Ivonne Vargas

Ivonne Vargas

Laberinto Laboral

El indicador de la tasa de desempleo en M茅xico parece no causar problemas por estos d铆as.

De acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Ocupaci贸n y Empleo (ENOE), del Instituto Nacional de Estad铆stica y Geograf铆a (Inegi), al cierre del primer trimestre de 2024, apenas 2.5% de la poblaci贸n en edad de trabajar y en b煤squeda activa de un empleo no consigui贸 ocuparse.

Es el m铆nimo hist贸rico de la tasa nacional de desempleo, pero hay otros datos que se cuelan en este escenario 鈥減ositivo鈥. Un ejemplo es que las condiciones cr铆ticas de ocupaci贸n escalaron a 34.3%, el mayor nivel publicado por el Inegi. 

Una mirada profunda, a prop贸sito de todos los cambios pol铆ticos que hoy se viven, revela que la calidad del empleo no conoce sexenios y contin煤a siendo un problema significativo a帽o tras a帽o.

Siguiendo con la numeralia del Inegi, apunta hacia la p茅rdida de tan solo 10,000 empleos respecto al mismo periodo del a帽o anterior.

Estos trabajos, por cierto, cayeron por efecto de estacionalidad; por la falta de renovaci贸n de contratos en puestos creados para responder a la temporada alta, como es el mes de diciembre. Un fen贸meno natural y conocido en el mercado laboral, no confundamos este hecho con verdaderas pol铆ticas de Gobierno y empresariales que promuevan la formalidad. 

Un an谩lisis m谩s detallado nos deja ver dos aspectos. Primero, la persistencia de la informalidad como principal empleador en el pa铆s; y segundo, que M茅xico se recupera en empleos, principalmente, por el crecimiento de la demanda interna. Este es un incremento sostenido del consumo de las familias que estuvo ausente durante la pandemia, lo que implica m谩s poder de compra, detalla H茅ctor Maga帽a, coordinador de An谩lisis e Investigaci贸n del Centro de Investigaci贸n en Econom铆a y Negocios del Tecnol贸gico de Monterrey.

Pero, M茅xico vive en un paralelo de recuperaciones 

Los datos que acompa帽an ese incremento no son congruentes y hay vac铆os que son una tendencia.

Otro ejemplo: la ENOE report贸 que la poblaci贸n subocupada, aquella que labora jornadas reducidas y necesitan trabajar m谩s tiempo, disminuy贸 a 4 millones de personas, 6.52% menos que en el mismo periodo de 2023. Sin embargo, la subocupaci贸n masculina present贸 una reducci贸n notable, mientras que la femenina no se mueve y se mantiene constante.

En el caso de los varones, hablamos de 2.6 millones en el primer trimestre de 2023 a 2.4 millones. En ellas es de 1.6 millones en ambos trimestres. 

Adem谩s, tres de cada cuatro varones en M茅xico (76%) se encuentra en el mercado laboral, mientras en las mujeres es menos de la mitad (46%). Como resultado, la tasa de desempleo masculina y femenina en el primer trimestre de 2024 es de 2.4% y 2.7%, respectivamente. 

Se vuelven, insisto, realidades paralelas y no congruentes sobre ese supuesto mejor empleo.

La ligera disminuci贸n en la subocupaci贸n, no es sostenible. 鈥淐uando se observa hist贸ricamente este n煤mero nos damos cuenta de que suele ir al alza y que las personas pasan con mayor rapidez a la informalidad. Que aparezca en esta encuesta ligeramente m谩s bajo no es un comportamiento- tendencia鈥, precisa Maga帽a.

El otro punto es que el crecimiento de empleos no est谩 apalancado por inversi贸n, sino precisamente por el aumento del gasto en las familias. Con valores ajustados por estacionalidad, durante el primer bimestre de 2024, la inversi贸n increment贸 11.9% en el pa铆s, tasa anual que resulta inferior a 12.9% registrado en igual periodo del a帽o anterior, de acuerdo con el Centro de Estudios de las Finanzas P煤blicas.

H茅ctor Maga帽a se帽ala que para hablar de 鈥榚mpleos de calidad鈥 se requiere, s铆 crecimiento econ贸mico, pero tambi茅n inversi贸n; porque este 煤ltimo es un multiplicador de oportunidades de empleo formal. Nos queda a deber que la creaci贸n de empleo o disminuci贸n de desocupaci贸n sea fuertemente asociada a la recuperaci贸n econ贸mica.

La realidad es que M茅xico transita por un camino estrecho y nada sencillo de recorrer, concluye el investigador y me parece una pregunta importante con la cu谩l cerrar. 

C贸mo transitar la generaci贸n de trabajo atendiendo el crecimiento econ贸mico sin descuidar los desequilibrios de oportunidades, la batalla por la inversi贸n extranjera. ni la otra guerra 鈥攗na de las m谩s fuertes鈥, la de formaci贸n de talentos.

Que la mano de obra est茅 lista en el momento requerido y que las empresas pueden emplearla es un reto. As铆 que los empleadores necesitan ser claros en las competencias que bien trabajadas contribuyen a la estrategia y, por tanto, a la cultura empresarial; una que puede ser de 茅xito o fracaso seg煤n el trabajo realizado y que realmente libera el potencial de las personas.聽

empleo en M茅xico | business insider mexico

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posici贸n por parte de Business Insider M茅xico.

Descubre m谩s historias en Business Insider M茅xico

S铆guenos en Facebook, Instagram, LinkedIn, TikTok, Threads, Twitter y YouTube

Consulta a m谩s columnistas en nuestra secci贸n de Opini贸n