Ivonne Vargas

Ivonne Vargas

Laberinto Laboral

Cuando una persona cree que una droga o un medicamento tienen cierto efecto sobre él o ella, aunque no haya fundamento científico o fisiológico, se conoce como efecto placebo.

Sin ir muy lejos, estos d√≠as he vivido este fen√≥meno con mi ‚Äúcompra de invierno‚ÄĚ, que consiste en miel, equin√°cea, t√© de lim√≥n y otras cosas que no tienen sustento m√©dico, pero para m√≠ funcionan. Seguramente no soy la √ļnica en creer en estos remedios o en las pulseras rojas para evitar la ‚Äúmala energ√≠a‚ÄĚ.

Incluso investigadores en neurociencia hablan de este efecto refiriéndose a una reacción que se presenta en una parte del del cerebro, llamada accumbens, la cual se vincula a la sensación de recompensa y ayuda a que la voluntad de la persona se convierta en acción.

Dejando a un lado la anatomía del cerebro, resulta que el elemento predominante en el efecto placebo es la confianza, pues la persona verdaderamente espera que determinando método le haga bien. Y esa idea no está del todo desvinculada de lo que sucede en el ámbito laboral y de los líderes y su liderazgo.

¬ŅC√≥mo se da el efecto placebo en el liderazgo?

Es muy claro ver c√≥mo afecta a los equipos ‚Äď en un sentido negativo- la escasa o mala comunicaci√≥n del jefe sobre los objetivos que se persiguen en su √°rea y en la empresa, sobre todo en estos momentos de incertidumbre.

Si no hay informaci√≥n clara sobre qu√© se espera de nosotros, se pierde la capacidad para desempe√Īarse en una situaci√≥n y, por consiguiente, disminuye la confianza activ√°ndose ese n√ļcleo de accumbens del que hablamos.

En palabras pr√°cticas: disminuye la capacidad de motivaci√≥n, lo cual despu√©s intenta recuperarse -muchas veces ya en forma tard√≠a- con una peque√Īa charla, un taller que realiza un tercero, pero en el cual no siempre cree el l√≠der o una palmadita del jefe.

No es que estas acciones estorben. El problema aqu√≠ es que la desinformaci√≥n, la mala gesti√≥n del equipo, la rigidez para reconocer a los empleados, la imposibilidad de reconectar a la gente a trav√©s de aquello que lo motiva, se vuelva lo com√ļn, es decir, un mal liderazgo.

Eso hace que las personas esperemos nuestra ‚Äėpastilla m√°gica‚Äô para salir adelante, sea un aumento de sueldo, la colocaci√≥n en otro trabajo, que el jefe decida a renunciar, cambiarnos de equipo y un largo etc√©tera.

El efecto placebo, de manera preventiva, puede ser algo tan b√°sico c√≥mo preguntar a los equipos ¬Ņcu√°les son sus preocupaciones en este momento?, y de esa manera se genera una idea de comunicaci√≥n positiva, y de certidumbre, entre jefe y empleados, lo que ser√≠a un buen liderazgo.

Seguimos en pandemia, con una elevada dosis de inseguridad que no es alentadora de confianza, y s√≥lo 55% de los colaboradores siente que las empresas est√°n preparadas para cambiar y comunicar las transformaciones de manera r√°pida y efectiva, seg√ļn se indica en el informe Tendencias de Capital Humano de Deloitte.

La empresa tiene emociones ¬°Hay que reconocerlas!

Tecnolog√≠a parece ser uno de los √ļnicos remedios en medio del confinamiento, porque adem√°s permite individualizar todo: trabajo, aprendizaje, compras.

Pero los empleados quieren un sentido de pertenencia m√°s amplio de lo que puede representar recibir unas instrucciones v√≠a telef√≥nica y por computadora. Uno de los primeros pasos es entender que la organizaci√≥n, a trav√©s de sus l√≠deres y empleados, vive cierto estado de ‚Äėsalud‚Äô. A partir de identificar ¬Ņc√≥mo se sienten los colaboradores? es que se puede trabajar en diferentes din√°micas para generar un efecto de bienestar en las personas.

¬ŅCu√°l es el estado de salud de la empresa?

Santiago Vázquez, autor del libro La Felicidad en el Trabajo y en la Vida, y director del Centro de Liderazgo Emergente del Instituto Tecnológico de Monterrey, hablas de las siguientes emociones en el lugar de trabajo.

¬ŅCu√°l de √©stas te hace sentido en tu vida laboral?

Resentimiento

Este estadio se da cuando se ha vivido un episodio muy negativo del que se culpa a la empresa, y las personas se sienten resentidas con ella. En esta fase, aunque se intente cambiar el rumbo, tomando las medidas necesaria , las sugerencias no se tomarán en cuenta ni se escucharán. Es imprescindible cambiar la emoción del empleado refiriendo actos positivos que estos hayan realizado.

Resignación

Es un estadio emocional desmotivado. Tras cicatrizar la herida, abandonamos el sentimiento ‚Äėantiempresa‚Äô, pero no hay todav√≠a un nivel de energ√≠a, iniciativa, implicaci√≥n y ganas de aportar lo adecuado. En esa fase se respira tristeza y apat√≠a.

Serenidad

Estado positivo, estable y tranquilo en as personas eval√ļan objetivamente a realidad y est√°n abiertos al aprendizaje, pero pueden carecer de la iniciativa.

Expansión y crecimiento

Es el estadio emocional más positivo. En este estadio, incluso cuando la empresa toma decisiones equivocadas, la gente lo toma con sentido constructivo y positivo. En esta fase fluyen la creatividad, la innovación y lo positivo.

Ivonne Vargas | Laberinto Laboral | Opinión | Liderazgo | Business Insider México
Imagen | Brenda Peralta

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , Instagram y Twitter

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n