• El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que es “inmune” al coronavirus en una entrevista con Maria Bartiromo de Fox News este domingo.
  • Aunque los expertos creen que la mayoría de las personas desarrollan una respuesta inmunitaria después de una infección por Covid-19, no está claro qué tan fuerte es esta respuesta o cuánto dura su protección.
  • No hay indicadores que puedan determinar de manera confiable si Trump es inmune a una reinfección.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirma que es inmune al Covid-19, pero no hay manera de que esté seguro de eso.

“Parece que soy inmune, no sé, tal vez por mucho tiempo, tal vez por poco tiempo”, dijo Trump con María Bartiromo de Fox News este domingo.

“Podría ser toda una vida. Nadie lo sabe realmente”, agregó.

Trump también dijo que tenía “un brillo protector”, un concepto que no aparece en la literatura médica ni en la investigación científica sobre el virus.

Un comunicado de prensa publicado este sábado por el médico de la Casa Blanca, Sean Conley, no mencionó la inmunidad.

Conley escribió que Trump ya no era “un riesgo de transmisión para otros”, y agregó que continuaría monitoreando al mandatario conforme “regresa a un horario activo”.

“Ahora tienen un presidente que no tiene que esconderse en un sótano como su oponente. Tienen un presidente que es inmune”, dijo Trump. “Lo cual es algo muy importante, francamente”.

Sin embargo, es imposible saber si una persona es realmente inmune al Covid-19. ¿Trump podría volver a infectarse? Si su cuerpo ha lanzado una fuerte respuesta inmune, ¿cuánto durará?

El presidente de Estados Unidos tiene razón en una cosa: nadie lo sabe realmente.

No existe un indicador confiable sobre la inmunidad al Covid-19

Trump inmune
REUTERS/Carl Recine

Los expertos generalmente están de acuerdo en que la mayoría de los pacientes se alejan de una infección por coronavirus con cierto grado de inmunidad; pero no hay forma de saber si un individuo ha desarrollado una respuesta inmune lo suficientemente fuerte como para evitar la reinfección.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) informaron que los investigadores aún no han establecido “correlatos” o indicadores de inmunidad.

Las pautas de los CDC permiten que una persona infectada salga del aislamiento 10 días después de mostrar los primeros síntomas (siempre y cuando no tenga fiebre, sin tomar medicamentos para reducir este síntoma).

No obstante, esto se debe a que es poco probable que los pacientes de 10 días tengan suficiente virus como para infectar a otros. La agencia aclaró que esto no implica que las personas sean inmunes después de 10 días de enfermedad.

Todavía no está claro qué tan fuerte es la respuesta inmune ante el Covid-19, cuánto dura o qué hace que varíe entre las personas.

Algunas investigaciones indican que la inmunidad solo dura unos meses, y se han sospechado casos de personas que se reinfectaron varias semanas después de recuperarse del virus.

“Ahora sabemos que puede ocurrir una reinfección”, dijo a Nature en agosto John Wherry, inmunólogo de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia.

“No está claro qué tan frecuente es un evento de reinfección, o qué características de la respuesta inmune están asociadas con ella”, agregó.

La única manera de medir una respuesta inmune al Covid-19 es con una prueba de anticuerpos

Trump inmune
REUTERS/Pascal Rossignol

La forma más inmediata de medir una respuesta inmune es realizar una prueba de anticuerpos, proteínas que luchan contra los virus y pueden ayudar a prevenir la reinfección.

El miércoles, Conley dijo que Trump había dado positivo en anticuerpos, aunque podrían provenir del cóctel de anticuerpos experimentales de Regeneron que recibió el 2 de octubre.

Incluso si su cuerpo está produciendo sus propios anticuerpos, es posible que no lo protejan por completo.

“El hecho de que haya acumulado anticuerpos no significa que sea inmune”, dijo Marion Koopmans, directora del departamento de virosciencia del Centro Médico de la Universidad Erasmus en los Países Bajos, a la emisora ​​pública holandesa NOS en agosto.

Algunas investigaciones han sugerido que los anticuerpos pueden desaparecer solo unas semanas después de la infección.

Ahí es cuando los glóbulos blancos —los árbitros de la inmunidad a largo plazo— intervienen. Estos incluyen las células B, que producen anticuerpos, y las células T de memoria, que rastrean y destruyen las células infectadas y alertan a las células B de que es hora de comenzar a producir nuevos anticuerpos.

Un estudio publicado en agosto analizó la sangre de 206 personas en Suecia que tenían Covid-19 con diversos grados de gravedad. Los investigadores encontraron que, independientemente de si una persona se había recuperado de un caso leve o grave, aún desarrollaba una respuesta robusta de células T.

En general, las células T de memoria pueden durar años.

No obstante, aún no está claro cuánto tiempo estas células T recordarán el coronavirus, qué tan efectiva es su respuesta o cuánta protección pueden ofrecer a una persona determinada (como el presidente Trump). Se necesita mucha más investigación.

AHORA LEE: El Covid-19 puede dañar el esperma y causar infertilidad en hombres, según investigadores israelíes

TAMBIÉN LEE: 5 expertos en vacunas confiesan qué necesitarán saber antes de ponerse una vacuna contra el coronavirus

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn