiempo, y no habíamos entendido bien cómo funcionaban los traspasos. Atendemos de lunes a jueves o de martes a viernes. Así que solo tienes un equipo completo tres días a la semana. Es realmente desafiante entrar en el ritmo correcto y hacer que las personas piensen en la productividad de una manera diferente y respeten el tiempo de los demás», detalló.

Pese a las dificultades, así consiguieron un balance en la semana laboral

Losey señaló que, para conseguir la semana laboral de cuatro días, recortaron las juntas a solo cinco minutos, con un tiempo máximo de 15 minutos. Si había una reunión fuera de calendario, se cancelaba.

Disminuimos «todas las reuniones con los clientes a 30 minutos, lo que a les encanta. Resulta que a ellos no les gusta perder el tiempo más que a nadie. También implementamos un sistema de botones, que lo coloca en tres modos. Si tu luz es roja, estás atareado: no me interrumpas. Si eres ámbar, significa que puedes interrumpirme, pero estoy bastante ocupado, así que solo si es urgente. Y luego, si tu luz es verde, es: Ven a hablar conmigo. Estoy libre», agregó.

Alcanzando las metas de cinco días en solo cuatro

Aunque parezca descabellado, la experta indicó que sí es posible conseguir las metas planteadas para cinco días en solo cuatro.

«Puedo decir categóricamente que no hemos dejado caer nada. No estamos produciendo menos. No hemos perdido un solo cliente. El equipo está tan concentrado en querer y tener ese quinto día para ellos que laboran más duro, pero no más, en esos cuatro días», puntualizó.

Cambios en la salud mental

Una de las principales mejoras con la semana laboral de menos días se refleja en la salud mental.

De acuerdo con la ejecutiva, los resultados se observan en la felicidad, bienestar y disminución del estrés en las personas.

«Tenemos números tangibles que muestran que la salud mental de las personas se ha beneficiado. También, como anécdota, cuando le pregunto a la gente, ‘¿cómo te sientes?’, escucho ‘ya no me dan miedo los domingos’ o ‘no me siento estresado'», apuntó.

Losey recordó cuando el CEO del grupo acudió a su oficina.

«Me dijo: ‘¿Qué está pasando con tu equipo? Tienen tanta energía, están tan animados’. Y yo respondí: ‘es la semana de cuatro días'», rememoró.

Los efectos en la retención

La directora general de la firma de relaciones públicas declaró que nadie ha renunciado, aunque anteriormente su tasa de retención era buena.

«El mayor efecto ha sido en el reclutamiento. A principios de este año, nos costó encontrar candidatos de la calidad que buscábamos. Y luego, unas seis semanas después de la prueba, comencé a recibir currículums proactivos de personas que estaban interesadas en trabajar en ese tipo de entorno y en comprender mejor nuestra cultura. Ese ha sido un mega cambio que nunca podría haber anticipado», destacó.

¿La emoción terminará pronto?

Losey ahondó en el temor de que, cuando se acabe la «luna de miel» en el uso de la semana laboral de cuatro días, todo caiga.

«Realmente me preocupo por eso. En realidad es mi mayor preocupación», afirmó.

Consejos para quienes desean implementar una semana laboral de cuatro días

«Es una situación complicada al principio, pero hay que perseverar porque merece la pena. Cuando ves el valor y el impacto en tu gente y la manera en que regresa su chispa, es muy poderoso», dijo la experta.

Señaló que esta medida unió al equipo de una manera más sana, con apoyo constante y donde cada persona aporta para que el proyecto siga adelante.

«Sí, viene con complicaciones. Pero su valor en términos de retención, contratación y salud y bienestar no puede subestimarse», finalizó.

AHORA LEE: Profesores de escuelas de negocios califican la primera semana de Elon Musk en Twitter un caso de estudio de liderazgo fallido

TAMBIÉN LEE: Cuándo es el momento adecuado para que una pyme contrate personal que necesitan para escalar el negocio

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramTwitterLinkedInYouTube y TikTok

AHORA VE: