Damián Maldonado

Damián Maldonado

Business Vision

Existen operaciones o actividades que realizamos como parte de nuestro trabajo o negocio, del día a día, que sin saber, pueden ocasionar que incurramos en un delito por el simple hecho de no dar aviso al Servicio de Administración Tributaria (SAT) de que las realizamos.

Por eso es muy importante que distingas si alguna de tus operaciones califican dentro de la definición de actividades vulnerables, establecidas por la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, comúnmente conocida como Ley Antilavado.

¿Qué es la Ley Antilavado?

Hay delitos que lastiman profundamente a la ciudadanía, como el narcotráfico, el robo y el secuestro,que tienen como finalidad esencial la obtención de recursos económicos para el crimen organizado.

Estos recursos constituyen el combustible para nuevas actividades ilícitas, pero para que estas organizaciones puedan disfrutar del producto de su delito, necesitan crear mecanismos que les permita que ese dinero obtenido de manera ilegal, pase por el sistema financiero y se “lave”, para que lo puedan utilizar sin ningún problema.

Por ello, en 2012 los legisladores crearon la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita o mejor conocida como la Ley Antilavado, con el fin de prevenir y detectar actos u operaciones que involucren recursos de procedencia ilícita, para así evitar el uso de recursos para su financiamiento.

La Ley Antilavado estipula una serie de actividades que son clasificadas como vulnerables, atendiendo a que son las más propensas a ser utilizadas por el crimen organizado para lavar dinero.

Si tú realizas alguna de estas actividades, estás requerido por ley para cumplir con una serie de obligaciones que eviten seas sujeto de sanciones monetarias, que pueden ir desde $868,800 pesos o hasta el equivalente al 100% del valor de una determinada operación, dependiendo del incumplimiento o abstención de las obligaciones de cada actividad vulnerable:

¿Cuáles son las “actividades vulnerables”?

Juegos con apuesta, concursos y sorteos; préstamos o créditos; servicios de construcción, desarrollo o comercialización de bienes inmuebles; comercialización de piedras y metales preciosos, joyas y relojes; distribución y comercialización de todo tipo de vehículos (terrestres, marinos y aéreos); arrendamiento; recepción de donativos por parte de organizaciones sin fines de lucro; operaciones con activos virtuales (medio de pago electrónico); prestación de servicios profesionales y de fe pública (notarios), entre otras.

¿Cuáles son las obligaciones que debo de cumplir si realizo actividades vulnerables?

Quienes realicen operaciones consideradas como vulnerables tendrán que cumplir con diversas obligaciones en la materia, tales como: darse de alta ante el portal designado por el SAT; identificar a sus clientes o usuarios por medio de la presentación de avisos e informes que detallaran los aspectos más relevantes de las operaciones que celebren como los datos generales de su cliente, el monto y otras especificaciones del producto o servicio; y, contar con un Manual de Cumplimiento en materia de Prevención de Lavado de Dinero que ayudará al cumplimiento de sus obligaciones.

¿Por el simple hecho de realizar alguna actividad vulnerable debo cumplir con las obligaciones de la Ley Antilavado?

No, ya que existen algunas actividades que para ser consideradas como vulnerables, tienen que rebasar determinados montos establecidos por la Ley Antilavado, mientras que otras lo son por su simple realización.

Por ejemplo, para que el arrendamiento sea considerado como una actividad vulnerable, su renta deberá equivaler a la suma mínima de $139,442.40 pesos., esto quiere decir que si la renta mensual o la suma de las rentas de 6 meses del bien en arrendamiento equivale o sobrepasa esa cantidad, deberán de realizar las obligaciones que correspondan a la actividad vulnerable estipulada en la ley.

¿Qué debo hacer si mis operaciones clasifican como actividades vulnerables?

Hoy más que nunca resulta sumamente importante dar cumplimiento a las obligaciones en materia de prevención de lavado de dinero.

Primero, porque para la actual administración la recaudación, a través de los mecanismos que contempla distintos marcos legales, se ha vuelto uno de los objetivos más importantes, así como la lucha contra la corrupción y el lavado de dinero.

Segundo, porque en suma a la crisis económica, que hoy padecen las empresas y familias, una multa por omisiones al cumplimiento de la Ley Antilavado podría ser devastadora para muchos negocios.

Por lo que si te encuentras dentro del supuesto de estar realizando actividades vulnerables establecidas por la Ley Antilavado, deberás asesorarte para dar cumplimiento a las obligaciones y, en su caso, regularizarte para no caer en el supuesto de sanciones monetarias que llegan a cantidades sumamente grandes o de gran relevancia para empresas de todos los tamaños.

De ahí radica la importancia de que las empresas mexicanas adopten una cultura de la prevención de riesgos y mejoren sus políticas de cumplimiento, para evitar a toda costa contingencias con las autoridades reguladoras que resultan más costosas en dinero y prestigio empresarial.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a más columnistas en nuestra sección de Opinión