• Los aliados de Trump comenzaron a atacar a Taylor Swift en las últimas semanas.
  • Si Trump decide criticarla personalmente, se meterá en un enorme problema.
  • La base de seguidores adultos de Swift en Estados Unidos es tan grande como el conteo de votos de las presidenciales de 2020.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Threads? Síguenos.

Si el expresidente de Estados Unidos Donald Trump y su campaña deciden atacar a Taylor Swift, tendrá que derrotar a una fuerza mucho más aterradora y peligrosa que la campaña de reelección de Joe Biden: sus fans.

Después de semanas de que expertos de los medios republicanos y un excandidato presidencial la convirtieron en una villana —incluso llegando a decir que es una operación psicológica del Departamento de Defensa— parece casi seguro que Trump saltará a la palestra pronto, después de que Rolling Stone reportara que uno de sus confidentes predijo una “guerra” contra la estrella del pop.

Si la persigue, podría ser el mayor error de su campaña de 2024 hasta el momento. Se inyectaría innecesariamente en un discurso negativo con pocas posibilidades perceptibles de tener éxito.

Esto se debe, por supuesto, a que la base de fans comprometidos de Taylor Swift (que se apodan a sí mismos como “Swifties”) la apoyan mucho más a ella que el movimiento “Make America Great Again” (MAGA) del expresidente.

Swifties podrían cambiar el rumbo de las elecciones presidenciales de Estados Unidos

El número de seguidores de la cantante también parece ser mayor que el de los de Trump en Estados Unidos.

Una encuesta de Morning Consult de marzo de 2023 estimó que 53% de los adultos estadounidenses se consideran fans de Taylor Swift. Esta es una base de apoyo sorprendentemente grande.

Para poner eso en perspectiva, el censo estadounidense de 2020 encontró que hay alrededor de 258.3 millones de adultos en el país. Si eso y la encuesta antes mencionada son correctos, eso significa que hay casi 137 millones de partidarios de Swift en edad de votar en todo Estados Unidos.

Esto también equivale a 60% del número total de votos emitidos en las elecciones presidenciales de 2020 para Biden o Trump.

La percepción general es que los Swifties son abrumadoramente demócratas o de izquierda. Sin embargo, se estima que los liberales representan alrededor del 55% de su base de fans.

Esto significa que hay más de 100 millones de Swifties republicanos que el expresidenta corre el riesgo de alienar.

Claro, muchos de esos millones de fans conservadores no cruzarán el pasillo en represalia por mancillar el nombre de Swift. No obstante, Biden ganó nueve estados en 2020 por menos de 100,000 votos. 

Si solo una pequeña fracción de los seguidores republicanos de la estrella desertara por tales ataques, podría ayudar legítimamente a Biden a conseguir un segundo mandato en la Casa Blanca.

Un colega mío fue tachado sin fundamento como pedófilo, engañaron a su familia y recibió amenazas de muerte de Swifties. Esto se debió simplemente porque disfrutó más de la reciente gira de Beyoncé que de la de Swift.

La condena de los Swifties a esa opinión, por menor que fuera, resalta una razón importante por la que son más peligrosos para los planes de reelección de Trump que cualquier líder demócrata en el país.

Mientras que los demócratas se han negado rutinariamente a a no responder el acoso de Trump, los fans de Taylor Swift nunca se han reprimido y no están sujetos a los mismos estándares ni en posiciones de poder.

Si Trump y su círculo siguen adelante con su “guerra” contra la estrella del pop, deberán estar preparados para lo peor.

El infierno no tiene furia como la de un Swiftie enojado.

AHORA LEE: 2024: el año en que la democracia afrontará su mayor reto en América

TAMBIÉN LEE: Donald Trump se atribuye que las acciones alcanzaran máximo histórico en EU

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube, TikTok y Threads

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: