• Si se sientes estancando en tu empleo, podrías beneficiarte de una estrategia para elaboración de tareas y trabajos.
  • Esto implica realizar cambios en diversos aspectos, como tus responsabilidades, interacciones y perspectivas.
  • Tres expertos explicaron de qué se trata este plan y cómo se puede utilizar para salir de la rutina diaria.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos.

La próxima vez que te sientas «estancado» o que, posiblemente estés deprimido, podrías considerar la estrategia de «elaboración de trabajos» para salir de ese momento.

«Se trata de cambiar activamente tu propia labor para que se adapte mejor a tus valores, fortalezas y pasiones», dijo Justin Berg, profesor asistente de comportamiento organizacional en la Escuela de Graduados en Negocios de Stanford y coautor de varios artículos sobre la elaboración de puestos laborales.

Mientras que el rediseño tradicional del trabajo generalmente implica que los empleadores y los jefes realicen cambios, la elaboración de trabajos permite que la plantilla laboral tome la iniciativa.

Métodos para implementar la elaboración de trabajos

Hay tres formas de elaboración de trabajos: tarea, relacional y cognitiva.

1. Tarea

La primera consiste en modificar tus labores y responsabilidades. Piensa en el porcentaje de tu jornada laboral dedicada a cada tarea y el orden en que las realizas.

«Es como tomar una foto de cómo estás haciendo tu trabajo actualmente», comentó Jane Dutton, quien también es coautora de varios artículos sobre creación de trabajos y es profesora distinguida emérita de administración de empresas y psicología de la Universidad Robert L. Kahn en la Ross School of Business de la Universidad de Michigan.

Pregúntate si hay tareas que te gustaría hacer más para explorar un nuevo interés o desarrollar nuevas habilidades. Por el contrario, considera si hay responsabilidades que te gustaría reducir.

Dutton aconseja pensar en tus valores fundamentales y fortalezas. A partir de ahí, señala: «¿Cómo se expresan estas fortalezas y valores en la manera en que estás haciendo tu trabajo actualmente? Si hay desalineación, puedes imaginar diferentes ‘caminos’ en que podrían cambiar las cosas. Eso da algunas direcciones hacia dónde seguir».

2. Relacional

La elaboración de trabajos relacionales implica alterar la red de personas con las que tienes contacto en el empleo. Haz un balance de ellas. Â¿Puedes aumentar, reducir o dar forma a interacciones que te dejen particularmente energizado o agotado?

3. Cognitiva

Por último, la elaboración cognitiva de los trabajos requiere un cambio de perspectiva. Presta atención a cómo hablas de tu empleo con otras personas y ve si hay una mejor manera de pensar sobre él.

Rob Baker, fundador de la consultora de Recursos Humanos con sede en el Reino Unido Tailored Thinking y autor de un libro sobre la creación de puestos de trabajo llamado «Personalización en el trabajo», sugiere que las personas comiencen poco a poco haciendo un ajuste que les lleve de 10 a 15 minutos al día. 

Les pregunta a sus clientes: «¿Cómo pueden hacer que su trabajo sea 1% mejor?».

También aconseja que realicen una lista de tres categorías: cosas que le gustaría ampliar, aspectos que quisieran reducir y cosas que les gustaría cambiar o mejorar. 

Los límites en la elaboración de trabajos

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la elaboración de trabajos tiene sus límites. 

Puede ser mucho más accesible para algunos trabajadores, especialmente donde hay más apertura. 

De manera similar, las mujeres y las personas de color a menudo tienen menos libertad de acción para hacer ajustes en sus trabajos.

Y debido a que esta estrategia requiere que el empleado remodele su labor, el empleador se hace cargo de parte de la responsabilidad de hacer que el trabajo sea sostenible.

Otro problema potencial es que la elaboración de trabajos podría llevar a los trabajadores a hacer más tareas por el mismo salario, por lo que los empleados deben esforzarse por lograr el equilibrio para evitar excesos.

Del mismo modo, ten en cuenta que, a pesar de los cambios, es probable que todavía se espere que cumplas con los requisitos iniciales del empleo.

Quizás lo más importante es que no puedes crear un trabajo para salir de una situación laboral que, para empezar, no se ajusta o simplemente es mala.

«No debería ser una herramienta que termine haciendo que las personas se sientan complacientes en trabajos que no se adaptan bien a ellos, o quizás, lo que es más importante, en empleos en los que están mal pagados o infravalorados», aseveró Berg. Â«La elaboración de trabajos no es una panacea».

Puede tomar muchos intentos para hacerlo bien. Supervisa los ajustes que funcionan y los que no funcionan para ti con el tiempo; luego reajusta según sea necesario, dice Baker.

«A menudo, las organizaciones piensan que solo hacemos nuestro trabajo fijamente, pero eso no es lo que la gente quiere y no es la mejor manera de desempeñarnos en nuestro trabajo», finalizó.

«Deberíamos ver nuestros trabajos como algo que cambia y evoluciona continuamente».

AHORA LEE: 10 razones por las que el liderazgo emocional te llevará al éxito

TAMBIÉN LEE: 4 maneras de mejorar tu control de emociones en el trabajo

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: